El poder de las mujeres en la televisión estadounidense

Ciudad de México  

Autor:

Tony Ortiz

Actualmente podemos ver grandes actrices como protagonistas de excelentes historias: La televisión está llegando a su época de oro

 

Sin lugar a dudas todavía queda camino por recorrer para alcanzar una auténtica equidad de género alrededor del mundo; no obstante, son grandes los logros que se han obtenido en los últimos años. El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) exclamó durante su discurso en la universidad New School de Nueva York que "Así como la esclavitud y el colonialismo fueron una mancha en siglos anteriores, la desigualdad de las mujeres debería avergonzarnos a todos en el siglo XXI. Porque no solo es inaceptable: es estúpido".

En el medio del entretenimiento la desigualdad salarial ha saltado a la vista en repetidas ocasiones, uno de los casos más sonados fue el de la serie británica The Crown en la cual la protagonista Clarie Foy ganaba mucho menos que su compañero co-protagonista Matt Smith, aun cuando la actriz interpretaba a la reina Isabel II, personaje central de la trama. Finalmente los productores entraron en razón y la directora de contenidos Suzanne Mackie declaró que "nadie volvería a cobrar más que la reina".

Nos encontramos en la época de oro de la televisión y mucho de ello se lo debemos a las plataformas de streaming que cada vez se arriesgan más a desarrollar temas que antes eran tabú. Además de esto los personajes protagónicos cada vez con más frecuencia le corresponden a actrices.

Hasta el sol de hoy nos hemos ido encontrando con actrices estupendas quienes por su excelente trabajo han ganado muchos premios en las series de televisión: Julianna Marguiles, por ejemplo, interpretó a una abogada retirada con el fin de cuidar de su familia, hasta que su esposo, un hombre de poder, la engañó y el escándalo lo llevó a la cárcel. Esta serie, The Good Wife, nos habla de una mujer decidida a tomar las riendas de su vida hasta convertirse en una de las mejores abogadas de la ciudad.

A Reese Witherspoon, Nicole Kidman y Meryl streep, ganadoras todas ellas del premio Oscar de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas, las encontramos en la serie de HBO Big Little Lies. Ver a grandes actrices dedicadas por tantos años exclusivamente al cine ahora en la pantalla chica es un deleite.

Otra ganadora del Oscar interpretando a una excelente abogada es Viola Davis, quien nos ha regalado excelentes escenas en How to get away with murder; y en Scandal encontramos a Kerry Washington interpretando a la dueña de una agencia de gestión de crisis y posteriormente a la jefa de prensa en la Casa Blanca. Tanto Viola como Kerry son un claro ejemplo de que los personajes femeninos están teniendo mayor peso en las historias y que cada vez representan a mujeres con un alto grado de poder.

La lista podría seguir; nos encontramos en el momento crucial en donde es importante reconocer a las mujeres dedicadas al medio del espectáculo, especialmente en la televisión, quienes están abarcando cada vez más los roles protagónicos y lo están haciendo de una manera extraordinaria. Las historias brindadas por ellas incluso pueden tener un efecto positivo en el mundo real pues influencian a la audiencia y nos hacen recordar lo obvio: las mujeres pueden desempeñar cualquier trabajo al mismo nivel de cualquier hombre.

 

EntretenimientosEstados UnidosMujeres

¿Te gustó el contenido?

 

 

Recibe las noticias por correo

Entérate de la economía, noticias internacionales y el impacto en los negocios. Aviso de privacidad



 

Publicaciones más recientes