Carlos Ghosn, exdirectivo de Nissan es acusado por ocultar ingresos

Ciudad de México  

Ghosn dejó de declarar su salario a partir de 2010

 

Tras la detención del expresidente de Nissan, Carlos Ghosn, el 19 de noviembre de 2018 en Tokio, autoridades japonesas lo acusaron formalmente el 9 de diciembre de 2018 por ocultar ingresosdurante varios años, así lo dio a conocer el medio de comunicación Kyodo.

Autoridades del país asiático anunciaron que Ghosn dejó de declarar sus ingresos de 5 mil millones de yenes (44 mil 500 mdd) entre 2010 y 2015con la posibilidad de que esta práctica se extendiera hasta 2018. Por ello, la justicia de Japón alargará su prisión provisional con el posible acto de presentar cargos nuevos contra el empresario.

Carlos Ghosn sigue bajo custodia en Tokio junto con Greg Kelly, exdirectivo de Nissan por participar en este fraude, después de 22 días máximos de prisión como lo marca la ley, su detención se alargará 20 días más. Además, la compañía japonesa también fue acusada por incumplir la leyde instrumento financieros del país. Sin embargo, desde la detención de los exejecutivos, Nissan trató de deslindarse de esas prácticas aunque los fiscales consideran que como persona jurídicason responsables por declarar información falsa.

Debido a estas acusaciones hacia la empresa distribuidora de automóviles, Hiroto Saikawa, director ejecutivo de Nissan y consejero delegado, mencionó que este delito fue cometido por dos personas: "Hacer revelaciones falsas en los informes anuales daña la integridad de la información pública de Nissan en los mercados de valor, por lo que la compañía expresa su pesar", así lo destacó mediante un comunicado.

El arresto del exejecutivo está causando tensiones en la alianza de Nissan, Renaulty Mitsubishi Motors, ya que no solo afectó en la toma de decisiones, también en las acciones que han caído casi un 3% en la bolsa de Tokio mientras en París se desplomaron 1.7%.

Hasta el momento, Ghosn y Kellyno han respondido sus acusaciones públicamente, pero según el informe del medio asiático rechazan sus cargos diciendo que no estaban obligados en especificar los montos en cuestión, en los informes financieros. De acuerdo con algunos expertos legales, el 99 por ciento de las personas acusadas por algún delito en Japón son condenadas. En este sentido, la pena máxima por presentar declaraciones fiscales falsas es hasta de 10 años de prisión con una multa de hasta 89 mil dólares (10 millones de yenes).

Asimismo, los analistas mencionan que tanto para Carlos Ghosn, Kelly, Hiroto Saikawa y Nissan, será difícil evitar las consecuencias de este escándalo. Los fiscales ponen en tela de juicio la credibilidad de la empresa, ya que sería irregular el desconocimiento de otros ejecutivos a esta conducta de ocultar ingresos o de lo contrario la falta de controles internos de la compañía.

 

InternacionalEmpresasNegocios

¿Te gustó el contenido?

 

 

Recibe las noticias por correo

Entérate de la economía, noticias internacionales y el impacto en los negocios. Aviso de privacidad



 

Publicaciones más recientes

 

Comunicados de pensa