Ecosistemas fintech de China y Latam: similitudes y diferencias
My Press

Martes, 25 de septiembre de 2018

Ecosistemas fintech de China y Latam: similitudes y diferencias

  ¿Por qué China tiene 8 de los unicornios fintech globales y Latam sólo tiene 1?

Publicado en: Ciudad de México, el por

De acuerdo con la plataforma de machine intelligence CBInsights, de las 270 compañías unicornio globales, Latinoamérica posee 3: Rappi de Colombia, cuyo valor asciende a 1 mmdd, en el sector on-demand; LifeMiles de Colombia, con un valor de 1.15 mmdd, del ramo business products and services; y Nubank de Brasil, valuada en 2 mmdd, que es la única fintech latinoamericana en el ranking. Por su parte, China cuenta con 77 unicornios, entre ellas, según Miguel Herrera de Quona Capital, 8 son fintechs. ¿Cuáles son las diferencias entre uno y otro ecosistema fintech?, ¿existen similitudes que podrían aprovecharse para el desarrollo de este sector en Latinoamérica?

Herrera señala: "Esta innovación y mejora en tales productos y servicios obedecen a muchos factores: el liderazgo de gigantes tecnológicos, la penetración e-commerce enorme que hay en China. El mercado chino de e-commerce es de 1 trillón de dólares anuales, más de 50 por ciento del monto global anual en el rubro". Adicionalmente, destaca, China tiene usuarios tecnológicamente sofisticados, regulaciones favorables y disponibilidad de capital en su mercado; "Solamente el año pasado, las fintechs chinas recibieron 8 mil millones de dólares en inversiones", ejemplifica.

Los tres unicornios chinos más importantes en fintech son: Tencent, +500 mmdd, ofrece servicios como WeChat y TenPay; Ant Financial, 150 mmdd, subsidiaria de Alibaba, maneja el fondo de money market más grande del mundo, Yu'e Bao; y Baidu, 100 mmdd, su billetera electrónica está en tercer lugar, después de AliPay y TenPay.

China posee a 8 de los unicornios fintech internacionales y suman 70 por ciento del valor conjunto de los 27 unicornios fintech mundiales: "Ant Financial, TenCent y Baidu, solamente esas tres, tienen un valor combinado de 750 mmdd. Y el promedio de edad de estas organizaciones es de menos de 10 años". Gran parte de estas firmas se basan en Internet y tecnología, telecomunicaciones, instituciones financieras y retail; "Y una de las cosas que tienen en común, la mayoría, es que son dueñas de la experiencia de usuario, de punta a punta, de los productos y servicios".

El cofundador de Quona Capital enlista 10 similitudes entre ambos ecosistemas:

  • Subpenetración bancaria muy alta, en particular para consumidores finales y pequeños y medianos negocios.
  • Penetración muy baja de tarjetas de débito y crédito (sin embargo, tienen una sofisticada y amplia presencia de bancos aunque son reticentes a disrumpir, ya sea interna o externamente).
  • Enorme e indudable necesidad de inclusión financiera, oportunidad de mercado cuya importancia aumenta dado el creciente poder adquisitivo de esta clase; la gran presencia de celulares e Internet podría emplearse para acelerarlo cada vez más.
  • Hay alto índice de conectividad, uno se puede conectar a WiFi casi en cualquier lugar.
  • Uso del chat muy extendido, ya el SMS quedó rezagado, al igual que las telecomunicaciones están sufriendo por la reducción de tráfico de voz.
  • Sector de emprendimiento dinámico y técnicamente sofisticado.
  • Ambientes regulatorios favorables.
  • Aunque a diferente escala, ecosistemas vibrantes: mucha innovación y dinamismo en el sector de créditos digitales, tanto para pymes y micros como para individuos en consumo.
  • Un enfoque activo en administración de activos a nivel personal, debido al creciente poder adquisitivo
  • El aumento de smartphones genera una enorme disponibilidad de data para hacer minería con ella y aprovecharla de muchas formas.

Por lo que respecta a diferencias, menciona 6:

  • Si bien Latinoamérica es una región muy grande, solo tiene la mitad de la población de China: 600 millones de personas contra 1.3 mil millones de personas.
  • China tiene diferencias regionales idiosincráticas, mas en la regulación tiene un mismo marco federal; mientras Latinoamérica cuenta con las diferentes reglamentaciones y sistemas políticos y coyunturas macro de todos sus diferentes países, esto que hace escalar sea significativamente más difícil que en China.
  • En China existe un sistema de pagos móviles muy dinámico: en 2017 se registraron 15 trillones de dólares en pagos móviles. Ésta es una de las diferencias más importantes; esto todavía no ha despegado en Latinoamérica.
  • La penetración de e-commerce es baja en Latinoamérica. Algunas de las razones: dificultades para hacer pagos, fraudes, la reglamentación inherente. Brasil resalta como un caso de éxito en la región, pero aún es décimo lugar globalmente.
  • Latinoamérica todavía no tiene big techs líderes en estas innovaciones, tampoco unicornios fintechs. Aunque ya se prevén algunos.
  • El acceso a capital es incomparable: en 2017, el Gobierno chino invirtió 250 mmdd en startups, sin incluir subsidios tributarios para este espacio.

Respecto a posibles predicciones, a raíz de la interacción de estas dos regiones en el tema fintech, con base en las similitudes y diferencias de sus ecosistemas, antes de finalizar su conferencia en Finnosummit Ciudad de México 2018, Herrera augura lo siguiente:

  • Como ya pasa en China, muchas de las personas que accedan a servicios y productos financieros por primera vez lo harán con servicios fintech, en vez de empresas de banca tradicional. En tal sentido, el espacio de neobancos o challenger banks tendrán mucha acogida en la región; y no sorprendería ver que haya otro unicornio en la región en esta esfera.
  • La preponderancia de créditos de consumo, pagos móviles, administración de activos en China. Tampoco sorprendería, entonces, que en vez de desarrollar desde cero en la región, ocurran operaciones de mergers and acquisitions importantes. Ejemplos: puede ser que Alibaba o TenCent compre Mercado Libre (Argentina), Movile (Brasil) o hasta Rappi (Colombia).
  • Compañías ride-hailing, como Didi, Go-Jeck, Grab, todas están ofreciendo billeteras electrónicas, créditos individuales, créditos para financiamiento de autos y hasta plataformas de administración de activos. Tendrán la misma tendencia, tarde o temprano, en Latinoamérica. No sorprendería que Didi intente lo mismo en México, una vez que obtenga masa crítica.
  • Las plataformas nacionales y regionales de pagos empezarán a ofrecer servicios financieros, ya sea de crédito o de administración de activos o hasta seguros.
  • A raíz de la creciente presencia de banca retail china en la región, no sorprendería ver que algunas de estas instituciones intenten penetrar al mercado con una plataforma de pagos móviles y le hagan la competencia al esfuerzo que puedan estar haciendo los gigantes regionales en banca digital o pagos móviles como BBVA, Itaú o Santander.

 

 

NOTICIAS DE LA SECCIÓN

Fundadores de Instagram se despiden de la aplicación

Startup Tumbiko recupera oficio joyero

Argentina paralizada por huelga general contra Macri

México redefine la industria del eCommerce

Ecosistemas FinTech Latinoamérica

¿Te gustó el contenido?