Los tres requisitos para la creatividad empresarial
My Press

Lunes, 22 de enero de 2018

Los tres requisitos para la creatividad empresarial

  Son necesarios para generar motivación en los colaboradores

Publicado en: Ciudad de México, el por

Hoy en día, la democratización de las herramientas para crear servicios (gracias a los avances digitales), la superior educación de la población y el mayor acceso a la información, ha convertido a la innovación empresarial interna en el valor agregado por excelencia. Por esta razón, para las compañías puede llegar a resultar frustrante ver que sus colaboradores no generan ideas creativas para el desarrollo del negocio. Sin embargo, este problema, más allá de surgir de los individuos, suele tener sus raíces en el desempeño de la gerencia superior.

Para Ismael Pantaleón, CEO de Ideas Infinitas, el problema surge de una percepción concreta: la falta de propuestas de valor de los equipos de colaboradores parte de una carencia inherente a la formación o habilidades de los individuos; una visión la cual el experto considera fundamentalmente errónea. Por el contrario, él propone “un enfoque sistémico […] que se centre en comprender cuál es la interdependencia que existe entre todos los elementos que rodean el desarrollo de la innovación”. Con dicho acercamiento, se pueden identificar tres factores fundamentales para el desarrollo de pensamientos creativos:

Alineación de objetivos: Los seres humanos son, por naturaleza y programación biológica, seres sociales en busca de pertenecer a algún grupo u objetivo mayor. Por esta razón, si los colaboradores no conocen, no comparten o no tienen en claro las razones detrás del comportamiento o las decisiones de la empresa, es difícil hacerlos sentir involucrados en el proceso. Si bien esta comprensión no debe ser en extremo elaborada, sí debe ser suficientemente compleja como para generar motivación y, a su vez, ideas creativas.

Estos factores generan un círculo virtuoso de motivación, compromiso, resultados, confianza en el equipo y autonomía

Desarrollo de competencia profesional: La motivación es fundamental en la creación de ideas creativas, pues sirve como el motor el cual pone el proceso de desarrollo de valor en marcha. Por esta razón, es fundamental dar a individuos y colaboradores retos alineados con su nivel de capacidad profesional; pues los desafíos demasiado fáciles generan tedio, aburrimiento y desinterés, mientras aquellas tareas las cuales sobrepasen sus habilidades terminan por ocasionar estrés, desesperación y confusión. En cualquiera de estos dos casos, la innovación pasa a último plano.

Comprensión de la complejidad: El entorno actual, en cualquier ámbito, es lo contrario de sencillo: una infinidad de situaciones, de múltiples sectores, interactúan constantemente entre sí para crear el día a día. Entender o ayudar a entender estos factores (al proporcionar las herramientas profesionales necesarias) a la fuerza de trabajo facilita que se sienta motivada a realizar sus actividades. Y, al momento de comenzar a entender estos elaborados sistemas los cuales explican el presente de la empresa, los individuos tienden a saber cómo proporcionar mejores propuestas de valor a la compañía.

Para Pantaleón, estos tres elementos son los primeros pasos para crear un círculo virtuoso, el cual comienza con la motivación y prosigue con compromiso, resultados, confianza en el equipo y autonomía. Este ciclo, una vez que posea las condiciones adecuadas (otorgadas por el sistema gerencial) se vuelve autosustentable y comienza a generar ideas creativas e innovadoras para el éxito de la empresa; sin importar la formación, personalidad, habilidades o capacidades de los colaboradores.

 

 

NOTICIAS DE LA SECCIÓN

Energía eólica crecerá en México durante 2018

Conoce la lista de los paraísos fiscales de la UE

48 Reunión Anual del WEF: contra un mundo roto

Facebook y video dominarían marketing en redes sociales

empresasCultura laboral

¿Te gustó el contenido?