Guerra comercial China-Estados Unidos será más personal

Ciudad de México  

Según analistas, la guerra comercial entre China y Estados Unidos tendrá un giro hacia lo personal

 

La mayoría de ejecutivos estadounidenses que buscaban una tregua comercial entre Estados Unidos y Chinaestán decepcionados. El arresto de la jefa de finanzas de la grande compañía de telecomunicaciones de China, Meng Wanzhou, en Vancouver, Canadá, fue el acto de gobierno encargado en socavar la pérdida de confianza hacia la administración Trump. Según analistas, la guerra comercial entre Pekín y Washington se trasladará al rodeo personal.

En este sentido, la dialéctica discursiva del presidente Donald Trump gira en torno al déficit comercial de su país con otras naciones del mundo; pero, personal cercano a la administración estadounidense tiene un objetivo fijo contra el país asiático, realizar los esfuerzos necesarios destinados a obstaculizar y frustrar el plan "Made in China 2025" puesto en marcha por los líderes de Beijing.

Existen dos razones poderosas que guían los actos de obstaculización por parte del círculo íntimo de gobernabilidad del presidente Trump, ambos motivos se sustentan en la ideología política. El primero de ellos, la administración estadounidense no comulga las ideas políticas de subsidiar a las empresas de diferentes sectores, tales como aviación, telecomunicaciones, comunicaciones, Inteligencia Artificial y otras. El segundo motivo es mantener la hegemonía global como potencia, en todos los órdenes, ello incluye socavar el plan chino con la ayuda de sus aliados.

Pausa, con la tregua comercial por diferencias impositivas aduaneras entre ambos países y negociado en el G20 de Buenos Aires 2018 entre Trump y Xi, solo ha colocado paños fríos por 90 días, mientras el resto de los sectores aún convulsiona, en otras palabras, existe una tregua comercial manifiesta a la opinión pública internacional, y a la vez, subyace bajo el manto del entendimiento civilizado la continuidad de la guerra comercial trasladada al terreno de lo personal.

Huawei es la compañía elegida por tener estrechas relaciones con el estado chino, en cuya empresa recaen fuertes sospechas de espionaje y robo de propiedad tecnológica; mientras, Meng Wanzhou se convertiría en la primera víctima extraterritorial de la guerra comercial bajo el manto de tregua comercial. Para ello, Estados Unidos asevera, dicha compañía violó las sanciones impuestas contra Irán.

Si violó las sanciones o no, Meng Wanzhou solo sería la cortina de humo, y arrestar a la hija de la figura icónica del fundador de Huawei, principal tecnológica y empresa de telecomunicaciones de Ren Zhengfei ligada al poder político e ideológico chino, sería el equivalente a un certero gancho de izquierda a las bases fundacionales del gigante asiático: China. Por ello, no tuvo gran repercusión internacional cuando en octubre de 2018 fue detenido un agente de inteligencia de China en Bélgica por espionaje industrial contra Estados Unidos.

China ha interpretado con rapidez la maniobra de la administración Trump, y en ese sentido, primero exigió la inmediata liberación de su ciudadana a las autoridades canadienses, segundo advirtió respuesta recíproca y, tercero detuvo al exdiplomático canadiense, Michael Kovrig quien labora en International Crisis Group (expertos independientes en resolución de conflictos) en territorio chino, a su vez la empresa comunicó que ya trabaja para su liberación.

Difundida la noticia sobre la detención de Kovrig, inmediatamente la compañía rival de Huawei, Cisco Systems informó a sus empleados que no realizaran viajes con destino al Reino Medio (nombre que también recibe China a partir de la traducción de su nombre en idioma chino) luego del arresto de Meng, aunque después dio marcha atrás con su comunicado.

Terreno de guerra comercial entre China y Estados Unidos se trasladaría al rodeo personal, si la situación conflictiva entre ambas naciones no es superada en lo inmediato podría desencadenarse una serie de repercusiones in crescendo entre el presidente Trump y el líder Xi, y desde las diferencias personales arrastraría a otras naciones, cuyo fin último es demostrar quién posee la hegemonía como potencia.

 

ACTUALIZACIÓN(del )

 

InternacionalChinaEstados Unidos

¿Te gustó el contenido?

 

 

Recibe las noticias por correo

Entérate de la economía, noticias internacionales y el impacto en los negocios. Aviso de privacidad