Seis cosas sobre la industria de alimentos para saber
My Press

Domingo, 18 de noviembre de 2018

Seis cosas sobre la industria de alimentos para saber

  Superalimentos, antibióticos, cibofobia, CTI alimentarias, reciclaje y el futuro de la industria alimentaria

Publicado en: Ciudad de México, el por

Kantha Shelke, científica de alimentos, autora y docente, conversó con My Press sobre superalimentos, antibióticos en la cadena alimentaria, miedo a la comida, ciencia, tecnología e innovación alimentarias, formas de reciclar desperdicios producidos por las compañías dedicadas al sector alimentario y el futuro de la industria de alimentos. La entrevista se realizó luego de la conferencia magistral impartida en el marco de Food Tech Summit & Expo Mexico 2018, exposición que la fundadora de Corvus Blue LLC y maestra de la Universidad Johns Hopkins tituló ¿Cómo no permitir que la ciencia y las regulaciones impidan la innovación?

"Esto es lo que digo sobre los superalimentos: todo alimento es un superalimento. Porque existe este concepto del que habló Paracelso: la dosis hace el veneno. La dosis también hace el superalimento. Entonces, depende de cuánto comas y qué más comas con ello y cuál sea tu estilo de vida", planteó. En tanto científica de alimentos con experiencia en química alimentaria y nutrición, además de comprensión de fisiología, Shelke aseguró: "Solo existen buenas dietas, malas dietas y superdietas. Por lo tanto, cualquier cosa que reúnas con la idea de obtener diversidad y obtener lo que es adecuado para ti con base en tu estilo de vida, es un superalimento para ti".

En cuanto al rol de los antibióticos en las cadenas de producción alimentaria, explicó: "No hay rol para los antibióticos en el sector de producción de alimentos: si uno sigue buenas prácticas agrícolas y cría a sus animales con la dieta adecuada, el tipo correcto de higiene, mantiene todo limpio, no hay razón para [usar] un antibiótico". Y precisó: "Los antibióticos son excelentes si un animal está enfermo, pero un animal enfermo no debe usarse en un producto alimentario o en una cadena de suministro de alimentos". No obstante, según una noticia publicada por la Organización de las Naciones Unidas, se han registrado hasta 27 tipos diferentes de antimicrobianos en animales destinados a consumo humano, lo que incrementa los riesgos de propagar alimentos contaminados con dichos fármacos; anualmente, unas 700 mil personas mueren en el mundo por causas relacionadas con resistencia antibiótica.

La cibofobia es el miedo irracional a la comida, ya sea porque no aporte los nutrientes necesarios, su procedencia sea dudosa, pueda ocasionar una intoxicación, entre otros miedos; como toda fobia, se presenta con diferente intensidad en los individuos. Ahora bien, cuando no necesariamente es patológica, cuando en realidad solo es infundida por contenidos sin fundamentos esparcidos vía medios de comunicación y redes sociales, este miedo a los alimentos es un despropósito: "No hay lugar para el miedo cuando se trata de comida. Comida, la comemos todos los días, muchas veces al día, no podemos vivir sin ella". Y la única manera de contrarrestar tal miedo es educarse: "La mejor manera de aprender acerca de la comida es cuando eres joven; aprende cómo se hace la comida, cómo se puede hacer la comida, qué te hace, qué más puede hacer, porque así es como aprendes lo que es bueno para ti. Y, además, que no hay alimentos buenos ni malos, sino solo la forma en que se combinan, esto es lo que hace una buena dieta o una mala dieta".

Respecto a ciencia, tecnología e innovación alimentarias, destacó que, en particular la tecnología, "ha hecho algo que ninguna otra tecnología ha logrado: nos ha proporcionado alimentos, en todo momento del día, alimentos seguros, alimentos deliciosos, alimentos buenos para ti". Asimismo, hizo hincapié en las implicaciones dentro de la esfera del feminismo: "la tecnología alimentaria ha emancipado a las mujeres: ya no tienen que estar en la cocina durante cuatro o cinco horas al día; todavía pueden servir a la familia lo mejor de la nutrición y [a la par] seguir sus propias carreras y hacer algo que valga la pena en este mundo". Y abundó: "Tenemos alimentos enlatados, alimentos empacados, alimentos asépticos... La tecnología alimentaria ha hecho mucho por la humanidad, las personas que van a la guerra, las personas que viajan, las que están en los hospitales, las personas que acaban de tener un bebé. Hay alimentos para todos, todos traídos a ti por la tecnología y la cienciade los alimentos".

Otra de las cosas para saber es la enorme oportunidad que el reciclaje de los desperdicios de la industria alimentaria representa. Mencionó el ejemplo de los productos Rise, la cual toma el grano sobrante de la elaboración de cerveza, ese desperdicio de las cervecerías artesanales es reciclado y posicionado "como una fuente de fibra, con menos carbohidratos, más proteínas, para la industria de la panadería, para hacer pasta, para hacer cualquier cosa que puedas hacer de la harina". Sin embargo, hay otros desperdicios que podrían aprovecharse: "Piénsalo: después de hacer un jugo, la pulpa que se deja, ya sea de zanahorias o naranjas, se puede convertir no solo en una [fuente de] nutrición valiosa, sino que también puede ser un intermediario para los suplementos dietéticos y también puede usarse, un paso más allá, como cosmético"; Kantha detalló: "tu piel es el órgano más grande de tu cuerpo, y puedes aplicar esta nutrición sobre tu piel en forma de cosméticos y productos de cuidado personal".

Shelke enfatizó que los desperdicios de la industria alimentaria deben reciclarse, "nunca deben ir al relleno sanitario".

Por último, cuando se le cuestionó en torno al futuro de la industria de alimentos, la experta en ciencia, tecnología e innovación alimentarias comentó que: "Vamos a ver un gran cambio en la industria alimentaria en los próximos años, ya está ocurriendo en este momento. Lo que vamos a ver es gente que quiere usar nuestros recursos [naturales] con mucho cuidado. Existe un enorme valor en obtener también productos similares a la carne, similares a la leche y similares a los huevos de las plantas, que consumen menos recursos, de modo que se puedan distribuir más recursos de la Tierra sin que se desperdicien. Eso es lo que la tecnología de alimentos puede hacer por nosotros, para que las personas puedan comer este tipo de alimentos, tener los beneficios, los aspectos nutricionales y de disfrute, pero sin tener que agotar nuestros recursos".

 

 

NOTICIAS DE LA SECCIÓN

Ganadores de los Premios a la Innovación CES 2019

Incendios forestales en California y el cambio climático

Exoesqueletos, agujeros de gusano y vida extraterrestre en Marvel

Facebook corrige error para cuidar la privacidad de sus usuarios

Alimentos Salud Innovación

¿Te gustó el contenido?