La herencia de la fobia social
My Press

Viernes, 15 de diciembre de 2017

La herencia de la fobia social

  El miedo al público puede ser algo muy común

Publicado en: Ciudad de México, el por

El miedo al público o a las relaciones sociales, es algo muy común en las personas, pues puede provocarse por cualquier situación. De acuerdo con la Asociación Madrileña de Agorafobia, se calcula que más del 20% de las personas va a sufrir una crisis de ansiedad en algún punto de su vida mientras un un 9% desarrollará un trastorno de pánico. Por otro lado, muchos pacientes con trastorno de pánico son propensos a desarrollar rasgos hipocondríacos.

La fobia social, también conocida como Trastorno de ansiedad social, es un miedo bastante fuerte a ser juzgado por otros y a sentir vergüenza. El problema puede complicarse en el momento que la persona no quiera ir a trabajar, a la escuela o al llevar a cabo actividades de la vida cotidiana. Algunos ejemplos de cómo puede presentarse este tipo de fobia es al momento de conocer alguien nuevo o al hablar en público, pues el nerviosismo pasa a ser una parte importante en el proceso.

La fobia social es una de las más comunes pues se produce por el miedo a relacionarse con otras personas

Algunas señales de la presencia de la fobia social son: preocupación durante días o semanas antes de algún evento social, evitar lugares donde haya muchas personas, dificultad para hacer y conservar amigos, sonrojarse, sudar o temblar alrededor de otras personas, sentirse tímido o avergonzado frente a los demás y presentar nauseas o malestar en el estómago cuando están con alguien más. De acuerdo con Claudio Plá, médico psiquiatra y psicoanalista,"hablamos de miedo como un problema cuando éste se convierte en disfuncional, cuando produce más inconvenientes que las ventajas que podría proporcionar".

Pero, ¿qué es lo que provoca una fobia social? En muchas ocasiones, ésta puede ser hereditaria pero realmente se desconoce el porqué se presenta en algunas personas y en otras no. Algunos investigadores afirman que el no saber interpretar la conducta de los demás podría jugar un papel fundamental al momento en el que surge la fobia. Por otro lado, una posible causa podría ser la falta de buenas habilidades sociales, pero es importante aprender cómo funciona el miedo y la ansiedad pero sobre todo, el estrés y los factores ambientales, los cuales pueden relacionarse con el trastorno social.

Plá afirma que "el cuerpo no se alista solamente para enfrentarse al peligro que desencadenó el miedo, sino también para eludirlo". No obstante, ésta como otras fobias cuentan con un tratamiento y existen diversas vías para abordarla, por ejemplo la psicoterapia, también conocida como terapia cognitiva-conductual, en donde se le enseña a los pacientes diferentes formas de pensar y cómo comportarse y reaccionar en distintas situaciones. De igual forma, los doctores pueden recentar medicamentos para tratar la fobia social, pero los más comunes para ésto son los ansiolíticos, para la ansiedad y los antidepresivos para tratar la depresión.

 

 

NOTICIAS DE LA SECCIÓN

Viagra genérico entra al mercado farmacéutico

33% de empresas afectan salud de colaboradores

Para 2050, 132 millones de personas tendrán demencia: OMS

Project Evo combate déficit de atención

¿Te gustó el contenido?