Aumento al salario mínimo, ¿una nueva etapa para los mexicanos?
My Press

Miércoles, 23 de enero de 2019

Aumento al salario mínimo, ¿una nueva etapa para los mexicanos?

  La OCDE establece que el salario mínimo en México es uno de los más bajos en Latinoamérica

Publicado en: Ciudad de México , el por

Una de las propuestas de campaña del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador fue velar por la estabilidad de los sectores que más lo necesiten y uno de ellos fue el laboral. El gobierno federal, representantes de trabajadores y empresarios se unieron para anunciar el aumento del salario mínimo para 2019 a 102.68 pesos diarios.

Según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) el salario mínimo en México es uno de los más bajos en Latinoamérica superando a países como Venezuela y Cuba.

De acuerdo con la administración de Enrique Peña Nieto, el salario mínimo fijado en 2017 fue de 88.36 pesos diarios y solo cubre el 90 por ciento de la canasta alimentaria en el país. En su momento, la Comisión Nacional de Salarios Mínimo (Conasami) acordó hacer una revisión salarial en 2018. Esta nueva alza de 14.32 pesos es una etapa nueva para la política salarial en México.

El salario mínimo se estableció en la promulgación de la Constitución General de la República que fue publicada en el Diario Oficial de la Federación el 5 de febrero de 1917 en el artículo 123, el cual establece que esta remuneración debe satisfacer las necesidades del obrero, así como la educación y los placeres considerándolo como jefe de familia.

Si bien, en el gobierno de Lázaro Cárdenas hubo un gran poder adquisitivo en comparación del que se tiene en México. Durante los eventos de la Segunda Guerra Mundial y la Crisis de 1949, en el gobierno de Miguel Alemán, el salario mínimo fue bajo comparado al actual (2012-2018) y durante la presidencia de Ruiz Cortínez en 1954 corrigió la decadencia con el llamado Milagro Mexicano y tuvo como consecuencia un control con la inflación.

A partir de 1972, México tomó un rumbo de alza ficticia en materia de salarios. El gobierno de Luis Echeverría propició a una inflación descontrolada, detonante para apreciar una caída sin control a los salarios en el país, siendo que en cuatro sexenios (López Portillo, De La Madrid, Salinas y Zedillo) este hecho fue un grave problema.

México es uno de los países más abiertos e integrados del mercado internacional, pero uno de los menos inclusivos con los mexicanos más necesitados. Es sabido por la OCDE que las personas más trabajadoras son los mexicanos, sin embargo es un país que ofrece remuneración menor. Más de tres décadas de malas políticas laborales hacen padecer a los bolsillos de los mexicanos.

Empero, para que los trabajadores puedan tener un nivel de vida como en los años 70, deberían laborar tres jornadas más. Un aumento de productividad no se ve reflejado en el salario mínimo, más bien, son trayectorias inversas. Autoridades que conforman el equipo de Andrés Manuel López Obrador, están conscientes de las infracciones a los mandatos constitucionales de los sexenios anteriores.

Con esta acción implementada por parte del gobierno de AMLO se espera que no afecte a la inflación, por ello el acuerdo se hizo con ayuda del Banco de México. Con estos incrementos, la Coparmex estima que el salario mínimo alcance la llamada "Línea de Bienestar", se refiere al valor monetario de una canasta alimentaria determinada por el Consejo Nacional de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Incluso diferentes sectores ven este aumento de ingresos laborales como una oportunidad para dinamizar los mercados. Además de estas acciones, uno de los objetivos es frenar la migración a Estados Unidos y contribuir de manera simultánea los ingresos de los trabajadores mexicanos para fortalecer el mercado interno.

Se habla de pobreza como un hecho que provocó la crisis mundial pero es consecuencia de las malas decisiones del gobierno de México. No obstante, durante el Milagro Mexicano se redujo el nivel de carencia con un poder adquisitivo salarial a pesar de que en los cuatro provenientes sexenios el salario de cada mexicano se derrumbó.

Actualizar el salario mínimo es un derecho, pero sin afectar la inflación, tenerla bajo control y seguir con las etapas de recuperación. El México moderno se encuentra lejos del salario mínimo establecido en 1970.

Hay que estar pendiente si la meta de López Obrador se cumple. México debe pasar a los primeros lugares en la lista de los países Latinoamericanos con buena remuneración al menos de 2019 a 2022. Asimismo, estiman aumentos para el 1 de mayo de 2023 y 2024 que estén desvinculados en los procesos de revisión contractuales.

Establecer un sistema nuevo para el salario mínimo asegurará a los trabajadores, a las familias y sobre todo a las empresas para abastecer y sobrellevar las necesidades básicas y primordiales de los mexicanos. Se podría decir que esta es una nueva etapa en México en materia salarial y por ello se plantea una tendencia nueva que alimentará la política nacional.

 

 

NOTICIAS DE LA SECCIÓN

¿Cómo invertir en la Bolsa de Valores desde un smartphone?

Assetel es reconocido como emprendedor Endeavor Occidente

Gobierno federal trabajará de cerca con intermediarios financieros mexicanos

Estados Unidos descarta "guerra fría" con Rusia: Mike Pompeo

AMLO Política Economía mexicana

¿Te gustó el contenido?