Acuerdo comercial bilateral entre México y EU

Ciudad de México  

Incertidumbre sobre participación de Canadá

 

MéxicoyEstados Unidosalcanzaron un acuerdo comercial de carácter bilateral dentro de los parámetros de la renegociación, de un año de duración, del Tratado de Libre Comercio de América del Norte(TLCAN).

Este nuevo pacto, en palabras del presidente estadounidense, Donald Trump, suplantará al TLCAN y proporcionará una nueva estructura económica, financiera y de comercio entre ambas naciones. Además, como también enunció Trump, el nombre será cambiado a "Acuerdo Comercial entre Estados Unidos y México"dado que el anterior representa intereses, políticas y cuestiones caducas. Así como lineamientos negativos para la economía del país norteamericano.

Cabe mencionar queCanadá(momentáneamente fuera del convenio) entrará ahora, de manera directa, en pláticas con el gobierno estadounidense con el fin de seguir con el carácter tripartito deltratado original. La administración del primer ministro canadiense, Justin Trudeau decidió en junio de 2018 apartarse de la mesa de diálogos entre Méxicoy Estados Unidoshasta que estos resolvieran sus propias agendas. Por ejemplo, el escenario de la industria automotriz y la eliminación del concepto de cuotas en elcampo agricultor.

Sobre esto, el nuevo acuerdocontempla que la fabricación de automóviles eleve su porcentaje de producción al 75% (actualmente está en 62.5%). Añadido a esto, se estipuló una cláusula en donde se establece que el 45% del proceso del contenido será elaborado por trabajador con un sueldo de, al menos, 16 dólares la hora.

No obstante, Trump enfatizó que, en caso de que Canadáno esté de acuerdo con los planteamientos del nuevo tratado, el acuerdo bien podría únicamente realizarse de manera bilateral. Este punto, en particular, podría resultar contraproducente dadas las aspiraciones políticas del presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, y su gabinete, quienes han reiterado la importancia de contar con la presencia de los canadienses en materia comercial al momento de tomar posesión.

Chrystia Freeland, ministra de Asuntos Exterioresde Canadá, durante su visita a Méxicoen julio de 2018, subrayó que elTLCANse constituyó con base en un esquema trilateral de relaciones comerciales y cooperación internacional. En este sentido, se antoja un panorama no favorable para Trudeauy sus representantes dado que la materialización del acuerdo entre Méxicoy Estados Unidos podría fungir como barrera argumentativa al momento de dialogar con los estadounidenses.

Aún con la iniciativa de adjuntar un trato separadoentre Canadá y Estados Unidos, la tensa atmósfera arancelaria seguiría su curso. Desde hace dos meses, las áreas productivas de los dos países han visto afectadas sus exportaciones debido a las altas tarifasen bienes de consumo primario e industrias de alto perfil, como la delaluminio.

Por su parte, el presidente deMéxico, Enrique Peña Nieto, realizó, por medio de una llamada telefónica con su homólogo norteamericano, un comunicado conjunto a los medios a fin de exponer la determinación de seguir adelante con el pacto comercial. La llamada fue transmitida en vivo desde la Oficina Oval de la Casa Blanca, en donde estaban presentes las dos delegaciones negociadoras, presidias porLuis VidegarayyRobert Lighthizer, representando a México y Estados Unidos respectivamente.

Durante la llamada, ambos presidentes elogiaron el trabajo realizado y se mostraronpositivosante la conclusión de las negociaciones. También afirmaron que el nuevo tratadobeneficia y atiende las necesidades de los dos países. Asimismo, Trump destacó la colaboración entre el gobierno mexicano actual y el que entrará en funciones a partir del 1 de diciembre de 2018 con López Obradoral frente, señalando que dicho trabajo conjunto facilitó, en gran medida, el proceso.

El convenio aún deberá pasar por las cámaras del CongresodeEstados Unidosy deMéxicoantes de que se firme de manera formal por parte deTrumpy Peña Nieto; sin embargo, la finalización de las negociaciones beneficia lossectores económicosde las dos naciones y representa un avance de cara a la relación que se tendrá durante los próximos años.

De igual forma, Donald Trumptrajo a la mesa la complicada situación existente con países como China. Al respecto señaló que los tiempos de conversación no son posibles por el momento dado lo fraguado que el conflicto está. Aquí, evidentemente, hay una gran marea de problemáticas políticas, en el periodo entre marzo y agosto de 2018, la tensión entre Estados Unidos y Chinaha escalado es incluso se calificó como una "guerra comercial".

Por el momento, la situación económica deMéxicoy Estados Unidosencontró un punto de solidez bastante necesario. Sobre todo, pensando en las fluctuaciones de las divisas en los últimos meses. Habrá que esperar a la respuesta por parte del gobierno canadiensepara saber si el tratado permanecerá como un acuerdo trilateral.

 

TLCANEstados UnidosMéxico

¿Te gustó el contenido?

 

 

Recibe las noticias por correo

Entérate de la economía, noticias internacionales y el impacto en los negocios. Aviso de privacidad



 

Publicaciones más recientes

 

Comunicados de pensa