Creatividad: el valor empresarial del milenio
My Press

Viernes, 17 de Noviembre de 2017

Creatividad: el valor empresarial del milenio

  ¿Por qué fomentar este aspecto dentro de la compañía?

Publicado en: Ciudad de México, el por

Hoy en día, el ambiente comercial se ha convertido en un ecosistema en extremo competitivo, donde cada empresa y negocio debe de luchar con todos sus recursos para mantenerse relevante en un entorno altamente cambiante y dinámico. Si bien anteriormente para las compañías el gran valor agregado radicaba en la incorporación de avances tecnológicos, este milenio estará marcado por una tendencia aún más poderosa e importante que el desarrollo de la ciencia: la creatividad.

El rubro de la creatividad es extenso, pues en una concepción empresarial se refiere a la implementación de alguna idea con el fin de, por ejemplo, incrementar las ventas, mejorar el rendimiento de las operaciones, presentar un nuevo producto o servicio, rediseñar la imagen de la compañía o aumentar la satisfacción de usuarios y clientes a través de su experiencia. Como puede tomar una infinidad de formas, tiene el potencial de convertirse en un aspecto imprescindible para la propuesta de valor de cualquier negocio.

"La creatividad es muy importante en el ambiente de trabajo, pues permite presentar disrupciones positivas en el flujo de la estructura empresarial desde adentro", comenta Erika Pérez, líder de Recursos Humanos en la consultora multinacional BeeckerCo. "Contrario a la creencia popular, no solamente es importante en áreas como Marketing o Desarrollo de contenidos. Poder generar valor en cualquier área lleva a la mejora de procesos, a la generación de mejores prácticas. Toda la compañía puede beneficiarse de más ideas, sin importar de donde venga. Es un concepto muy relacionado con los intrapreneurs, quienes comienzan el cambio en los negocios".

Una idea no es más que la combinación nueva de viejos elementos" -Jack Foster en How to Get Ideas

Otro concepto muy relacionado con la creatividad es la innovación. Ésta última se ha convertido en un objetivo muy concreto de la gran mayoría de las compañías en el mundo, pero frecuentemente se suele olvidar cómo precisamente es la creatividad, la que origina a la innovación: se necesita un flujo de ideas constantes a fin que alguna de ellas se convierta en una disrupción de valor específica y benéfica para la empresa. Si bien los negocios pueden perseguir la innovación con todas sus fuerzas, jamás llegará sin una correcto fomento de la creatividad.

"Hay muchas formas para incentivar e invitar a los colaboradores a abrir el 'grifo de la ideas' y se aventuren a dar propuestas de valor. Por ejemplo, es importante recompensar a las personas dejándolas presentar proyectos y dándoles la oportunidad de trabajar en ellos; una práctica adoptada por gigantes tecnológicos como Google y también por empresas como nosotros. Igualmente, reforzar aspectos como la tenacidad, la confianza y el entusiasmo permite asegurar una sana creatividad", aclaró Fernando Leibowich Beker, CEO de la consultora.

Entre las prácticas más comunes para generar creatividad en la empresa está reafirmar a los colaboradores que su carrera no se encuentra en la línea por sugerir "malas" ideas, incentivar la participación mediante algún tipo de premio o recompensa, fomentar la libre comunicación entre las diferentes áreas y dentro de ellas, así como tomar en cuenta la organización de actividades. Este último punto es particularmente cierto, pues la sobrecarga o mal manejo de las actividades imposibilita el flujo de la innovación y quita valor a las propuestas.

 

 

NOTICIAS BREVES

Adelantan campaña "En invierno contigo" CDMX

Empresas aún pagan menos a mujeres que a hombres

Científicos cambian ADN de paciente

Publicidad de marca es más efectiva por streaming

¿Te gustó el contenido?