Estrés: ¿por qué no afecta igual a todos?, ¿qué hacer para superarlo?
My Press

Miércoles, 23 de enero de 2019

Estrés: ¿por qué no afecta igual a todos?, ¿qué hacer para superarlo?

  La única solución científicamente comprobada es el ejercicio: Alon Chen

Publicado en: Guadalajara, Jalisco, el por

"¿Por qué es tan importante estudiar esto, invertir dinero, recursos obtenidos de los impuestos?, ¿estudiar cómo el cerebro y el cuerpo controlan la respuesta al estrés?", planteó Alon Chen, director del Instituto Max Planck de Psiquiatría y quien será el undécimo presidente del Instituto Weizmann de Ciencias, durante su conferencia del 25 de noviembre de 2018 en la XXXII Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL). La respuesta al estrés es una de supervivencia, es saludable siempre y cuando el organismo sea capaz de regresar a la condición estable previa al desencadenamiento de la respuesta. Pero ¿qué pasa cuando el estrés se torna crónico?, ¿por qué no afecta igual a todos? y ¿qué hacer para superarlo?

Antes de dar respuesta a esas tres últimas preguntas, el neurobiólogo abordó la importancia de estudiar las reacciones del cerebro ante el estrés: "Bueno, somos neurocientíficos y queremos estudiar el cerebro; ésta es una razón suficientemente buena, porque la respuesta al estrés involucra la activación de muchísimas regiones y áreas cerebrales y sistemas". Pero de ninguna forma la ciencia es un quehacer humano individual o egoísta, investigaciones como las de Chen buscan contribuir al diseño de soluciones eficaces y a la medida para los millones de personas que padecen estrés o enfermedades asociadas a él.

Según datos de la Asociación Estadounidense de Psicología, el sexo femenino registra mayor número de casos e intensidad de estrés en comparación con el sexo masculino. En palabras del biólogo israelí, hombres y mujeres responden de manera diferente ante el estrés porque "los niveles de cortisol son mayores en las mujeres, esta sustancia es una hormona esteroidea producida por nuestro cuerpo ante situaciones de estrés y su propósito es auxiliar a enfrentar los problemas. La respuesta femenina es la normal, mas no gracias al estrógeno; en los hombres, la testosterona inhibe la respuesta". La mayor prevalencia de enfermedades asociadas con el estrés en mujeres evidencia la necesidad de profundizar en el estudio de los mecanismos que suscitan el sexo sea un factor determinante en este contexto; en consecuencia, existen instituciones que ahora exigen a los investigadores estudiar tanto machos como hembras, los condicionan así para brindar apoyos económicos.

Es relevante, "el número de mujeres con enfermedades relacionadas al estrés es dos o hasta tres veces mayor en comparación con la cantidad de hombres que padecen depresión o ansiedad, por ejemplo. Hoy día, hombres y mujeres son tratados de la misma manera cuando padecen una de estas enfermedades, aunque los mecanismos subyacentes son diferentes". El porqué de tal falta de eficacia, explicó Chen, se debe básicamente a una cuestión de presupuesto. "Durante décadas, los científicos han estudiado principalmente machos en diversos modelos orgánicos, animales como ratas. El motivo es que las hembras tienen el ciclo estral (o reproductivo), en las mujeres es de 28 días pero en las ratonas es de 4 días. Con los machos solo necesito dos grupos, el de control y el experimental; con hembras, necesito cuatro grupos de control, uno para cada etapa del ciclo, debido a los cambios experimentados durante el mismo", agregó.

"En mi opinión, soluciones, el desarrollo de nuevas drogas, nuevos tratamientos, solo serán posibles a través de ciencia básica o traslacional. Esto es, necesitamos entender cómo funciona el cerebro", Alon Chen.

Otro dato importante es el aumento del número de individuos por todo el mundo que actualmente padecen trastornos relacionados al estrés; y los medicamentos destinados a tratarlos no siempre dan los mejores resultados con la totalidad de los pacientes. Aproximadamente 30 por ciento de los pacientes con depresión o ansiedad no cuentan con una solución para sus problemas, intentan con uno y otro tratamiento, mas ninguno funciona para ellos. Muchas de estas drogas ansiolíticas y demás que deberían disminuir el riesgo de depresión tienen una gran cantidad de efectos secundarios muy variados, que van desde afectar el apetito hasta la aparición de ideaciones suicidas.

Chen también expuso resultados de un estudio en desarrollo dedicado a adolescentes de 12 a 18 años con depresión, "aunque la depresión aparece cada vez en edades más tempranas, hay casos de niños de 10 años", precisó el neurocientífico. Asimismo, explicó existe algo singular en niños y adolescentes con depresión: al tratarlos con antidepresivos como Prozac, entre 7 y 10 por ciento de ellos desarrollarán ideaciones suicidas a causa del tratamiento; "lo cual pareciera muy extraño: si no son tratados, no aparecen tales pensamientos". Esto ha sido recientemente descubierto, hace alrededor una década en Estados Unidos.

Inicialmente las autoridades determinaron que los niños no debían ser tratados con antidepresivos; no obstante, a unos meses de haber comenzado a aplicar esta medida, los suicidios aumentaron, porque el 15 por ciento de niños que sí se beneficiaban de los antidepresivos dejaron de tomarlos y, por ende, cometieron suicidio. A raíz de esto, los antidepresivos regresaron al mercado pero etiquetados a fin de advertir sobre las posibles consecuencias relativas a los pensamientos suicidas. En los últimos tres años se ha trabajado en el desarrollo de un examen de sangre capaz de determinar si un niño podría desarrollar efectos secundarios indeseables.

¿Soluciones? Chen puntualizó: "La psicoterapia es tan buena como cualquier droga disponible en el mercado; la combinación de psicoterapia y tratamientos farmacológicos es a veces la mejor condición, aunque depende mucho del individuo y los tiempos para obtener una cita suelen ser de meses. Ahora bien, cuando alguien atraviesa una profunda depresión, ¿cómo podría ayudarlo una droga si éstas suelen tomarse de cuatro a ocho semanas en surtir efecto? Ni siquiera contamos con una solución inmediata para la depresión". De ahí la importancia de trabajar en proyectos de investigación de ciencia básica o traslacional.

De manera que el estrés no afecta igual a todos, aunque existen medidas orientadas a combatirlo. ¿Qué hacer para superarlo?: "la única solución científicamente comprobada es el ejercicio. No necesitas convertirte en Iron Man o correr un maratón, cada quien, en la medida de sus habilidades. Sabemos que el ejercicio nos ayuda a generar nuevas células cerebrales, incrementa la plasticidad, las conexiones entre neuronas; en definitiva, es un buen método para lidiar con los niveles de estrés". Adicionalmente: "Menos científico, mas no por ello menos efectivo para algunos casos: cualquier tipo de enriquecimiento de nuestras experiencias: un poco de alcohol, actividades sociales, leer un libro, venir a la FIL, escuchar ponencias". En suma, si te relaja (trabajar en el jardín, ir de pesca, pasear con tu perro), si te hace sentir bien, es bueno.

 

 

NOTICIAS DE LA SECCIÓN

Inteligencia Artificial ayudará a detectar insuficiencia cardíaca

¿Cómo afectó la salud mental el desabasto de gasolina en México?

Científicos revelan "dieta ideal" para salud de las personas y del planeta

Tips que ayudarán a lograr los propósitos de Año Nuevo

FIL 2018 Salud

¿Te gustó el contenido?