Energía eólica y desarrollo sustentable a largo plazo en México
My Press

Jueves, 18 de octubre de 2018

Energía eólica y desarrollo sustentable a largo plazo en México

  Formar recursos humanos especializados y desarrollar tecnologías propias, tareas esenciales

Publicado en: Ciudad de México, el por

Para que la energía eólica contribuya al desarrollo sustentable a largo plazo en México, es necesario trabajar en la formación de recursos humanos especializados, y es esencial la creación de tecnología propia y confiable; los aerogeneradores pequeños constituyen una oportunidad en particular importante dentro del contexto nacional, aseguró en entrevista para My Press el doctor Osvaldo Rodríguez Hernández del Instituto de Energías Renovables (IER) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

La energía eólica tiene dos aplicaciones, los desarrollos de gran capacidad y los de pequeña capacidad. Los primeros, implementados por grandes empresas mediante inversiones millonarias, proporcionan beneficios ambientales (al tratarse de una energía verde) y sociales (al crear fuentes de empleo). Los segundos tienen la particularidad de ser tecnologías implementadas por personas con conocimientos técnicos, no necesariamente especialistas; así, los beneficios de estas tecnologías renovables llegan directamente hasta el beneficiario.

"La energía eólica es una de las fuentes renovables que ya son competitivas en el mercado. Cuando digo que son competitivas, es que sus costos de generación ya se pueden comparar con los de un combustible fósil", Osvaldo Rodríguez Hernández.

De acuerdo con el doctor, el implementar proyectos de aerogeneradores pequeños no solo contribuye a llevar electricidad donde antes no había o a brindar el beneficio del abastecimiento energético a las sociedades donde se adopten; además, estas personas podrían incorporarse a la cadena de valor de las energías renovables, al instalar o dar mantenimiento a dichos artefactos, por ejemplo: "hay casos de personas que hacen embobinados de motores eléctricos para dar mantenimiento, podrían dar ese mismo servicio a los aerogeneradores pequeñitos".

Respecto a la formación de recursos humanos especializados en energía eólica, a través del Fondo Sectorial Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología-Secretaría de Energía-Sustentabilidad Energética, el IER-UNAM ofrece semestralmente cursos presenciales y, aprovechando la perspectiva multidisciplinaria de la UNAM, "invitamos a universidades nacionales e internacionales a estos cursos, impartidos por expertos en el área", explicó el físico. La estrategia cuenta con expertos para sentar las bases del desarrollo de investigaciones, generar una red de trabajo e incluso hacer vinculación académica orientada al desarrollo de proyectos de investigación; adicionalmente, se fortalecen cuestiones de infraestructura en el Instituto.

En este sentido, del 5 al 9 de noviembre de 2018, especialistas de la Universidad Tecnológica de Delft (Países Bajos) impartirán el curso Introduction to Offshore Renewable Technologies: "Tenemos vinculación con el Centro Latinoamericano de Física de la Unesco y ellos nos van a apoyar con algunos patrocinios, si hay algunos interesados de instituciones en Latinoamérica que quieran participar, podrán apoyarnos con algunos recursos para su traslado. Y nosotros les extendemos esa invitación", dio a conocer Rodríguez Hernández. En 2019, planean abordar el tema de los aerogeneradores de eje vertical.

Según el investigador: "Podríamos hablar de cinco grandes regiones con potencial [eólico]: el istmo de Tehuantepec, donde se concentra casi el 60 por ciento de los aerogeneradores instalados en el país; la costa de la península de Yucatán, la costa del Golfo de México, hay una región central también en el norte del país y la región norte de Baja California". No obstante podrían existir otras regiones en el territorio mexicano, precisó el especialista de la UNAM, cada caso es particular, se requieren ciertas estrategias y tecnologías para desarrollar proyectos eólicos de gran capacidad, todo depende de "la disponibilidad del viento, además de factores como la accesibilidad de las regiones, si se cuenta con red eléctrica, la capacidad de transporte, infraestructura carretera... O sea, requieren inversión; pero, con todo y esto, los proyectos son bastante viables".

Uno de los proyectos del Grupo de Energía Eólica del IER-UNAM actualmente en desarrollo es la propuesta de nuevas estrategias destinadas a evaluar el recurso eólico: "La pregunta que queremos resolver es si podemos utilizar herramientas diferentes a las tradicionales, tal vez mediante modelaciones meteorológicas, a través de modelos que se han implementado ya desde hace mucho tiempo; y aquí la pregunta es si la información que generan dichos modelos se puede usar para descifrar algo sobre la generación eléctrica a partir del viento". En adición, interesa el desarrollo tecnológico, la fabricación de aerogeneradores pequeños y confiables, "para dar lugar a la transferencia tecnológica para la generación eléctrica".

"También nos interesa desarrollar investigación de punta, que podamos nosotros entender nuestro contexto mexicano orográfico (que puede ser bastante complejo y especial); y sobre eso poder nosotros ofrecer, con este entendimiento, soluciones a granjas eólicas que ya se encuentran en operación; entender cómo se comporta el viento, si podemos predecirlo, si podemos dar información que pueda ser útil para las subastas", detalló el académico del IER-UNAM.

México adoptó la energía eólica aproximadamente 30 años después en comparación con las primeras naciones en hacerlo, de ahí la importancia de aprender de las instituciones académicas líderes en el área, sin olvidar que las cuestiones en el contexto mexicano son mucho más complejas y las soluciones deben adaptarse: "estamos cerca de los trópicos, [el territorio] es mucho más rugoso... entonces, todavía el entenderlo es un tema abierto".

Formar recursos humanos especializados y desarrollar tecnologías propias son tareas esenciales a fin de que la energía eólica pueda contribuir en el desarrollo sustentable a largo plazo en México. La infraestructura eólica puede incluso superar los 10 mil megawatts instalados en 2024, aseguran datos de la Secretaría de Energía. Sin embargo, señaló el especialista en estudios de factibilidad tecnoeconómica de sistemas eólicos y modelos físicos que "lo que hoy se tiene planeado es una meta bastante modesta, considerando el potencial de México. En comparación con lo que se tiene programado, creo que la energía eólica podría tener una participación mucho mayor".

 

 

NOTICIAS DE LA SECCIÓN

Golem, startup mexicana que busca democratizar la robótica educativa

Twitter libera datos de potenciales operaciones de información

Se creará universidad de Inteligencia Artificial para uso responsable

Algunas aplicaciones de la ciencia de datos y su futura importancia

México Energía eólica

¿Te gustó el contenido?