China busca seguir ejemplo de regulaciones de privacidad como las de la Unión Europea

Ciudad de México  

Autor:

La prioridad real de las leyes propuestas por Pekín son los temas relacionados con la denominada "protección de la seguridad nacional"

 

La última semana de mayo de 2019, China propuso un nuevo conjunto de medidas cuyo propósito es hacer cumplir normas de protección de datos personales y seguridad de datos de la nación en general. En este sentido, el gigante asiático busca seguir el ejemplo de regulaciones de privacidad como las de la Unión Europea. Lo anterior, en medio de su guerra comercial con Estados Unidos, cuyo principal argumento contra la tecnología china se relacionan con espionaje y falta de ética tecnológica en general.

En el artículo 23 del borrador se estipula: las compañías que "utilizan datos de usuario y algoritmos para entregar información de noticias o anuncios comerciales deben etiquetarlos de manera visible con las palabras 'publicidad dirigida' y darles a los usuarios la opción de dejar de recibir información de la publicidad dirigida". Medidas similares a las estipuladas en el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) de la Unión Europea.

Así, los usuarios en China tendrían más control en torno a los que se les muestra y la información sobre ellos recopilada por las empresas tecnológicas. Si bien esto es una excelente noticia para los usuarios, las nuevas medidas tendrían impactos significativos en aquellas empresas mayormente dependientes del análisis de datos como parte de su modelo de negocio.

Bytedance, la empresa emergente responsable de TikTok y la popular aplicación china de noticias Jinri Toutiao, es una de las firmas que han sabido aprovechar al máximo la inteligencia artificial, en conjunto con los videos virales, para llevar a los usuarios publicidad dirigida de alto impacto; en apenas ocho año, la startup está valuada en 75 mil millones de dólares.

No obstante la vital importancia del análisis de datos para empresas como Bytedance, Tencent y Alibaba, las empresas de tecnología chinas cuentan con planes de respaldo, han analizado fuentes alternativas de ingresos, de manera que podrían estar bien preparadas para sobrellevar el control regulatorio que se avecina en la República Popular China.

Por ejemplo, el solo hecho de pedir autorización del usuario a fin de poder acceder a sus datos y utilizarlos no necesariamente implica que los usuarios sepan cómo serán explotados esos datos. Cabe recordar la Ley de Seguridad Cibernética de 2017, muchas de cuyas cláusulas eran ambiguas; ese fue un avance en la búsqueda de Pekín por controlar mejor el flujo de de datos dentro de las fronteras chinas.

Respecto a la protección de la seguridad nacional, por ejemplo: en el artículo 29 se estipula "donde los usuarios de la parte continental visitan Internet continental, su tráfico no debe ser enrutado fuera de la parte continental". Aunque no queda clara el significado de enrutar, podría referirse al acceso a sitios web en el extranjero vía redes privadas virtuales (herramienta para burlar el aparato de censura chino).

China busca seguir ejemplo de regulaciones de privacidad como las de la Unión Europea, mas no en todos los aspectos se guiará por el RGPD. La prioridad real de las leyes son los temas de "protección de la seguridad nacional". Las políticas de protección de datos propuestas actualmente solicitan comentarios públicos hasta el 28 de junio.

 

ACTUALIZACIÓN(del )

 

TecnologíaChinaInternacional

¿Te gustó el contenido?

 

 

Recibe las noticias por correo

Entérate de la economía, noticias internacionales y el impacto en los negocios. Aviso de privacidad