Investigadores descubren posible influencia de microbiota en obesidad
My Press

Lunes, 10 de diciembre de 2018

Investigadores descubren posible influencia de microbiota en obesidad

  Microbiota intestinal humana puede generar aumento de peso

Publicado en: Ciudad de México, el por

Investigadores de la Universidad del Sur de Queensland (Australia) publicaron un estudio cuyos resultados sugieren que la microbiota intestinal humana tiene influencia en el aumento de peso mediante varios procesos interdependientes. En 2018, ante la ineficacia de los tratamientos no invasivos para el combate a la obesidad y los diversos efectos secundarios de intervenciones quirúrgicas y farmacológicas, se ha llegado a la conclusión de que esta es una enfermedad multifacética y más compleja en comparación con lo antes pensado al respecto.

La obesidad es el resultado de un desequilibrio entre la ingesta de energía y el gasto de la misma, donde la ingesta excede al gasto. En la búsqueda de respuestas para la ineficacia o los efectos secundarios de los tratamientos, han aumentado las investigaciones exploratorias de la homeostasis o autorregulación energética y se descubrió un complejo eje de comunicación bidireccional denominado eje cerebro-intestinal, formado por varios componentes neurohumorales que permiten la comunicación entre intestino y cerebro.

Redes neuronales, como el sistema nervioso entérico y el nervio neumogástrico también transmiten información dentro del eje cerebro-intestinal. La evidencia hallada por los investigadores australianos sugiere que la microbiota intestinal humana, el complejo ecosistema alojado en el tracto gastrointestinal, puede influir en aumento de peso a través de varios procesos interdependientes: recolección de energía, señalización de ácidos grasos de cadena corta, modificaciones del comportamiento, control de la saciedad y respuestas inflamatorias moduladoras.

Estudiar alteraciones en las hormonas gastrointestinales tras cirugías de baipás gástrico podría ayudar a comprender mejor el éxito de estas intervenciones y diseñar futuros tratamientos. En este sentido, manipular la microbiota intestinal podría proporcionar una nueva estrategia terapéutica para combatir la obesidad y sus comorbilidades. Se tiene registro de que cambios rápidos y persistentes en la microbiota intestinal aparecen en conjunto con parámetros metabólicos mejorados después de una cirugía de baipás gástrico.

Por otro lado, estudios con roedores han demostrado disminuciones en adiposidad y mayores gastos de energía luego de trasplantar microbiota de roedores postoperatorios a roedores libres de gérmenes, a causa de la producción modificada de ácidos grasos de cadena corta o la disminución de las concentraciones de lipopolisacárido sistémico.

Si bien la manipulación de la composición de la microbiota puede proporcionar una ventaja prometedora en el desarrollo de tratamientos antiobetogénicos, se requieren más estudios para dilucidar el fenotipo de microbiota 'ideal' con respecto al estado 'saludable'

Aún no se sabe cuánto tiempo podrían tardar los cambios en un fenotipo favorable mediante suplementos desarrollados a base de microbiota intestinal; lo que sí se conoce es la tendencia a lo "acelerado" y lo "conveniente" característica de los estilos de vida modernos. Entonces, los investigadores suponen que de la rapidez de la mejora al tomar este tipo de suplementos dependerá si las personas cumplen cabalmente la toma de los mismos o no.

Cumplimiento y eficacia de tales tratamientos podrían aumentarse, opinan los autores, si se implementan programas de educación pública y promoción de la salud orientados a crear conciencia. Dichos programas podrían contribuir a introducir en la educación pública conocimientos en torno a elecciones de estilo de vida y desarrollo de la microbiota a lo largo de la vida.

 

 

NOTICIAS DE LA SECCIÓN

Estrés: ¿por qué no afecta igual a todos?, ¿qué hacer para superarlo?

Estrés de gestantes predispone a bebés al desarrollo de enfermedades

Enfermedades mentales, un tabú en las empresas

Mujeres ejecutivas y el reto de la lactancia

Salud Saludable Enfermedades

¿Te gustó el contenido?