Las mentiras de Peña Nieto
My Press

Jueves, 15 de noviembre de 2018

Las mentiras de Peña Nieto

  Realidad vs discurso político

Publicado en: Ciudad de México , el por

Pese a "destacar", al momento de presentar su último Informe de Gobierno, que uno de los objetivos principales de su administración (y de cualquier administración, a decir verdad), la recuperación de la seguridad en el país, no se concretó de manera óptima, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, argumentó que en cuestiones relacionadas a la lucha contra la corrupción sí hubo un avance notorio. Sin embargo, esta afirmación dista de la realidad.

Escándalos como los ocurridos con el exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, acusado de enriquecimiento ilícito, crimen organizado y manipulación arbitraria de los recursos públicos, el opaco proceso de detención de la exlíder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo, el contexto de sobornos de Odebrecht y lo ocurrido con el Paso Exprés son algunos de los asuntos que contrastan con el discurso del todavía presidente.

Sobre el último caso, Peña Nieto enunció que se presentaron 24 procedimientos con implicaciones de inhabilitación, suspensión y destitución. En 23 de ellos, sostuvo, se determinaron sanciones a diversos funcionarios de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

La estabilidad se privilegió por encima de las demás prioridades económicas. Esto significó la toma de decisiones difíciles e impopulares, pero necesarias. Dijo Peña en Palacio Nacional

En contraposición, sobre la situación de Odebrecht, México continúa siendo el único país (de los potencialmente implicados) a la par de Venezuela, en donde no ha habido un seguimiento preciso del caso y, por consiguiente, no hay ningún detenido.

Añadido a esto, el Índice Global de Corrupción, que mide la percepción general de este malestar social, dado a conocer durante el 2017 por Transparencia Internacional colocó a México en el lugar 135 de 180. Es decir, por debajo de otros países de Latinoamérica como Brasil y Argentina. Además, dicho índice posiciona a nuestro país como la nación más corrupta dentro del Grupo de los 20 (G20).

Transparencia Internacional, incluso, enlistó algunas estrategias en pro de mejorar el escenario en temas de corrupción en México. Entre ellas sobresale la implementación de un Sistema Anticorrupción a lo largo del territorio nacional, la estructuración de una Fiscalía General de la República (aquí hay un debate en cuanto al carácter condicionado de los fiscales) y el fortalecimiento de investigaciones de lavado de dinero.

Gracias a reformas estructurales como la energética, la laboral, la educativa, la hacendaria y la financiera, áreas importantes de la vida nacional se transformaron. Peña Nieto

Peña Nieto, asimismo, confesó en una serie de entrevistas antes de su sexto Informe otorgadas a cadenas informativas como Televisa, Grupo Imagen, Milenio y TV Azteca no haber manejado adecuadamente los casos de la ínclita Casa Blanca y lo sucedido con los 43 normalistas de Ayotzinapa. Ambos, acontecimientos que marcaron profundamente su administración y colocaron la lupa nacional e internacional sobre cada acción y determinación realizada.

La condena social por parte de los mexicanos se vio reflejada en la notoria caída de los números de aprobación de priista. Inclusive hay quienes argumentan que dichos fallos políticos y diplomáticos contribuyeron de forma directa en la respuesta electoral registrada en las urnas el 1 de julio de 2018, en las que el Partido Revolucionario Institucional perdió un enorme capital local y federal.

Dentro del proceso electoral, a modo de contexto, Peña también fue señalado por el entonces candidato presidencial del PAN, Ricardo Anaya, por manipular facciosamente las funciones de la Procuraduría General de la República y, de esa forma, "ensuciar" su campaña. Cabe mencionar que hasta el momento no ha habido ninguna declaración contundente y de seguimiento al respecto. Indudablemente, las conjeturas sí tienen aforo.

Del mismo modo, durante el sexto Informe, Peña Nieto hizo especial énfasis en calificar sus reformas estructurales como el mayor legado que deja a México. No obstante, la controversia generada desde la implementación en 2013 de la Reforma Educativa (que Andrés Manuel López Obrador, presidente electo, pretende eliminar) y el poco desarrollo competitivo en lo relativo a la Reforma Energética, son dos circunstancias que apuntan lo contrario.

El Gobierno tuvo éxito al reducir la gama de capacidades del crimen organizado. La labor de fuerzas armadas y judiciales fueron fundamentales en el combate a la delincuencia. No logramos el objetivo de alcanzar la paz. Peña Nieto

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) emitió datos en materia educativa en los que México aún ocupa los últimos lugares. En otras palabras, la incursión del modelo de evaluación magisterial de Peña no se vio reflejado en resultados positivos en cuanto a los niveles de educación. Lo mismo podría señalarse en el sector energético y los crecientes problemas de la estatal Petróleos Mexicanos (PEMEX).

Retomando el tema de Elba Esther Gordillo, ahora libre, y Javier Duarte, en vías de serlo, podemos hablar, también, de las flagrantes carencias de los sistemas de justicia en México. En concreto, durante la administración de Peña, se habló en diversas ocasiones de la politización de los procesos judiciales.

Con este tejido, no cuesta trabajo comprender el descontento generalizado por la labor realizada por el Gobierno saliente, cuyo sexenio, además, ha sido el más violento en la historia de nuestro país. Eso, por sí mismo, ya es decir demasiado, sobre todo si se toma en cuenta que el anterior, presidido por Felipe Calderón Hinojosa, detonó la guerra contra los cárteles del narcotráfico.

El discurso del último Informe de Enrique Peña Nieto será recordado desde distintas perspectivas. Que no se realizó en tiempo y forma, las trifulcas sucedidas entre algunos miembros del Congreso, la polémica generada por el carpetazo de Peña al caso Ayotzinapa y su "defensa" de la verdad histórica o la discrepancia entre las propuestas políticas de López Obrador y las suyas. Pero, sin lugar a dudas, la frase "entrego un mejor país" ocupará un sitio distinguido en la pared de falacias y mentiras que han drenado de justicia y dignidad a México.

 

 

NOTICIAS DE LA SECCIÓN

Condusef crea Portal de Queja Electrónica a beneficio de usuarios

Argentina está lista para recibir a los miembros del G20

Bancos podrían ser afectados por reducción de comisiones: Moody´s

Amazon tendrá dos nuevas sedes, en New York y en Virginia

México Política Gobierno

¿Te gustó el contenido?