¿Qué efectos tiene el consumo crónico de comida chatarra en el cerebro?

Ciudad de México  

Autor:

En comparación con la comida saludable, resulta mucho más barato consumir alimentos con alto contenido calórico pero bajo valor nutricional

 

Investigadores de la estadounidense Universidad de California publicaron un estudio sobre algunos efectos del consumo crónico de comida chatarra en el cerebro. Los resultados de su investigación llevada a cabo en roedores, "demuestran que el consumo crónico de comida chatarra puede interrumpir los procesos subyacentes al control adaptativo sobre el comportamiento de búsqueda de alimentos. Sugerimos que la desregulación resultante de la búsqueda de alimentos puede contribuir a la sobrealimentacióny la obesidad".

La comida chatarra es aquella de muy baja calidad alimenticia, productos pobres en nutrientes pero con altos contenidos de azúcar, grasa y sodio. Por ejemplo: frituras, refrescos, dulces, pasteles, helados, bizcochos, ciertas comidas rápidas (hamburguesas, pizzas, perros calientes, pastas instantáneas), alimentos procesados y refinados en general. Esos modernos alimentos "convenientemente" empacados y listos (o casi) para comer, explotan nuestras preferencias innatas por los azúcares, las sales y las grasas, ocasionan así antojos y una ingesta excesiva de alimentos en personas vulnerables.

Obesidad, una de las epidemias mundiales más alarmantes en materia de salud, es un grave problema que, en parte, resulta de los cambios en el suministro internacional de alimentos. En países en vías de desarrollo como México, donde además alrededor de 40 por ciento de la población es pobre, en comparación con alimentos saludables, resulta mucho más barato consumir alimentos con alto contenido calórico y bajo valor nutricional; en adición, la comida chatarra no solo es más barata sino que está casi en todas partes y al alcance de todos.

"Comer en exceso y la obesidad parecen representar un fracaso de los procesos homeostáticos multifacéticos que regulan el equilibrio energético y la diversidad nutricional, además hay cada vez más pruebas de que la exposición repetida a una dieta de comida chatarra puede exacerbar la situación al desregular aún más la alimentación y la búsqueda de alimentos", explican los científicos. Dietas deficientes pueden causar anormalidades persistentes tanto en el control de la conducta como en la cognición, y esto resulta en una toma de decisiones impulsiva, deficiencias motivacionales, amén de alteraciones en antojos y adicción a la comida.

Estudios realizados con roedores, plantean la posibilidad de que las ratas con repetida experiencia en consumo de alimentos chatarra sabrosos evalúen los alimentos de manera diferente, pues pueden ser menos sensibles a la saciedadespecífica. Dada la evidencia de deficiencias en el aprendizajey la memoriainducidas por la comida chatarra, estas dietas también podrían interferir con más aspectos cognitivos del control del comportamiento, como la capacidad de recuperar y hacer uso de asignaciones específicas de acción-resultado o estímulo-resultado.

De acuerdo con los investigadores, "las experiencias de consumo de alimentos chatarrapodrían ser particularmente relevantes y, por lo tanto, tener un impacto duradero en cómo decidimos qué alimentos vale la pena buscar. Sugerimos que la tendencia de las dietas de comida chatarra a interrumpir la selección de acciones para la recompensa de alimentos puede resultar de un aprendizaje relacionado con la dieta en lugar de undeterioro cognitivo permanente e incondicional". Una dieta de comida chatarra puede aumentar la impulsividaden variedad de pruebas de comportamiento.

Una búsqueda indiscriminada de alimentos puede reflejar la falta de control cognitivovertical sobre el comportamiento. De hecho, recientemente se demostró que unadieta refinada y obesógena (a base de alimentos procesados) puede aumentar la respuesta prematura e interrumpir los procesos de atención en una tarea de vigilancia. Y, recuerdan los científicos responsables del estudio, "se ha demostrado que las dietas ricas en grasa y carbohidratos perjudican el aprendizaje inverso...esto sugiere una capacidad reducida para inhibir la respuesta incorrecta o usar adecuadamente las asociaciones de resultados de referencia para guiar el comportamiento".

¿Qué efectos tiene elconsumo crónico de comida chatarra en el cerebro? "El acceso a una dieta de comida chatarra después del entrenamiento afectó la capacidad de las ratas para ajustar sus acciones de búsqueda de alimentos en respuesta a la devaluación de la recompensa inducida por la saciedad o las expectativas alimentarias desencadenadas". El acceso repetido a dietas chatarra puede llevar a cambios duraderos en el control del comportamiento que a su vez pueden contribuir a comer en exceso y a la obesidad.

 

SaludBienestarCiencia

¿Te gustó el contenido?

 

 

Recibe las noticias por correo

Entérate de la economía, noticias internacionales y el impacto en los negocios. Aviso de privacidad



 

Publicaciones más recientes