Reseña de la nueva comedia de Juan José Campanella

Ciudad de México  

"El cuento de las comadrejas" es un remake de "Los muchachos de antes no usaban arsénico" (1976), un clásico del cine argentino

 

Cuatro amigos compartiendo su vejez, una pareja de jóvenes ambiciosos y un juego de ajedrez entre ambos bandos. Esta comedia de humor negro de Juan José Campanella (El secreto de sus ojos, 2009) lleva al espectador a través de una historia con revelaciones bien llevadas, diálogos destacables y algunos momentos meta, es decir, autorreferencias con el objetivo de recordar al espectador que está viendo cine, aunque en general lleva un ritmo que en ocasiones se hace lento.

"El cuento de las comadrejas" es un remake de "Los muchachos de antes no usaban arsénico" (1976), un clásico del cine argentino estrenado en el momento en el cual se vivía un Estado militar en la Argentina, hecho que impidió a la película de José Martínez Suárez tener el impacto que merecía por los toques de queda implementados en ese momento, según señaló el embajador de Argentina en México, Ezequiel Sabor, en una proyección especial organizada por dicha embajada.

Esta entrega del director argentino ganador de múltiples premios tiene como protagonistas a actores consagrados en su país natal y quienes logran una buena química en pantalla. Mara Ordaz (Graciela Borges) es una actriz cuyas épocas de gloria quedaron en el pasado, Norberto Imbert (Óscar Martínez) un aclamado director también de la época de oro del cine en Argentina y quien trabajó con los otros dos personajes, Pedro de Córdova (Luis Brandoni), esposo de Mara y actor poco talentoso quien sufrió un accidente que lo llevó a una silla de ruedas y Martín Saravia (Marcos Mundstock), guionista que perdió la oportunidad de seguir trabajando en la industria por hacer un documental sobre temas sensibles.

Los cuatro amigos que comparten su vejez en una casa a las afueras de la ciudad, se encuentran envueltos en una dinámica que ya les es familiar y, aunque no es de todo armoniosa, sí es una vida sencilla, sin complicaciones y sin villanos, por eso no podría ser una película, menciona uno de los personajes; como si esas palabras fueran una profecía, en ese momento Francisco Gourman (Nicolás Francella) y Bárbara Otamendi (Clara Lago) aparecen en la casa. La joven pareja dedicada a los bienes raíces, ha ideado un plan para hacerse de la propiedad y es aquí donde comienza el juego de estrategia entre los seis personajes.

Campanella no solo explora las situaciones, a veces graciosas y otras crueles, que se desatan en la trama, sino que de manera tangencial retrata la trágica inevitabilidad de la vejez así como la alegría de compartirla con alguien, así, mientras los cuatro protagonistas reviven los mejores momentos de sus carrera también se muestran las complejidades de una relación de más de 40 años.

La película es muy disfrutable, con momentos divertidos, risas incómodas y situaciones un tanto crueles que reflejan cómo la vida puede ser trágica y cómica al mismo tiempo. "El cuento de las comadrejas" se estrena en las salas de cine de México el viernes 19 de julio.

 

CineArgentinaestilo

¿Te gustó el contenido?

 

 

Recibe las noticias por correo

Entérate de la economía, noticias internacionales y el impacto en los negocios. Aviso de privacidad



 

Publicaciones más recientes