México de colores
My Press

Martes, 25 de septiembre de 2018

México de colores

  Multiculturalismo y diversidad

Publicado en: Ciudad de México , el por

México
México
México

México es un país multidiverso, en el sentido de estar conformado por una amplia plétora de factores raciales, culturales, económicos y religiosos. Por ello, no es enteramente apropiado hablar de una única ideología mexicana. A lo largo y ancho de la República se manifiestan diversos brotes individualmente representativos, desde entidades en posesión de un sentido cosmogónico ancestral, como los Huicholes, hasta el constante galope globalizador de la Ciudad de México.

Ahora bien, por supuesto hay ciertos elementos que pueden conformar, grosso modo, generalidades. Por ejemplo, el catolicismo. Como la mayoría de los países de América Latina, México es uno de los principales bastiones católicos del mundo. Figuras como la Virgen de Guadalupe o la imagen de la iglesia a manera de institución son algunos de los componentes de este marco de significación.

Esta forma de ser tan nuestra (de los mexicanos), debido a una cuestión de arraigo, se remonta hasta los años de la Conquista y posterior Colonia. No obstante, es necesario entender al catolicismo como una corriente inyectada de manera impositiva por España y al mexicano como un individuo producto del mestizaje.

No es por decir que lo anterior se trata de un componente negativo, mi idea dista de pretender emitir juicios, más bien busco apoyarme en hechos. Estos procesos, la evangelización y la transfusión cultural respectivamente, relegaron casi todos los indicios propios del perfil prehispánico, tales como las tradiciones, creencias e identidad.

Siguiendo la misma línea, nos encontramos con el idioma. Esta es, quizás, la más importante razón de distinción y unificación para un conjunto de personas. No solo consiste en una manera de hablar, también hace referencia a todo un proceso a través del cual se comprende y se construye la realidad. Sin embargo, por más que se hable español en nuestro país, no es el mismo español hablado en Argentina o Chile, ni siquiera es el mismo en Monterrey y en Yucatán.

Retomando el concepto de multiculturalidad, la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas estima que México cuenta con 68 comunidades indígenas, representando alrededor de 11 millones de personas. Tan solo en la capital se hablan 55 lenguas propias de estos pueblos. El problema es que este gran número de habitantes no entra dentro del cajón paradigmático de lo entendido por "México" dado el contraste entre su perfil y el del resto de la población.

Los extranjeros, por ejemplo, sean colombianos, chinos, españoles, argentinos o estadounidenses, son otro notable sector poblacional aportador de diferentes campos semánticos y diversidad. Además, como sucede con las comunidades indígenas, estos grupos, a menos que se encuentren en estratos sociales de alta posición, comúnmente son apartados del estereotipo nacional. Ya sea por motivos fuera de su alcance o por voluntad personal. México es un país de inmigrantes, de un inmenso tráfico cultural. Entender este complejo país desde ese enfoque, en vez de procurar encasillarlo, es la mejor manera de atacar sus problemas y buscar posibles soluciones.

Cada vez es más complicado toparnos con una nación cien por ciento pura (si es que tal expresión tiene cabida). Los grandes países tienen en sus filas gente proveniente de un sinfín de lugares. La Copa del Mundo de Rusia 2018 fue una muestra idónea de esto. Hay ideologías imperantes, mas no hay ideologías absolutas. Los escenarios de racismo, discriminación y segregación latentes en Estados Unidos, sobretodo desde la llegada de Donald Trump, no son realidades tan ajenas a la nuestra como solemos pensar.

Frases como "el racismo está allá", "la inmigración es un problema de allá", son parte de la cotidianidad de prejuicios formulados a partir de discursos dogmáticos que engloban, incorrectamente, a toda una nación.

Un país resuelto, no fragmentado y en plena conciencia de sí mismo, puede aspirar a la solidez y determinación necesaria para hacer frente, de manera competente, al panorama internacional. Ya sea desde las almenas de la política y la economía o desde la convicción que proporciona una sociedad con una fuerte identidad nacional.

 

 

NOTICIAS DE LA SECCIÓN

Fundadores de Instagram se despiden de la aplicación

Startup Tumbiko recupera oficio joyero

Argentina paralizada por huelga general contra Macri

México redefine la industria del eCommerce

México Cultura

¿Te gustó el contenido?