Temprana detección de ansiedad y depresión en adolescentes
My Press

Lunes, 15 de octubre de 2018

Temprana detección de ansiedad y depresión en adolescentes

  Nueva herramienta para temprana detección de trastornos internalizantes

Publicado en: Ciudad de México, el por

Trastornos psicológicos externalizantes e internalizantes, depresión y ansiedad entre ellos, son los desórdenes más comunes en infancia y adolescencia. Investigadores españoles publicaron en julio de 2018 un artículo donde aseguran que monitorear la variabilidad del ritmo cardiaco (VRC) y la complejidad cardiaca (CC) en adolescentes es una prometedora herramienta para la temprana identificación de vulnerabilidad a padecer trastornos internalizantes. Los resultados sugieren que una reducida VRC debería considerarse contribuyente a la exacerbación de síntomas internalizantes durante la adolescencia, pues adolescentes con bajas CC y VRC pueden ser propensas al desarrollo de dichas dificultades emotivo-relacionales.

La importancia de los descubrimientos del grupo interinstitucional de especialistas, adscritos a la Universidad de las Islas Baleares y la Universidad Autónoma de Madrid, radica en que hoy día la prevención primaria de los trastornos internalizantes es nula porque a causa de la propia sintomatología, no son fácilmente detectables. La única herramienta de prevención primaria sugerida es la realización de chequeos a través de autoinformes (cuestionarios para detectar síntomas propios de trastornos como depresión o ansiedad).

Se trata de desórdenes psicológicos que pueden ejercer efectos devastadores durante el desarrollo de la infancia y la adolescencia, con gran implicación en la adultez

El estudio centró su atención en chicas adolescentes porque la literatura especializada las señala como las más propensas a presentar desórdenes internalizantes y mayor puntuación en el rango patológico; en tanto que los chicos padecen más, en proporción de dos a cuatro veces más, los trastornos externalizantes. Dichas diferencias por sexo se deben a razones biológicas (diferencias estructurales y funcionales en el cerebro) y ambientales (patrones de socialización estipulados culturalmente por sexo, disimilitudes en la exposición a factores de riesgo). Aunque otros estudios han demostrado que la agresividad no necesariamente se da más en hombres.

No obstante estos trastornos no llegan a configurarse en psicopatologías propiamente delimitadas (más bien características de la etapa adulta), sí dificultan sobremanera la formación de personas sanas y equilibradas. La adolescencia es un periodo de transición a la adultez, cuando se configuran aspectos de identidad, características de personalidad y relaciones interpersonales; es una etapa de vulnerabilidad y propensa a conductas de riesgo. En algunos casos, a lo anterior se suman índices de pobreza y violencia. Por otro lado, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la tasa de ideaciones e intentos suicidas ha crecido en el grupo etario de 12 a 18 años de edad, conductas asociadas a dos de los principales síntomas de los trastornos internalizantes: ansiedad y depresión.

 

 

NOTICIAS DE LA SECCIÓN

Plaguicidas y pesticidas en los alimentos

Qué hace el agua en el cuerpo humano

Investigadores descubren posible influencia de microbiota en obesidad

La potencial toxicidad de los tuppers de plástico con BPA

Salud Depresión OMS

¿Te gustó el contenido?