Espionaje, evidencia en telecomunicaciones de Estados Unidos
My Press

Domingo, 18 de noviembre de 2018

Espionaje, evidencia en telecomunicaciones de Estados Unidos

  Nueva evidencia por espionaje con chips en compañía de telecomunicaciones en Estados Unidos

Publicado en: Ciudad de México, el por

Un descubrimiento de nueva evidencia en una compañía de telecomunicaciones en Estados Unidos, detalló la existencia del chip arrocero en un puerto Ethernet distribuido por la empresa Supermicro, por lo que China aún realiza espionaje desde los componentes tecnológicos con destino a la Unión Americana.

Repercusiones por el caso de espionaje chino a múltiples empresas estadounidenses no cesan, My Press dio a conocer el informe original de Bloomberg del 4 de octubre de 2018 sobre el espionaje de China a empresas de Estados Unidos, y también se informó del respaldo público de Seguridad Nacional a la negación de existencia de espionaje por parte de Apple y Amazon.

Pareciera que la estrategia de contraespionaje de Estados Unidos a China, y apoyado internacionalmente por el gobierno del Reino Unido, desde el discurso, se desmorona. Como antecedente, es la primera vez que una fuente toma la decisión de participar con la intención de corroborar la investigación periodística realizada por Bloomberg, una importante empresa de telecomunicaciones descubrió el chip arrocero en un servidor en agosto de 2018.

La nueva actualización de Bloomberg en la investigación sostiene, un experto en seguridad descubrió en una compañía de telecomunicaciones en Estados Unidos, el hardware manipulado, por la empresa SuperMicro Computer Inc., en su red y lo eliminó en agosto. Esto significa nueva evidencia de la injerencia de China en la tecnología destinada al mercado estadounidense.

El experto en seguridad, Yossi Appleboum, fue quien proporcionó la documentación del hallazgo, incluye análisis y serie de pruebas sobre el descubrimiento, después que las agencias estatales de Estados Unidos y Reino Unido intentaran desacreditar la investigación publicada por Bloomberg cuando informó la existencia de chips arroceros en placas madre de servidores durante dos años, y supuestamente finalizara en 2015 con la destrucción del hardware por parte de Amazon y Apple.

Appleboum trabajó con anterioridad en la unidad de tecnología del Cuerpo de Inteligencia del Ejército Israelí, y en la actualidad es cofundador y director ejecutivo de Sepio Systems en Gaithersburg, Maryland, según puede leerse en su perfil profesional de LinkedIn. Su compañía se especializa en seguridad de hardware y fue contratada para realizar escaneos en varios centros de big data de una empresa de telecomunicaciones. Debido al acuerdo de no divulgación de Appleboum y su cliente, Bloomberg no puede divulgar el nombre de la compañía.

Comunicaciones inusuales fueron detectadas en un servidor, y después de la inspección física se reveló la existencia de un implante, chip arrocero, incorporado a una conexión Ethernet del servidor, dicho componente es empleado en la conexión de cables de red a la computadora, según declaraciones de Appleboum.

Manipulaciones similares, mencionó el experto, sobre hardware de computadoras ha visto en distintas compañías y no solo en los productos de SuperMicro, de acuerdo a su experiencia, SuperMicro es una víctima más al igual que varios fabricantes contratados en China. Su preocupación radica en el origen del problema, la cadena de suministro china, en ella existen varios puntos vulnerables y es imposible determinar con precisión en qué punto se implantan los chips arroceros.

La junta directiva de Sepia Systems es conformada por su presidente Tamir Pardo, exdirector del Mossad israelí (agencia de defensa nacional de Israel), y el asesor Robert Bigman, exdirector de seguridad de información de la CIA (siglas en inglés, agencia central de inteligencia de Estados Unidos).

Implantes en hardware son clave en la creación de ‘puertas traseras’ en las redes con conexión a Internet, las mismas buscan propiedad intelectual corporativa (espionaje tecnológico), o secretos de gobierno (espionaje gubernamental). Las redes de comunicaciones de Estados Unidos son un preciado objetivo por importantes agencias internacionales extranjeras debido a los millones de datos en telefonía móvil, computadoras y distintos dispositivos con conexión a la red.

Espionaje o no espionaje lo cierto es, con los adelantos tecnológicos es fácil diseñar y producir chips arroceros, y en un mundo globalizado en busca de fabricantes a bajo costo, en este caso China, es factible ejercer el control del territorio y control en la cadena de suministro de cualquier compañía, de cualquier nación que posea sus instalaciones en suelo chino u otro país. El contraespionaje estratégico de Estados Unidos no dio sus frutos, y si en un futuro procurase desacreditar a la fuente, solo estaría reforzando sus intenciones secretas. Admitir el descubrimiento de chips arroceros no lo deja fuera del ‘juego’, abre oportunidades al diseño de nuevos caminos, en telecomunicaciones u otro sector tecnológico, conducentes al espionaje. Después de todo, la sociedad siempre es la última en enterarse.

 

 

NOTICIAS DE LA SECCIÓN

Ganadores de los Premios a la Innovación CES 2019

Incendios forestales en California y el cambio climático

Exoesqueletos, agujeros de gusano y vida extraterrestre en Marvel

Facebook corrige error para cuidar la privacidad de sus usuarios

¿Te gustó el contenido?