Yolanda Vargas Dulché: la reina de la historieta mexicana

Ciudad de México  

WikiCommons

Un hito en la historia de la literatura mexicana que llegó a nosotros a través de las historietas

 

Si hubo una figura importante en el siglo XX a la cual no se le ha dado el peso que merece es Yolanda Vargas Dulché. Este nombre puedo no significar mucho para las nuevas generaciones, pero para aquellos que disfrutaron de sus melodramas en una de las historietas más importantes de México, Lágrimas, risa y amor, representa su contacto con diferentes personajes, historias y momentos históricos a lo largo del mundo.

Yolanda Vargas Dulché lo mismo hablaba sobre la esclavitud, el amor, la venganza, las encrucijadas, que a veces nos pone la vida como de las travesuras de un niño y sus aventuras con sus amigos. Con una basta cantidad de historias que llegan a sumar más de sesenta, retrató a la cultura de México y se atrevió a hablar de culturas muy alejadas a él.

Pero no fue lo único que hizo en su vida. También formó parte del dueto musical Rubia y Morena junto a su hermana Elba, quienes triunfaron en la XEW. También fue empresaria hotelera con los representativos hoteles Crystal y la fundación del Grupo editorial Vid en donde se publicó la mayoría de sus historias.

Algunos de sus nietos son más conocidos actualmente, Mané de la Parra, por ejemplo es un actor y cantante que se ha abierto por sus propios medios un lugar en medio del espectáculo, y Alondra de la Parra se ha convertido en una de las más importantes directoras de orquesta del momento.

Tal fue su influencia en México, que el Museo de Arte Popular de la Ciudad de México realizó una exposición magnífica para honrar la memoria de la escritora en donde podían encontrarse todos sus personajes, manuscritos, proyecciones de las películas basadas en sus argumentos haciendo que pudiéramos conocer un poco más de su trabajo.

Sus historias han sido adaptadas a lo largo de los años en muchos países. De estas historias las más conocidas son Rubí, que se acaba de estrenar en una serie con Camila Sodi a la cabeza; El pecado de Oyuki, llevando a la fama internacional a la actriz Ana Martin, quien también interpretó el rol protagónico de Gabriel y Gabriela donde ambos personajes eran interpretados por ella misma. María Isabel es una hermosa historia de una mujer que pasa de la pobreza a la riqueza tras el rechazo de su hija y fue representada por Silvia Pinal para el cine y por Adela Noriega en la televisión.

Escribió obras de teatro y guiones cinematográficos abarcando así muchas disciplinas. Por muchos años, decenios, se convirtió en la autora más leída de México. Hoy en día, su obra se encuentra solo en manos de coleccionistas, pues ante la debacle de la industria de la historieta mexicana todos sus argumentos fueron guardados. Los coleccionistas de sus historias tienen en sus manos décadas de historia. Es preciso que alguien traiga de vuelta todas las historias que Dulché nos heredó, ya sea en cine o televisión o incluso en historietas. La contadora de historias vivirá por siempre mientras alguno de sus argumentos siga entre nosotros.

 

EntretenimientosMéxicoCDMX

¿Te gustó el contenido?

 

 

Recibe las noticias por correo

Entérate de la economía, noticias internacionales y el impacto en los negocios. Aviso de privacidad



 

Publicaciones más recientes

 

Comunicados de empresas

PRNewswire