El consumo de refresco en México, Argentina y Colombia
My Press

Viernes, 21 de septiembre de 2018

El consumo de refresco en México, Argentina y Colombia

  En estos países se consumen refresco en cantidades alarmantes

Publicado en: Ciudad de México, el por

Actualmente el consumo de refresco es uno de los detonantes del sobrepeso y enfermedades como la diabetes por lo que, las cantidades ingeridas son cada vez más preocupantes.

En todo el planeta el consumo de bebidas carbonatadas conocidas comúnmente como refrescos y gaseosas, es alarmante. El azúcar, su principal ingrediente genera adicción en niños, jóvenes y adultos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha pedido durante lo que va de esta década, que se alce el porcentaje de impuestos de estos líquidos y ya varios países, entre ellos México, se aplicaron a la norma.

Se prevé que al fijar el costo de un refresco con al menos el 20 por ciento de incremento, baje el consumo y se orille a la población a beber otros líquidos como agua, jugos naturales caseros o café. Estados Unidos, por ejemplo, ya muestra un 25 por ciento a la baja, en venta de dichas bebidas.

La diabetes tipo 2, el sobrepeso y la obesidad en infantes y adultos, además de caries y complicaciones dentales se relacionan con el consumo de refrescos

Y es que, la industria refresquera está bajo la lupa de las entidades de salud que la "señala" como una de las causantes de diabetes tipo 2, sobrepeso y obesidad en infantes y adultos, así como caries y complicaciones dentales.

En México según un estudio del Centro para la Ciencia de Interés Público (CSPI), "su consumo per cápita se encuentra entre los más altos del mundo con 135 litros por persona en un año".

Para Colombia, los índices aumentan año con año. Conforme al reporte del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), casi 15 millones de botellas de gaseosas se consumieron durante 2016.

Por su parte, Argentina, que en 2013 lideraba la tabla de mayor consumo de refrescos con 131 litros por persona (anual), a la fecha, ya dejó de consumir al menos 200 mil litros por año, con base a cifras de la Cámara Argentina de la Industria de Bebidas sin Alcohol (CADIBSA). En este país, factores como la inflación y el estancamiento de la economía, llevaron a la población a disminuir el consumo de refrescos.

 

 

NOTICIAS DE LA SECCIÓN

Investigadores descubren posible influencia de microbiota en obesidad

La potencial toxicidad de los tuppers de plástico con BPA

Beneficios del aguacate para pacientes diabéticos

Enfermedades a causa del reflujo gastroesofágico

¿Te gustó el contenido?