Conoce el carsharing, ridesharing y carpooling, medios para mejorar la movilidad

Ciudad de México  

Carpooling y ridesharing son un servicio de transporte que une a pasajeros con conductores de vehículos

 

El congestionamiento de las calles de la ciudad además de la contaminación provocada por el uso de automóviles particulares ha obligado a buscar mejores medios para ayudar a mejorar la movilidad. México tiene alrededor de 18 mil muertes cada año relacionada a enfermedades respiratorias. Aplicaciones de carsharing, ridesharing y carpooling que promueven la movilidad compartida son una buena opción para esto; aquí alguna razones.

La movilidad compartida se trata de utilizar un mismo vehículo para transportar a varias personas personas, ya sean en vehículos cero emisiones, compartidos, bicicletas, autobuses o scooters. Entre sus modalidades se encuentran el carsharing, ridesharing y carpooling.

Carpooling y ridesharing son un servicio de transporte que une a pasajeros con conductores de vehículos; el primero es para trayectos cortos y cotidianos, mientras el segundo es para viajes de larga distancia y esporádicos. El carsharing es alquilar un coche durante cierto tiempo, los vehículos se encuentran en la ciudad y pueden ser estacionados en cualquier punto de la empresa y recogerse.

Por supuesto, la infraestructura de las ciudades necesita ser adaptada para estos servicios. No sólo las calles, también las aplicaciones utilizadas deben garantizar tanto al vehículo como al pasajero un transporte seguro y confiable. La Ciudad de México necesita adaptarse para estos cambios, pero los ciudadanos también necesitan confiar y creer más en estos medios.

De acuerdo a datos del Gobierno de la Ciudad de México en lo que va de 2019 hay 200 mil nuevos autos circulando por las calles de la ciudad en comparación con el año 2018 y en cuestión del ambiente sólo han habido 75 días en que el aire está limpio.

Si la gente optara por utilizar los servicios de transporte colectivo en vez de autos particulares, se disminuiría la contaminación por vehículos pues los automóviles particulares generan el 18% de las emisiones de CO2 en la zona metropolitana según a datos del Reporte Nacional de Movilidad Urbana en México 2014-2016.

Además, con menor número de vehículos particulares el tránsito también disminuye con lo que ir de un lado de la ciudad a otro sería más rápido, una mejor opción que el transporte público cuando se encuentra en horas pico.

Plataformas de pago como UnDosTres, una aplicación de pagos, compras y recargas en línea para utilizar los servicios de las aplicaciones de movilidad compartida. Por su parte, empresas como Bussi, Jetty o Urbvan son alternativas privadas eficientes para llegar a destinos por la ciudad. También la app AllRide, plataforma de origen chileno que fue presentada en el Latam Mobility Summit de Ciudad de México en febrero de 2019.

Con el uso de plataformas y aplicaciones de movilidad compartida el tránsito y la contaminación de la Ciudad de México disminuiría con lo que mejoraría el ambiente y la calidad del aire. La adopción por parte de las ciudades de carsharing, ridesharing y carpooling, no solo contribuiría con menor contaminación y orden en el tránsito vehícular, sino cambiaría un paradigma de movilidad. ¿estará la ciudad de México preparada para este nuevo paradigma?

 

MovilidadCDMXIndustria automotriz

¿Te gustó el contenido?

 

 

Recibe las noticias por correo

Entérate de la economía, noticias internacionales y el impacto en los negocios. Aviso de privacidad



 

Publicaciones más recientes

 

Comunicados de empresas

PRNewswire