Resuelve tus dudas sobre la Factura 3.3
My Press

Martes, 18 de septiembre de 2018

Resuelve tus dudas sobre la Factura 3.3

  Hay ciertos cambios que se deben conocer

Publicado en: Ciudad de México, el por

A partir del 1 de diciembre del 2017, se puso en marcha el nuevo sistema actualizado de facturación electrónica conocido como Factura 3.3, por su versión. En ella, los contribuyentes deberán especificar todas las operaciones con datos como el tipo de moneda, tipo de activos, direcciones postales, etc., lo cual le facilitaría la fiscalización al Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Comparada con la versión anterior, esta factura requiere de más información, por lo cual se recomienda solicitar la asistencia de algún contador para conocer el proceso. Por el momento, el SAT no emitirá multas en caso de equivocaciones, pero en el futuro los individuos podrían pagar sanciones económicas de hasta 2 mil pesos, mientras que las personas morales pagarían hasta 77 mil por equivocaciones en la emisión de facturas.

Desde el 1 de diciembre se encuentra disponible el nuevo sistema actualizado de facturación electrónica, factura 3.3

La factura 3.3 incluye un catálogo de 53 mil productos y servicios para que los contribuyentes puedan buscar la clave correspondiente a la mercancía vendida o el servicio prestado. Una de las observaciones sobre esta versión es, si al momento de emitir la factura el contribuyente no ha recibido el pago por el servicio brindado, esto se puede seleccionar dentro del formato, pues si aún no recibe el pago y marca la casilla en la factura, el SAT requerirá el pago del impuesto.

Por otro lado, si en la factura se selecciona un servicio o un bien exento del Impuesto al Valor Agregado, se debe especificar que la tasa de impuesto es de 0.00. También el contribuyente no debe señalar en todas las facturas electrónicas la opción de "Por definir" en el apartado de uso de comprobantes. Si aún no se sabe el objetivo final del comprobante, se le puede poner esa opción, pero si ya se conoce, se debe especificar el uso y la clave correspondiente.

Actualmente ya no es necesario solicitarle a los clientes la dirección fiscal, pero muchos negocios aún lo piden e implica una pérdida de tiempo para el consumidor. El SAT ya no está interesado por este dato en los comprobantes, pues con solo la clave del Registro Federal de Contribuyentes se puede identificar a los involucrados en un movimiento detallado. Por último, es importante que los individuos aprendan a realizar sus facturas y, en caso de necesitarlo, pedir ayuda o contratar a un contador.

 

 

NOTICIAS DE LA SECCIÓN

Google Chrome al alcance de tus huellas dactilares

Pymes recurren cada vez más a fuentes alternativas de financiamiento

Sismo de 19S aumenta 9 veces la búsqueda de seguros de hogar

Criptomonedas, la alternativa al envío de remesas

¿Te gustó el contenido?