Crisis atenta contra plan de Macri para cambiar el país
My Press

Sábado, 17 de noviembre de 2018

Crisis atenta contra plan de Macri para cambiar el país

  Entorno complejo desafía el plan de cambio de país

Publicado en: Ciudad de México, el por

Foto: My Press
Foto: My Press
Foto: My Press

El antecedente más cercano de la crisis argentina se remonta a la navidad de 2001, cuando el gobierno del entonces presidente Fernando De La Rua, colocó un candado en las cuentas bancarias y creó una restricción a la libre circulación del dinero. Esto impactó en la disposición en efectivo en cajeros, cuentas corrientes, plazos fijos y cajas de ahorro. El fenómeno se conoció como "corralito". Ese recuerdo merodea 17 años después como si hubiera sido ayer y la crisis atenta contra el plan de Macri para cambiar el país.

Las turbulencias parecen no detenerse y contagian a sus vecinos. Fiat anunció que detuvo su producción en el estado de Pernambuco, Brasil por culpa de Argentina. La planta ya había sido parada a finales de agosto de 2018 para ajustar el inventario de la producción exportable a países sudamericanos. El detenimiento, previsto finalizar el 10 de septiembre se extendió dos días más y se sigue muy de cerca la situación económica de Argentina, aseguró Antonio Filosa a Bloomberg, CCO de la empresa. Allí se fabrican el Jeep y Fiat Toro.

Uruguay vive un deja vu de la crisis económica en Argentina y teme por el contagio. Por ello, pone a prueba su fortaleza fronteriza con Argentina. Sus políticas han intentado distanciarse de sus socios más grandes, Brasil y Argentina. El talón de Aquiles es en el área de turismo para Uruguay. La crisis limita a los argentinos ir a Uruguay porque su costo se incrementó con el debilitamiento del peso argentino.

Macri cumplió sus primeros mil días al frente del país sudamericano y los mercados no parecen responder de la manera esperada. Señales como corridas cambiarias, debilitamiento del peso argentino y tasas de interés del 60 por ciento, muestran que las expectativas han sido dilapidadas. Lejos se encuentra aquel sentimiento del 10 de diciembre de 2015 cuando al compás de una cumbia, Macri bailaba en la Casa Rosada tras asumir como presidente. Todo indicaba que nada malo iba a ocurrir y era puro festejo.

Para el gobierno de Macri, su peor pesadilla es la herencia recibida del gobierno kirchenista. Tan fuerte ha sido, que cada funcionario de la coalición Cambiemos atribuye los síntomas de una crisis al mandato populista de su antecesora Cristina Fernández como si de un mantra se tratara. Cada vez se hace más difícil el plan de Macri para cambiar el país.

A principios del 2018, en el Foro Mundial Davos, Macri declaraba "La Argentina fue un país inmensamente rico y tiene potencial para volver a serlo". Aunque la realidad diste mucho de dicha visión, también se aleja cada vez más del mini Davos de Macri organizado en Argentina en 2016.

Los argentinos viven de manera cíclica las crisis económicas.

Quizá el viento que avivó la llama sea la buena intención del presidente Macri de haber solicitado de manera anticipada un crédito por 50 mil millones de dólares (mdd) otorgado a Argentina por el Fondo Monetario Internacional (FMI) en junio de 2018. En su afán por asegurar las cuentas públicas y calmar el mercado de cara a 2019, gestionó ante el organismo se transfieran los fondos de manera anticipada, señal interpretada por el mercado como una debilidad. Agostó finalizó con la tasa de interés del 60 por ciento, la más alta del mundo. Como estrategia para evitar aún más el desplome del peso, el Banco Central de la República Argentina decidió apostar a una mayor rentabilidad del peso frente al dólar.

Christine Lagarde, directora gerente del FMI declaró a principios de septiembre el inicio de conversaciones sobre cómo el Fondo puede brindar un mejor apoyo a Argentina frente a la volatilidad financiera y el desafiante entorno económico. La reunión con el ministro de Hacienda Dujovne y el vicepresidente del Banco Central Cañonero tuvo origen técnico, sin embargo Lagarde mencionó que el objetivo era llegar a una conclusión rápida para presentar una propuesta al directorio ejecutivo del FMI. La realidad indica un distanciamiento del ideal de Macri de cambiar el país y la crisis coloca a Argentina en el ojo del huracán.

 

 

NOTICIAS DE LA SECCIÓN

Los dos segmentos fintech con mayor crecimiento en Latam

Promociones destacadas del Buen Fin

Juez ordena a la Casa Blanca devolver acreditación a Jim Acosta

Sanciones económicas por asesinato de Jamal Khashoggi

Argentina Economía Mauricio Macri

¿Te gustó el contenido?