Innovación vs disrupción en las corporaciones
My Press

Domingo, 20 de mayo de 2018

Innovación vs disrupción en las corporaciones

  Los corporativos buscan innovar y le temen a la disrupción

Publicado en: Ciudad de México, el por

El concepto de innovación súbitamente ha cobrado gran importancia en el reciente lustro, en parte gracias al arrollador triunfo de compañías en el sector tecnología. Por ello, miles de empresas en todo el mundo han comenzado a invertir en productos y servicios los cuales desafíen las concepciones establecidas por los mercados anteriores y así generar artículos con valor agregado para los consumidores. Aunque, algunas corporaciones, a pesar de invertir en dichas iniciativas, aún le temen a la disrupción.

De acuerdo con la firma de inteligencia CB Insights, mediante su reporte State of Innovation 2018, 84.9% de las corporaciones consideraron la innovación una necesidad en sus procesos. De hecho, de los 677 líderes de la industria entrevistados, quienes más valoraron dicho factor fueron los pertenecientes a compañías de gran facturación (más de 10 mil millones de dólares, 195 mil 800 millones de pesos) o con puestos más elevados. Al mismo tiempo, más del 41 por ciento dijeron estar en muy alto riesgo de los efectos de la disrupción.

Lo anterior es debido a las concepciones distintas de la disrupción y la innovación. Mientras la primera busca cambiar paradigmas de cómo funcionan y se conciben sectores e industrias enteras, la segunda está enfocada en la mejora continua de lo ya existente. Así, el miedo de las corporaciones es hacia la llegada de startups o emprendimientos con ideas capaces de eliminarlos del mapa comercial y su estrategia contra dicha resolución es invertir (en hasta el 78 por ciento de los casos) en renovar constantemente su oferta de productos y servicios.

Para la mayoría de las corporaciones, ideas que generan innovaciones y disrupciones vienen principalmente de clientes y empleados

Aun cuando tienden a evadir el riesgo, concentrarse en la innovación continua y protegerse de proyectos disruptivos, no todas las corporaciones tienen la misma aversión. Para las empresas de alto rendimiento (en el 15 por ciento superior de la escala de resultados financieros con respecto a competidores primarios en el transcurso de 1 año), es hasta tres veces más probable verlas liderar cambios en la industria, particularmente porque invierten hasta 55 por ciento más que otros negocios de menor éxito, en ideas capaces de cambiar los paradigmas del mercado.

Basar aunque sea 28 por ciento de la inversión de innovación en proyectos disruptivos (comparado al 24 por ciento y 18 por ciento promedio dedicado por las compañías de medio y bajo rendimiento) tiene consecuencias muy concretas. El 32 por ciento de las corporaciones en el espectro alto de resultados financieros, reportaron el 73 por ciento de las veces encontrarse adelante o muy adelante de sus competidores en nuevas ideas de negocio. Además, son cinco veces más susceptibles a integrar una cultura novedosa en áreas de operación desde Recursos Humanos hasta marketing.

Más allá de aquellos contados casos donde sí se establece un claro acercamiento hacia la innovación y la disrupción, en general las corporaciones de cualquier nivel de desempeño son todavía lentas en desarrollar proyectos donde se mejoren sus servicios y productos existentes. Las compañías tardan, en el 66 por ciento de los casos, entre 7 meses y 2 años en concretar nuevas invenciones y, como se muestran reticentes a comprar elementos externos o asociarse con otros agentes en el proceso, hay todavía poca formalidad en todo su esquema.

 

 

NOTICIAS DE LA SECCIÓN

Áreas protegidas amenazadas por actividad humana

Generación de periodistas millennials

Trump defenderá a tecnológica móvil china ZTE tras bloqueo

Escuela de Periodismo Carlos Septién García cumple 69 años

Innovación Economía Empresas

¿Te gustó el contenido?