Nanoestructuras para el combate del cáncer
My Press

Martes, 25 de septiembre de 2018

Nanoestructuras para el combate del cáncer

  Ha tenido resultados exitosos en el combate al cáncer

Publicado en: Ciudad de México, el por

La Dirección Académica de Cimav, busca lograr por medio de nanoestructuras de oro y luz láser, destruir las células cancerosas y así afectar en menor medida el resto del cuerpo humano.

En la construcción de jaulas de oro necesarias del procedimiento, se utiliza un templete compuesto de esferas de óxido de silicio de 150 nanómetros, a estas se le agregan partículas de oro entre cinco y 10 nanómetros. Conforme con el doctor José Alberto Duarte Moller, investigador titular C y encargado de la Dirección Académica del Cimav, solo en esa forma y con esos tamaños, "es como podemos lograr una excitación de las nanoestructuras de oro con la radiación láser, para comenzar a generar calor y llegar a quemar las células malignas sin afectar el tejido sano".

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, el 16 por ciento de las personas fallecen a causa del cáncer

Tras obtenerse los embalajes de oro, se colocan en una solución acuosa y se inyectan en el tejido dañado con la asistencia de agujas hipodérmicas, saturando con las jaulas de oro. El experto, quien fue entrevistado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), indicó sobre las células cancerosas, mismas con avidez de oxígeno, esto provoca el anclaje de las nanopartículas de oro en ellas. Cuando el tumor se encuentre saturado de oro, se aplica una luz láser causando un calentamiento aproximado de 70°C y así el tumor se irá quemando.

Una de las ventajas de este método, es que el cuerpo humano no tiene riesgo de sufrir envenenamiento a diferencia de otros métodos como la quimioterapia y la radiación; esta se presenta en el organismo de forma acumulativa y mientras más nos exponemos a ciertas dosis de radiación, es más probable su acumulación en el sistema provocando hasta la muerte de los pacientes. Por otro lado, las medidas de la longitud de onda láser utilizado son de 760 nanómetros y se encuentra muy cerca del espectro infrarrojo.

Con respecto al material necesario para el procedimiento, el experto señaló que hay variación, en referencia con el tamaño de los tumores de cáncer y aún no se han realizado las pruebas en humanos. No obstante, se calcula un requerimiento de menos de un mililitro de solución. Ya se cuenta con las las primeras muestras de los templetes de silicio y de las jaulas formadas. Para convertir en realidad estas nanoestructuras para el combate del cáncer, lo siguiente sería la realización de las pruebas de inocuidad con el fin de asegurar el no crecimiento de bacterias.

 

 

NOTICIAS DE LA SECCIÓN

Investigadores descubren posible influencia de microbiota en obesidad

La potencial toxicidad de los tuppers de plástico con BPA

Beneficios del aguacate para pacientes diabéticos

Enfermedades a causa del reflujo gastroesofágico

Estudio Ciencia México

¿Te gustó el contenido?