Las reacciones de la guerra comercial
My Press

Jueves, 13 de diciembre de 2018

Las reacciones de la guerra comercial

  Sector agrícola estadounidense se ve afectado

Publicado en: Ciudad de México , el por

Las reacciones de la guerra comercial
Las reacciones de la guerra comercial
Las reacciones de la guerra comercial

Las primeras y más inmediatas derivaciones de la situación comercial entre Estados Unidos, México, Canadá y China se están materializando en sectores de vital importancia, tales como el agrícola. Guerra comercial, lejos de ser un concepto amenazante e indeseado para la integridad y seguridad económica de las divisiones productoras de Estados Unidos, pareciera, aparentemente, que se está considerando como un mal necesario que, eso sí, requiere un pronto desenlace.

El arguye de todo esto se sostiene en la idea que un gran número de agricultores tiene de Donald Trump, calificándolo como un hombre con una visión empresarial adecuada para abrir mejores oportunidades económicas al campo y sus diferentes industrias.

Algunos de los grupos agrícolas afectados hasta el momento, en territorio estadounidense, son aquellos enfocados en el mercado de la soya (perderían alrededor de 3 mil 200 mdd), el maíz y el arroz. Asimismo, cabe recordar que la industria del aluminio y el acero, dos de las más poderosas y prominentes del mundo, han visto afectadas sus exportaciones a causa de las imposiciones arancelarias que Donald Trump se ha encargado de implementar en los últimos meses.

Trump, cuando los integrantes de la OTAN se reunieron, mencionó que una de sus prioridades es salvaguardar al sector agrícola. El mandatario estadounidense argumenta que esta división económica ha tenido un desempeño negativo durante los últimos 15 años y los ingresos, desde el 2012, han caído un 50%.

Cuando se consideran y se analizan este tipo de escenarios es preciso ponerlos bajo el juicio de la lupa del proteccionismo. A diferencia de China, Estados Unidos no es un país con la estructura económica necesaria para consumir sus productos nacionales y generar ingresos en una escala óptima para sustentarse a sí mismo por un prolongado periodo de tiempo. Hay que tener en cuenta que al cierre de 2017 el porcentaje de ganancias del país norteamericano por exportaciones a China, México y Canadá fue de 43%.

México y Canadá, además, continúan por la puja de mantener el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), una negociación que ya ha superado, por mucho, las esperanzas de una rápida resolución. Evidentemente, cada país pretende obtener el mejor acuerdo posible para afrontar las demandas del mercado internacional. El problema, es que la postura de Estados Unidos, de Trump propiamente dicho, es exigir una serie de condiciones no apetecibles ni aceptables para los gobiernos de México y Canadá.

Dadas las circunstancias actuales, añadiendo el factor del periodo de transición en México, es de esperarse que las fluctuaciones comerciales entre China y los miembros del TLCAN sean cada vez más comunes y frecuentes.

 

 

NOTICIAS DE LA SECCIÓN

Meng Wanzhou, hija del fundador de Huawei fue liberada bajo fianza

Qué es la “moción de confianza” a la que se enfrentó Theresa May

AMLO firma iniciativa para derogar la reforma educativa

Sundar Pichai fue cuestionado en el Congreso por sesgo anticonservador

Política TLCAN Comercio

¿Te gustó el contenido?