Temprana detección de ansiedad y depresión en adolescentes
My Press

Sábado, 18 de agosto de 2018

Temprana detección de ansiedad y depresión en adolescentes

  Nueva herramienta para temprana detección de trastornos internalizantes

Publicado en: Ciudad de México, el por

Trastornos psicológicos externalizantes e internalizantes, depresión y ansiedad entre ellos, son los desórdenes más comunes en infancia y adolescencia. Investigadores españoles publicaron en julio de 2018 un artículo donde aseguran que monitorear la variabilidad del ritmo cardiaco (VRC) y la complejidad cardiaca (CC) en adolescentes es una prometedora herramienta para la temprana identificación de vulnerabilidad a padecer trastornos internalizantes. Los resultados sugieren que una reducida VRC debería considerarse contribuyente a la exacerbación de síntomas internalizantes durante la adolescencia, pues adolescentes con bajas CC y VRC pueden ser propensas al desarrollo de dichas dificultades emotivo-relacionales.

La importancia de los descubrimientos del grupo interinstitucional de especialistas, adscritos a la Universidad de las Islas Baleares y la Universidad Autónoma de Madrid, radica en que hoy día la prevención primaria de los trastornos internalizantes es nula porque a causa de la propia sintomatología, no son fácilmente detectables. La única herramienta de prevención primaria sugerida es la realización de chequeos a través de autoinformes (cuestionarios para detectar síntomas propios de trastornos como depresión o ansiedad).

Se trata de desórdenes psicológicos que pueden ejercer efectos devastadores durante el desarrollo de la infancia y la adolescencia, con gran implicación en la adultez

El estudio centró su atención en chicas adolescentes porque la literatura especializada las señala como las más propensas a presentar desórdenes internalizantes y mayor puntuación en el rango patológico; en tanto que los chicos padecen más, en proporción de dos a cuatro veces más, los trastornos externalizantes. Dichas diferencias por sexo se deben a razones biológicas (diferencias estructurales y funcionales en el cerebro) y ambientales (patrones de socialización estipulados culturalmente por sexo, disimilitudes en la exposición a factores de riesgo). Aunque otros estudios han demostrado que la agresividad no necesariamente se da más en hombres.

No obstante estos trastornos no llegan a configurarse en psicopatologías propiamente delimitadas (más bien características de la etapa adulta), sí dificultan sobremanera la formación de personas sanas y equilibradas. La adolescencia es un periodo de transición a la adultez, cuando se configuran aspectos de identidad, características de personalidad y relaciones interpersonales; es una etapa de vulnerabilidad y propensa a conductas de riesgo. En algunos casos, a lo anterior se suman índices de pobreza y violencia. Por otro lado, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la tasa de ideaciones e intentos suicidas ha crecido en el grupo etario de 12 a 18 años de edad, conductas asociadas a dos de los principales síntomas de los trastornos internalizantes: ansiedad y depresión.

 

 

NOTICIAS DE LA SECCIÓN

Enfermedades mentales pueden estar relacionadas con virus

Nanotecnología el futuro de la industria médica

Mantener un estilo de vida saludable es posible de forma sencilla

Argentina y el aborto: La revolución de las hijas

Salud Depresión OMS

¿Te gustó el contenido?