Técnicas ecoamigables podrían disminuir el impacto por cambio climático en México

Ciudad de México  

AMLO prometió en campaña y confirmó su compromiso con el campo mexicano

 

Las técnicas ecoamigables tienen el potencial de disminuir el impacto del cambio climático para beneficio del campo mexicano. La agricultura mexicana ha crecido menos del 2% entre 1989 y 2019 y de acuerdo con la Encuesta Nacional Agropecuaria (ENA) 2017, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el 74% de las unidades de producción reportan pérdidas de cosechas a causas climáticas.

Víctor Manuel Villalobos Arámbula, secretario de Agricultura, ha planteado tres pilares de la estrategia diseñada con el objetivo de dar solución a los problemas del campo mexicano: productividad, responsabilidad e inclusión. Asimismo, el presidente Andrés Manuel López Obrador prometió en campaña electoral y confirmó su compromiso con el campo mexicano en su declaración de los 25 programas prioritarios de la cuarta transformación.

Asuntos climáticos no eran el principal problema del campo en la pérdida de cosechas, pues existen diversos inconvenientes del sector agrícola nacional: escaso crecimiento en la producción, precaria disponibilidad de agua de riego, modelos económicos ambientales no son sustentables, gasto público ineficiente, pobreza, jornaleros sin seguro social ni pensión y cambio climático entre los principales. También afectó al campo la resistencia para modernizar y tecnificar los procesos agrícolas.

Respecto de adoptar técnicas agrícolas ecoamigables en el proceso de modernización, Julian Montes, gerente general de Valent de México, aseguró en entrevista: "La incorporación de productos de química suave o de origen orgánico ayuda a crear un entorno de armonía entre la necesidad imperante de producir más y mejores alimentos con el debido respeto al medio ambiente. Cada vez es más común que los agricultores adopten dentro de sus unidades de producción tecnologías alineadas con la tendencia internacional de crear economías ecoamigables, para beneficio del propio campo y de las sociedades en general"

México tiene un rezago en el sector agrícola. Las innovaciones para el sector no necesariamente se refieren a usar drones o visión computacional y demás elementos de la agricultura de precisión; el solo hecho de emplear productos biorracionales es ya un gran avance a favor de productividad, competitividad y rentabilidad del sector agrícola en México.

En 2019, entre 10% y 15% del territorio mexicano es cultivable; se aprovechan 22 millones de los 27.5 millones de hectáreas de suelos arables agrícolas. Con la generación de políticas que estimulen a los agricultores a trabajar en la producción de alimentos de forma más sustentable (por ejemplo con técnicas ecomigables), se podrá contribuir al cuidado del entorno y hacer más rentable y productivo el campo mexicano. Esto beneficiaría al medio ambiente, los trabajadores, la economía y los consumidores.

 

MéxicoAgriculturaInnovación

¿Te gustó el contenido?

 

 

Recibe las noticias por correo

Entérate de la economía, noticias internacionales y el impacto en los negocios. Aviso de privacidad



 

Publicaciones más recientes

 

Comunicados de empresas

PRNewswire