La potencial toxicidad de los tuppers de plástico con BPA
My Press

Domingo, 23 de septiembre de 2018

La potencial toxicidad de los tuppers de plástico con BPA

  Recipientes y botellas con Bisfenol A (BPA) afectan la salud

Publicado en: Ciudad de México, el por

En el mundo laboral y escolar, transportar los alimentos y bebidas a estos lugares es común, al menos desde los años 40. Tupperware® es la empresa más reconocida a nivel mundial por los múltiples productos que facilitan la vida en el hogar. Su historia se remonta poco tiempo antes de la Segunda Guerra Mundial, y la necesidad de ayudar a las mujeres estadounidenses, en el tema de almacenamiento seguro de la comida en el refrigerador. Su creador, el ingeniero químico Earl Silas Tupper.

La historia de los tuppers inicia con desecho de polietileno, residuo típico de la refinación del petróleo (origen): este era negro, duro, con dificultad para trabajarlo. Earl Tupper lo purificó y es lo que se conoce hoy: envases de plástico moldeables, suaves, flexibles y comúnmente transparentes.

Bisfenol A (BPA), esta sustancia química se emplea en la creación de plásticos de policarbonato y resinas. El policarbonato habita en biberones (mamilas), platos de cocina, envases de alimentos, botellas de agua, termos; mientras, las resinas, se emplean en recubrimientos de latas de productos comestibles (atún, sopas, entre otros). Cada uno de estos, llevan a la humanidad al consumo de Bisfenol A por medio de la alimentación.

Disruptor endocrino capaz de afectar el equilibrio hormonal de los humanos: BPA

FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) alerta, "Existe preocupación por las posibles propiedades tóxicas y hormonales del BPA. Efectos más preocupantes se relacionan con la actividad hormonal del Bisfenol A y potencialmente conexos en: desarrollo físico, neurológico y conductual", señala el organismo. Añaden que el BPA actúa como un estrógeno débil. Desde los lactantes, el riesgo por usar biberones con este compuesto químico, podría ser determinante en el mal desarrollo.

Para Europa, el BPA, junto a su potencial toxicidad, ya alzó la voz. A mediados de 2017, la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas (ECHA, siglas en inglés), enlistó al Bisfenol A dentro del grupo de "sustancias altamente preocupantes" por ser un "disruptor endocrimo, capaz de afectar el equilibrio hormonal de los humanos".

Ya se han realizado experimentos en animales de laboratorio con supervisión de la OMS (Organización Mundial de la Salud). Se muestran comportamientos negativos en el sistema neuronal a causa del Bisfenol A y su toxicidad. "Varios estudios de investigación sobre roedores de diverso tipo, han dejado entrever que la exposición al BPA, puede provocar alteraciones en el desarrollo cerebral y en la conducta". Informó la Red Internacional de Autoridades en materia de Inocuidad de los Alimentos (Infosan).

#TuppersChallenge en México, campaña promovida en la Ley de Austeridad para legisladores por parte del presidente del Senado de la República, Martí Batres y extendida en redes sociales a la fuerza laboral mexicana, también invita a tener cuidado con los materiales de los tuppers o contenedores de alimentos y bebidas que se llevan al trabajo o escuela. Las etiquetas oficiales e internacionales para cerciorarse de la ausencia de Bisfenol A en los contenedores que se encuentran en el mercado, son: "BPA Free" o "Libre de Bisfenol A"; también, es recomendable usar recipientes de vidrio, cerámica o acero inoxidable; si se quiere evitar sufrir los estragos a la salud por toxicidad de los tuppers de plástico con BPA.

 

 

NOTICIAS DE LA SECCIÓN

Investigadores descubren posible influencia de microbiota en obesidad

Beneficios del aguacate para pacientes diabéticos

Enfermedades a causa del reflujo gastroesofágico

Los genes "zombie" anticancerígenos de los elefantes

Salud Alimentos Enfermedades

¿Te gustó el contenido?