La adicción a las apuestas
My Press

Domingo, 18 de noviembre de 2018

La adicción a las apuestas

  Algunos resultan afectados por la ludopatía

Publicado en: Ciudad de México, el por

México es uno de los países más aficionados y con adicción a las apuestas . Desde la típica quiniela jugada entre amigos, familia, en la oficina o escuela, convierte la pasión por apostar en un hábito capaz de llegar a convertirse en una enfermedad metal, dicen estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS). La ludopatía es un trastorno en la persona que se ve obligada, por una urgencia a jugar y apostar; catalogada psicológicamente "difícil de controlar". La adicción a las apuestas tiene riesgos, y también ganancias colosales.

Un famoso apostador mexicano de 24 años, André @ElDiamenteNegro, es un joven quien conoció el mundo de las apuestas por su trabajo de periodista en un diario deportivo. Gracias a su afinidad hacia lo digital, un millennial nato, descubrió al portal mexicano Caliente.mx. Sus compañeros apostaban cifras bajas como 200 o 300 pesos, y 'El Diamante Negro' se adentró en este universo.

En Copa América Chile 2015, hice mi primera apuesta por un partido. De inicio eran 200; como iba avanzando el juego le iba metiendo 200 o 300 pesos más, hasta sumar mil pesos, los cuales perdí. En ese momento no sabía ni entendía cómo funcionaba”, reveló André ‘El Diamante Negro’ en entrevista exclusiva con My Press.

Hay casas de apuestas que trabajan en contra de la ludopatía

Fue 2015 el año protagonista del cambio drástico en su vida, y su corta carrera como periodista recién graduado. Renunció al diario y en definitiva al periodismo. Con la liquidación de 40 mil pesos mexicanos, comenzó a jugársela y se dedicó de lleno a los juegos de azar en línea.

Ser apostador se basa en la experiencia, asegura André. El olfato para saber a quién seleccionar como ganador, se adquiere con el tiempo. Estudiar la terminología es clave en el mundo de las apuestas. @ElDiamanteNegro, una vez comprendió de qué se trataba, comenzó a irle a los momios más fuertes y atractivos con sumas de dinero más altas cada vez; en ese momento ganó y creció su liquidación en 40 mil pesos a más 400 mil pesos en su bolsa, y solo en dos meses.

La rutina diaria de un apostador comienza cerca de las 7 de la mañana, y ve los partidos apostados. Una vez terminan, prepara los picks de la tarde, y en la madrugada revisa los picks de la siguiente mañana. Los intervalos traen suficiente tiempo libre ocupado en disfrutar de actividades sociales y familiares. El agobio es una sintomatología recurrente en los apostadores, por este motivo, @ElDiamanteNegro se toma lapsos de desconexión.

De la historia de este apostador y asesor de apuestas mexicano, resalta la inversión y los planes a futuro. André ‘El Diamante Negro’ invierte sus ganancias en fideicomisos y su dinero se multiplica a mediano y largo plazo, mientras sigue apostando. Además de recibir dividendos por suscripción mensual de sus clientes (cifra no revelada), quienes reciben asesoría virtual. "Hay personas que utilizan el dinero recibido para sus gastos personales. Un cliente apostó el dinero que tenía y le alcanzó para pagar el parto de su hija", reveló André dicha anécdota.

@ElDiamanteNegro se "vende" como: "Asesor de apuestas con MÁS CLIENTES EN EL PAÍS", en su cuenta de Twitter. Diariamente, el joven de 24 años apuesta en béisbol. Además, hace apuestas de más de 15 mil pesos por partido de fútbol a los duelos de Rusia 2018, Liga MX, Champions League; cualquier deporte resulta interesante y tiene su análisis, seguido de la apuesta.

Negocio redituable. André reveló a My Press cómo su adicción a las apuestas es su negocio más promisorio a futuro. Las plataformas de los juegos de azar envían las ganancias a la cuenta bancaria del apostador. 'El Diamante Negro', cuando acumula 100 mil pesos en Caliente.mx, retira 50 mil, y de todo lo acumulado al mes en su banco, solo paga el 1% de impuestos a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

¿Cuáles son las consecuencias de salud en un adicto a las apuestas? Ansiedad, es el padecimiento más común, "porque si meten una puesta y la pierden; están esperando otra para recuperar. O si es un día con dos ganadas o dos perdidas, quieren jugar otra más. Esto genera ansiedad constante", señaló. "Hay casas de apuestas que trabajan en contra de la ludopatía [no permiten apostar a personas con cuadros de angustia, depresión, esquizofrenia]; por ejemplo Playdoit.mx". Sí, la adicción a las apuestas es un negocio rentable, y también peligroso para la salud.

 

 

NOTICIAS DE LA SECCIÓN

Los dos segmentos fintech con mayor crecimiento en Latam

Promociones destacadas del Buen Fin

Juez ordena a la Casa Blanca devolver acreditación a Jim Acosta

Sanciones económicas por asesinato de Jamal Khashoggi

¿Te gustó el contenido?