Alibaba y sus cuarenta lecciones sobre negocios en internet
My Press

Miércoles, 22 de Noviembre de 2017

Alibaba y sus cuarenta lecciones sobre negocios en internet

  En amena plática con emprendedores y periodistas, Brian Wong, VP de Alibaba, habló sobre la historia y futuro del gigante chino

Publicado en: Ciudad de México, el por

Sensata y perpetua, la sabiduría china tiene un proverbio para prácticamente cada situación en la vida y los negocios. La historia de Alibaba, el gigante chino que hoy en día podría representar la vigésima economía mundial, se puede resumir en un aforismo que dice: "El que ha desplazado la montaña es el que comenzó por quitar las pequeñas piedras".

Con menor solemnidad y en un plan más relajado fue como Brian Wong, vicepresidente del conglomerado de negocios digitales más grande del planeta, platicó los orígenes, visión y alcances que Alibaba tiene hoy en día. Su historia, como la de muchas otras empresas puede parecer sencilla. Sin embargo, las piedras que su fundador Jack Ma, y su primer equipo de 15 personas tuvieron que mover fueron todo menos pequeñas.

Todo comenzó en Hangzhou, China, una ciudad pintoresca, con bellos resorts y paisajes. Aquí, Ma, un maestro de inglés, quien fue rechazado en más de treinta entrevistas de trabajo por empresas como KFC y la policía local, soñó con cambiar el panorama del comercio entre China y el mundo.

La misión de Ma era la de juntar un equipo de jóvenes entusiastas, quienes le ayudaran a crear una empresa que llevara los productos chinos al mundo, sin intermediarios. Brian Wong, quien estuvo de visita unos días en México para promover Alibaba y compartir sus experiencias en el Electronic Commerce Summit & Expo, fue uno de los primeros en subir a bordo. "Mis amigos me preguntaban porqué me iría de la meca de la tecnología en Palo Alto, California, a un pueblo como Hangzhou" confiesa mientras ríe.

La primer piedra que se encontró en el camino fue la de una escasa infraestructura en todos los aspectos. "China es un lugar famoso por su historia y dinastías, pero no era famoso por su internet. En 1999 había menos de diez millones de usuarios, nada de comercio electrónico ni retail, no había pagos digitales ni empresas de logística" agrega Wong.

Otra pequeña gran piedra fue la de generar una visión hacia el futuro. Una vez los productos se fueron comercializando a través de la plataforma Alibaba, el crecimiento fue exponencial. "Empezamos como una empresa que conectaba clientes y vendedores. Hoy, en nuestra plataforma tenemos compras globales, ventas globales, viajes globales, logística global y pagos globales".

Estos cinco aspectos son tan solo una parte de la empresa. La otra parte se ha formado por un conglomerado de empresas satélite que se dedican, más que a la compra venta de productos, al manejo de datos e información. "Empezamos como una empresa de comercio. Hoy somos una empresa de data. Toda la información que generamos: tus programas de TV, los destinos a donde viajas, tu música, lo que compras, todo eso alimenta nuestro sistema" asegura Wong.

Así, después de tener a más de cuatrocientos millones de clientes cautivos, Alibaba se ha convertido en un ecosistema completo que no sólo mueve miles de millones de productos, ofrece horas y horas de entretenimiento y crece a niveles insospechados. Alibaba está aquí para quedarse. "Nuestra visión es la de tener una empresa que dure al menos 102 años. ¿Por qué 102 años? Nacimos en 1999 y queremos ser la primer empresa de internet que viva durante tres siglos" finaliza Wong.

 

 

NOTICIAS BREVES

Compra tu árbol de Navidad a productores locales

Salario mínimo aumentará 10.4% en 2018

Bitcoin supera valor de 8 mil dólares

México y Canadá se aliarían contra Estados Unidos

¿Te gustó el contenido?