¿Cumple Ley Fintech requisitos regulatorios?
My Press

Jueves, 21 de junio de 2018

¿Cumple Ley Fintech requisitos regulatorios?

  Fue aprobada recientemente por la Cámara de Diputados

Publicado en: Ciudad de México, el por

México puede convertirse muy pronto en una de las pocas naciones a escala internacional en poseer una reglamentación oficial en donde exista un marco jurídico para la operación de las Instituciones de Tecnologías Financieras (fintech), denominadas por las siglas ITF. Si bien esta iniciativa convertiría al país en pionero en el tema, también significa que no existen muchos casos de éxito o un camino fijo o probado a seguir. Por tanto, esta propuesta, así como puede significar un gran avance para el sector global, puede también convertirse en una anécdota de cautela para futuros intentos. Sin embargo, hay expertos dentro de la industria privada quienes tienen una idea (si acaso, un poco general) de cuáles requisitos debería cubrir un documento de este tipo.

Uno de estos actores es la firma de consultoría Oliver Wymann, la cual se ha especializado en los sectores de la banca y los servicios financieros. A través de su estudio Cryptocurrencies and Public Policy: Key Questions and Answers, la compañía analiza múltiples aspectos de esta herramienta particular, desde sus consideraciones en el entorno macroeconómico, hasta algunos puntos clave indispensables para su interacción con el público y los inversores. Igualmente menciona, en lo general, algunos áreas regulatorias en las cuales los gobiernos y administradores pueden enfocarse al momento de redactar marcos legales, no solo para las criptodivisas sino para otras tecnologías del sector por igual. En este contexto, ¿cómo se desempeña la Ley Fintech con respecto a esta especie de requisitos jurídicos planteados por la empresa global?

+Integridad y eficiencia del mercado/Protección a inversionistas—Regular: La firma de consultoría menciona que los gobiernos pueden aprovechar la creación de marcos jurídicos nuevos para promover buenas prácticas y el "juego justo" dentro del sector, a través de establecer reglas sobre manipulación de precios, estándares de participación, registro de nuevos actores y transparencia. La Ley Fintech menciona múltiples de estos aspectos (especialmente en su Título III, Capítulo II, sobre la operación de las ITF), particularmente en relación de algunos requisitos puntuales con respecto al otorgamiento de licencia de nuevos negocios, pero no toca en ningún momento temas de competitividad específicos a la industria.

Sin embargo, Oliver Wymann advierte cómo, a mayor regulación, se corre el riesgo de aumentar costos y desincentivar la innovación

+Protección al consumidor—Buena: Una de las preocupaciones de Oliver Wymann es el establecimiento de estándares mínimos con respecto a sistemas de resguardo de datos confidenciales, políticas de privacidad, manejo de riesgos cibernéticos y regulación de volúmenes de transacción; así como castigos significativos para prevenir faltas de conducta. En este sentido, la Ley Fintech es particularmente notable por su enfoque en poner complejos sistemas para asegurar el bienestar del público. No solo las empresas que aspiren a convertirse en ITF deben cumplir requisitos de ciberseguridad, transparencia y fondos para obtener licencia, además se han planteado fuertes multas para posibles omisiones u actividades no autorizadas.

+Estabilidad financiera y regulación prudencial—Buena: Las startups de este sector, a pesar de su factor innovador, forman parte del ecosistema financiero superior y por tanto se vuelve importante, desde el terreno legislativo, asegurar su fortaleza a pesar de la operación de estos nuevos actores. Al respecto, La Ley Fintech hace un trabajo destacado en determinar límites en las actividades que pueden ser realizadas por las diferentes ITF (de activos virtuales, financiamiento colectivo o pago electrónico) e incluso presenta la figura de los Modelos Novedosos para pruebas controladas de nuevos servicios y productos para el mercado.

+Limitación de actividades ilícitas—Buena: Así como sucede con el punto de protección al consumidor, la firma de consultoría pone mucho énfasis en la necesidad de establecer controles para evitar daños a la sociedad o a los individuos; ante lo cual propone la implementación de regulaciones que permitan un monitoreo y seguimiento constante de las actividades de estas startups. En este sentido, la Ley Fintech también sobresale con la introducción de inspecciones (a ser llevadas a cabo por Banco de México, Comisión Nacional Bancaria y de Valores y el Consejo Nacional para la Defensa de Usuarios de Servicios Financieros) en las cuales, de identificarse crímenes como lavado de dinero, se impondrían castigos penales severos.

 

 

NOTICIAS DE LA SECCIÓN

¿Cuánta información recopila Facebook?

PIB global influenciado por el uso de Inteligencia Artificial

Cómo conectan las marcas en Twitter

Consideraciones de fabricación de satélites

FinTech México Criptodivisas

¿Te gustó el contenido?