Consumo sostenible para erradicar la pobreza
My Press

Viernes, 24 de Noviembre de 2017

Consumo sostenible para erradicar la pobreza

  Sector alimentario y agrícola es un pilar para erradicar hambre y la pobreza

Publicado en: Ciudad de México, el por

Consumo sostenible para erradicar la pobreza
Consumo sostenible para erradicar la pobreza
Consumo sostenible para erradicar la pobreza

A través de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) diferentes países firmaron el 25 de septiembre de 2015 un acuerdo de consumo sostenible para erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad para todos como parte de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible. Ninguna de estas metas es una tarea fácil y mucho menos frente al reto de una población que aumenta de manera exponencial y en consecuencia, requiere de recursos naturales que cada vez son más escasos debido a su explotación desmedida y su deterioro.

Hoy en día las zonas urbanas aportan el 70% del Producto Interior Bruto Mundial, lo que se traduce tanto en prosperidad económica, social y cultural, en contraparte en presión sobre el medio ambiente y la salud, es decir, exclusión social, migraciones masivas, condiciones de cambio climático y conflictos.

Según la ONU, la población mundial actual es de 7.600 millones de personas y se estima que para el año 2030 se alcance una cifra de 8.600 millones; 9.800 millones para 2050 y 11.200 para 2100. Aunado a esto se prevé que para 2050 el 66 por ciento de la población estará habitando las ciudades.

En este contexto se puede aseverar que el crecimiento de la población que registrarán numerosas ciudades implicará múltiples desafíos para sus habitantes, tales como espacios para vivienda, transporte, provisión de recursos hídricos y alimentos.

El sector alimentario y agrícola es un pilar fundamental para el desarrollo y la erradicación del hambre y la pobreza, sin embargo está en riesgo debido a la degradación de la base natural que sustenta esta actividad, es decir, la pérdida, eliminación y contaminación de los bosques, las selvas, las praderas, los océanos y aunado a esto el cambio climático. Ante este escenario, se requiere una profunda transformación del sistema agrario y alimentario mundial para garantizar la satisfacción de las necesidades de una población que aumenta día a día.

En las ciudades, el paradigma a seguir es disruptivo, lo que significa no seguir pensando del todo en cómo producir, sino más bien cómo no desperdiciar.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, al año se pierde o desperdicia un tercio de los alimentos producidos para el consumo humano, lo que equivale a cerca de 1 300 millones de toneladas al año. Por otro lado, el "Waste Resources Action Program" estima que el desecho de alimentos representa el 7 por ciento de todas las emisiones globales de gases de efecto invernadero, equivalente a 3,3 millones de toneladas de CO2 al año. Las oportunidades económicas son infinitas, pues producir, distribuir y manejar los desechos deriva en costos económicos variables.

Para este año la multinacional IKEA lanzó al mercado una iniciativa "El valor de los alimentos" que ha permitido ahorrar 79,200 kg de desperdicios, equivalentes a un ahorro de 341.000 kg de CO2. Es decir, las emisiones correspondientes a 473 vuelos entre Estocolmo y Londres.

El no desperdiciar permite ahorrar, no sólo recursos económicos, sino también un respiro al planeta.

La tarea del consumo sostenible para erradicar la pobreza se torna compleja derivada del consumo excesivo, sin embargo la labor conjunta entre sociedad civil, gobierno, empresarios e industria, promueven cambios estructurales para el beneficio actual y de las generaciones futuras; donde la sostenibilidad no sea sólo un tema de moda, sino de uso cotidiano. Será entonces cuando podamos diseñar ciudades centradas en las personas y los espacios que respeten la diversidad cultural, garanticen la inclusión social y promuevan su desarrollo.

 

 

NOTICIAS BREVES

Elon Musk construye batería en 100 días

Libre acceso a internet en riesgo

Compra tu árbol de Navidad a productores locales

Salario mínimo aumentará 10.4% en 2018

¿Te gustó el contenido?