Estragos en la salud por cena y brindis de fin de año
My Press

Sábado, 21 de abril de 2018

Estragos en la salud por cena y brindis de fin de año

  Calorías consumidas superan cantidad recomendada y podrías empezar enfermo el Año Nuevo

Publicado en: Ciudad de México, el por

Para los mexicanos, la cena y brindis de fin de año, son de las tradiciones más divertidas y a su vez, de las más calóricas, ya que en la mesa no hay límite de comida ni bebidas. Como resultado, los estragos en la salud se hacen presentes, debido al consumo excesivo de grasa, sal y azúcares.

Despedir el año y decretar los deseos del Año Nuevo, viene acompañado de una cena que tiene de todo para degustar. El lomo de cerdo bañado en salsa dulce, el pavo al horno, el bacalao a la vizcaína, ensalada de frutas con crema, papas gratinadas, provoca en el organismo una compulsión para comer de todo, en pocas horas y en cantidades alarmantes; y llegar a acumular en el organismo, unas 3 mil Kcal (kilocalorías).

En términos de calorías, un ser humano debe consumir normalmente de 2 mil a 2 mil 500 por día, pero es necesario realizar ejercicio cardiovascular para quemar al menos 500 y tener un peso saludable. Fácilmente, la cena de fin de año, causa diversos estragos en la salud, ya que, en poco tiempo, se come altas cantidades de grasas saturadas, sodio, azúcares; por lo que prácticamente, si se le suman el desayuno y comida del día, ya serían más de 6 mil Kcal.

Las pequeñas cantidades de las botanas de fin de año, también se acumulan en índice calórico. Entonces, por cada papita frita, cada cacahuate, el trocito de jamón más el pedacito de queso en la previa a la cena, superaría las 400 Kcal.

Deshidratación y falla hepática por consumo de alcohol, indigestión estomacal con acidez (agruras) y diarrea, sed excesiva, sueño y debilidad, son los síntomas con los que no se recomienda comenzar el Año Nuevo

Una copa de vino, por ejemplo, contiene 105 Kcal; si se toman cuatro, el conteo llegaría a las 920 kilocalorías. El refresco de cola con ron (una Cuba), tiene 250 Kcal; y si tomas champaña en el brindis, suma 120 Kcal. Esto, sin aún cenar: 1290 Kcal.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la ingesta de grasas es la más frecuente en la humanidad, y recomienda reducirla al máximo para evitar los estragos de la salud. Declara en su sitio oficial que la sal, de igual manera, es perjudicial. "La mayoría de la gente consume demasiado sodio a través de la sal (una media de 9 g a 12 g de sal diarios) y no consume suficiente potasio", dice.

Y añade, "un consumo elevado de sal e insuficiente de potasio (menos de 3,5 g) contribuye a la hipertensión arterial, que, a su vez, incrementa el riesgo de enfermedad coronaria y accidente cerebrovascular", señaló el organismo.

Para evitar empezar el 2018 enfermo, se debe optar por hornear o preparar al vapor los alimentos, en vez de freírlos; y bajarle al sodio. Ya que OMS, advierte: "Se podrían evitar 1,7 millones de muertes cada año, si el consumo de sal se redujera al nivel recomendado, esto es, menos de 5 gramos diarios". Durante el día, también es saludable incluir vegetales y beber agua.

Deshidratación y falla hepática por consumo de alcohol, indigestión estomacal con acidez (agruras) y diarrea, sed excesiva, sueño y debilidad, son los síntomas con los que no se recomienda comenzar el Año Nuevo. Previene los estragos en la salud por cena y brindis de fin de año, evitando comer y tomar en exceso.

¡Feliz 2018 te desea My Press!

 

 

NOTICIAS DE LA SECCIÓN

Agua virtual que deja huella

Conoce todo sobre la saliva

¿Qué es la cobertura sanitaria universal?

Cómo afecta bullying en niños

Salud Calorías Fin de Año

¿Te gustó el contenido?