Vivir cerca de un bosque mejora la salud
My Press

Sábado, 17 de noviembre de 2018

Vivir cerca de un bosque mejora la salud

  Varios estudios han comprobado una disminución en el estrés

Publicado en: Ciudad de México, el por

Sin duda, quienes viven en grandes ciudades han experimentado un constante estrés provocado por diferentes factores como el tráfico, el transporte público e inclusive la inseguridad. No obstante, muchos desconocen los daños que ésto puede ocasionarle a la salud, pues diversos estudios han demostrado, la presencia de estrés crónico como consecuencia de la exposición a estos fenómenos.

De acuerdo con un estudio publicado en Springer Link, la prevalencia de desórdenes psiquiátricos incrementó gradualmente en las personas debido a la urbanización. De igual forma, los trastornos del estado anímico de las personas, desórdenes de ansiedad y la esquizofrenia son hasta un 56% más altos en los entornos urbanos en comparación con las zonas rurales.

Sin embargo, para combatir este problema, muchas ciudades han decidido construir más áreas verdes para así combatir con los efectos que produce vivir en grandes metrópolis. Por medio de estudios, se ha demostrado cómo el estar en contacto con la naturaleza beneficia tanto a la salud mental como a la física de los habitantes, pues se presentan mejoras como una disminución de la contaminación sonora, atmosférica y una notable sensación de tranquilidad.

Vivir en grandes ciudades puede provocarle al ser humano estrés crónico al exponerse a factores como el tráfico y el transporte público

El concepto de "forest bathing", el cual consiste en estar en presencia de árboles, se ha vuelto muy popular en Japón y forma parte del programa de salud pública de la nación desde 1982. Las personas no necesitan hacer una actividad física, es solo estar rodeado de naturaleza, ya sea en un picnic o sentado, con el fin de relajarse sin cumplir algo en específico, pues puede ayudar a disminuir la presión sanguínea y reducir el estrés.

Otra investigación realizada en Alemania se enfocó en la amígdala, la cual forma parte del cerebro, controla las respuestas del ser humano hacia el miedo y es la responsable de los desórdenes de estrés y ansiedad. En los resultados, se encontró una correlación entre los residentes que vivían a 1 kilómetro de los bosques y entre quienes tenían una amígdala saludable. De igual forma, los investigadores no distinguieron algún beneficio de vivir cerca de un espacio urbano verde, como un parque.

La Organización de las Naciones Unidas señaló que, para el 2050, se estima un crecimiento de la población y una urbanización muy grande, pues habrían 2 mil 500 millones de personas más en el mundo, lo cual es casi el 90% del aumento concentrado en otros continentes como Asia y África. Por ello, muchos expertos señalan que si se identifican las características geográficas para ayudar al bienestar de los individuos, se podrían diseñar mejores ciudades para la salud mental.

 

 

NOTICIAS DE LA SECCIÓN

Cómo detectar y atender las enfermedades más comunes en recién nacidos

Trasplante de células madre podría erradicar VIH

Plaguicidas y pesticidas en los alimentos

Qué hace el agua en el cuerpo humano

Salud urbanización

¿Te gustó el contenido?