Bots y trolls crean falsa equivalencia en debate provacunas en Twitter
My Press

Martes, 20 de noviembre de 2018

Bots y trolls crean falsa equivalencia en debate provacunas en Twitter

  Investigadores señalan tácticas similares a las usadas en elecciones 2016 de EEUU

Publicado en: Ciudad de México, el por

Investigadores de la Universidad George Washington, la Universidad Johns Hopkins y la Universidad de Maryland publicaron un artículo sobre cómo la comunicación sanitaria puede convertirse en un arma mediante el uso de bots y trolls en Twitter. Los médicos e informáticos responsables del estudio concluyeron que los bots son empleados para esparcir malware y mensajes antivacunas no solicitados, mientras los trolls rusos promueven la discordia en torno al tema de las vacunas. Cuentas que pretenden pertenecer a usuarios reales crean falsa equivalencia y merman el consenso público acerca de las vacunas.

Las implicaciones para la salud pública son graves, pues al confrontar de manera directa a los escépticos antivacunas, esto permite a los bots legitimar el debate basado en falsas ideas y preconcepciones. Ahí radica la falsa equivalencia: las vacunas no causan autismo y sí funcionan para el fin de prevenir enfermedades, gran parte de la población es consciente de ello; pero, al encontrar tantas voces de bots y trolls diseminando información falsa, se genera la percepción de que realmente existe un gran número de personas antivacunas y se aviva el debate.

El estudio consistió, primero, en examinar si bots y trolls de Twitter publican sobre vacunas con más frecuencia que los propios usuarios promedio reales de la red social. Lo siguiente fue analizar las tasas relativas con las que cada tipo de cuenta publicó en pro de las vacunas, en su contra y mensajes neutrales. Por último, en un tercer análisis, identificaron un hashtag utilizado sólo por los trolls rusos y usaron métodos cualitativos para describir su contenido.

Trolls rusos, bots sofisticados o contaminantes (difunden malware y contenido no solicitado) hacen más publicaciones sobre vacunas que los usuarios promedio del estrato conversacional de Internet. Las cuentas identificadas por el Congreso estadounidense como trolls rusos son más propensas a publicar más tweets sobre enfermedades prevenibles con vacunas (zika, por ejemplo), mas no necesariamente de vacunas. En comparación con los usuarios promedio de Twitter, los spambots tradicionales (diseñados para ser reconocidos como robots) y los que contaminan contenido son significativamente menos propensos a publicar acerca de enfermedades prevenibles con vacunas.

Una forma de combatir este fenómeno, indican los investigadores, sería que los profesionales de la salud combatieran los mensajes ellos mismos, pero sin alimentar el falso debate con los trolls.

Contenidos polarizados y antivacunas son compartidos en menor medida por usuarios reales; no obstante, bots y trolls tienen una participación activa en la conversación sobre salud pública y sesgan las discusiones respecto a la vacunación. Este descubrimiento en particular es valioso en la lucha contra los contenidos falsos antivacunas, dado que ni el público en general ni los algoritmos son capaces de identificar a estos bots, trolls o cyborgs.

Ahora bien, tanto los trolls como los bots promueven discursos pro y antivacunación para crear falsa equivalencia, comportamiento consistente con una estrategia política de promoción de la discordia antes vista, durante las campañas de 2016 en Estados Unidos. Cuentas asociadas con distribución de malware y contenido comercial tienden a promover mensajes antivacunas; pueden usar contenido antivacuna como señuelo para clickbait, aumentando así sus ingresos publicitarios y exponiendo a los usuarios a software malicioso.

 

 

NOTICIAS DE LA SECCIÓN

Apps de terceros, culpables por fraudes de criptomonedas en Twitter

Ganadores de los Premios a la Innovación CES 2019

Incendios forestales en California y el cambio climático

Exoesqueletos, agujeros de gusano y vida extraterrestre en Marvel

Twitter Salud

¿Te gustó el contenido?