Reino Unido amenaza al ciberespacio libre

Ciudad de México  

Tras los atentados, Theresa May quiere regular internet

 

El pasado sábado 3 de junio, sietepersonas murieron y más de 40resultaron heridas debido a un ataqueen la capital británica, que las autroridades calificaron como “terrorista”. El autodenominadoEstado Islámicose adjudicó los atentados, en donde tres hombres atropellaron a una veintena de peatones en el Puente de Londres y después apuñalaron a varias personas en el Borough Market, ubicado en el centro de la ciudad.

Tras estos eventos la primera ministra deReino Unido, Theresa May, instó a los políticos británicos y a los de otros gobiernos a trabajar para establecer regulacionesmás estrictas en torno al uso de internet. Se espera que, con estas medidas, se pueda evitarla difusión de propaganda de grupos radicales como el Estado Islámico y así protegermejor a la población.

Entre las barreras que se planean establecer es añadir controlespara el ciberespacio,y así otorgar máspoderal gobierno para poder restringir ciertas áreas de la red. Con esto se lograría que los atacantes encontraran más obstáculosen el acceso cibernético y dificultaría la organización de algún futuro ataque como los que se han realizado hasta la fecha.

De acuerdo a la investigación de My Press, a pesar del debateque estas declaraciones generaron a nivel mundial, May enfatizó que la cooperación internacionales inminente pues se necesita de una unión para poder“alcanzar acuerdos internacionales que regulen el ciberespacio y que eviten la propagación del extremismo y la planificación de actos terroristas”.

Whatsapp, Facebook y Twitterson algunas empresas de tecnología que han sufrido la presión de los gobiernos, pues se ha demostrado en repetidas ocasiones que las redes socialeshan sido el medio para organizar ataques terroristas. Simon Milner, director de estrategia de Facebook, declaró que quieren “ser un espacio hostil para los terroristas” y que no permitirán“que grupos o personas se involucren en actividades terroristas o publiquen contenido que exprese apoyo al terrorismo”.

Por otro lado, algunas organizaciones que luchan a favor de lalibertad de la red no coinciden con las ideas de Theresa May. Open Rights Group, una organización británica sin fines de lucro que promueve la liberta de expresión en internet, asegura que, en caso de implementarse las nuevas medidas, sus consecuencias podrían ser contraproducentes. Explican que los grupos extremistas podrían trasladar sus comunicaciones a zonas más profundas de la red, lo que haría más difícil su búsqueday vigilancia.

Las medidas que tomará Reino Unido quedan inciertas momentáneamente. El 8 de junio se realizaron las eleccionesanticipadas para elegir a un nuevo primer ministro, en donde contendieron Jeremy Corbyb, del partido laborista; y la actual primera ministra. Si la funcionaria conservadora gana, se espera que ponga en marcha su plan para poder regular el ciberespacio con fines deseguridad nacional.

 

¿Te gustó el contenido?

 

 

Recibe las noticias por correo

Entérate de la economía, noticias internacionales y el impacto en los negocios. Aviso de privacidad



 

Publicaciones más recientes

 

Comunicados de empresas

PRNewswire