WEF: Ciberataques, uno de los riesgos de 2018
My Press

Jueves, 21 de junio de 2018

WEF: Ciberataques, uno de los riesgos de 2018

  Se creará el Centro Global para la Ciberseguridad en Davos

Publicado en: Ciudad de México, el por

A través de la décimotercera edición del Reporte de Riesgos Globales, el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) ha examinado cuáles circunstancias, en el ámbito económico, medioambiental, geopolítico, social y tecnológico, podrían significar los mayores desafíos para todo el mundo en 2018. Entre los más probables y de mayor magnitud se encuentran fenómenos ocasionados por condiciones climáticas extremas, armas de destrucción masiva, crisis por la escasez del agua, desastres naturales, colapso de ecosistemas y conflictos internacionales; pero uno de los más importantes y urgentes es la incidencia de ciberataques.

De acuerdo con el análisis realizado por el WEF, los ciberataques están catalogados como el tercer riesgo más probable de suceder en el transcurso de 2018 (solo por detrás de los relacionados al cambio climático) y el sexto con mayor impacto negativo si llegara a ocurrir (por debajo de la presencia de armamento nuclear, condiciones naturales destructivas y la incapacidad de cubrir las necesidades de agua de la población). Esta preocupación no es gratuita, pues de acuerdo a estimaciones de Statista, solamente en Estados Unidos las compañías víctimas reportaron haber perdido, en promedio, 21.22 millones de dólares en 2017 por esta causa.

A través de la Encuesta Global de Percepción de Riesgo 2018, también realizada por el WEF, se reportó cómo los ciberataques y robos masivos de información digital casi se han duplicado en los últimos cinco años. Esto puede deberse a dos razones: la eficiente distribución de malware ha provocado una reducción de sus precios de compra significativamente; al tiempo que el número de equipos y redes vulnerables incrementa gracias al cada vez más extenso uso de operaciones en la nube e Internet de las Cosas. Esto también ha aumentado el miedo por ver una devastadora ofensiva en contra de sistemas gubernamentales, de telecomunicaciones, industriales o financieros en donde el funcionamiento mismo de la sociedad pudiera verse en peligro.

En los próximos cinco años, se espera que el costo del cibercrimen para los negocios supere los 8 billones de dólares anuales

Si bien el término ciberataque puede englobar una multitud de prácticas, cada una de las cuales representa un desafío en sí misma, el WEF detectó varias vertientes las cuales tienen la capacidad para volverse más peligrosas en el transcurso del 2018. La primera de ellas hace referencia a las AI weeds, una especie de maleza creada por un uso irresponsable de la capacidad de la Inteligencia Artificial para crear código y algoritmos sin la intervención humana. En este sentido, la preocupación surge de un crecimiento explosivo de procesos, programas, reglas computacionales y otros recursos que, con la dirección adecuada de actores maliciosos, pueda reducir la eficiencia (o simplemente bloquear el acceso) de internet a escala internacional.

Las otras dos vertientes tienen que ver con el rol de los gobiernos en los ciberataques, tanto si los dirigen hacia un objetivo interno o externo. Para el WEF, es cada vez más preocupante la falta de lineamientos para la "guerra cibernética" como los existentes en los conflictos bélicos tradicionales, pues esta carencia tiene el potencial de convertir este tipo de ofensivas en una caótica e incontrolable lucha de poderes internacionales con cruciales repercusiones en el mundo real. Por otro lado, otro factor de preocupación es la creación de firewalls u otros sistemas los cuales limiten el acceso de los ciudadanos al sistema de internet global, pues se estima una fuerte correlación entre la instauración de barreras en línea y un incremento en las violaciones de derechos humanos, menor desarrollo tecnológico y la inestabilidad política y social dentro de las fronteras.

El riesgo de los ciberataques se espera continúe como uno de los temas centrales en la mesa de discusión del WEF y sus Reuniones Anuales en los años a venir. Sin embargo, el organismo internacional se encuentra seguro de cómo, con la correcta coordinación entre los líderes, tanto de sectores públicos y privados, se puede conseguir una colaboración continua donde se mitiguen las consecuencias de estos desafíos. Por esta razón, el encuentro de Davos número 48 (el cual se celebrará del 23 al 26 de enero) inaugurará el Centro Global para la Ciberseguridad con el fin de impulsar una plataforma donde se atiendan estos retos de forma continua.

 

 

NOTICIAS DE LA SECCIÓN

¿Cuánta información recopila Facebook?

PIB global influenciado por el uso de Inteligencia Artificial

Cómo conectan las marcas en Twitter

Consideraciones de fabricación de satélites

¿Te gustó el contenido?