Unicel y plásticos auxilian en la distribución en frio de la vacuna para Covid-19

Ciudad de México  

Caleb Lucas en Unsplash

Por ser un material reciclable al 100% y capaz de garantizar la protección de vacunas, el unicel es una solución para muchos países

 

Luego del rápido desarrollo de la vacuna contra Covid-19, la mayor problemática para superar la pandemia es distribuir las vacunas equitativamente en todo el mundo. Algunos países de bajos ingresos no cuentan con la infraestructura necesaria para una pronta distribución, por ello alternativas como unicel y materiales plásticos permitirían asegurar la cadena de frío.

Como ya había sido adelantado por la comunidad científica internacional, la distribución de las vacunas resulta una labor titánica para las autoridades y sistemas de salud de cada país. No sólo porque la inmunización de gran parte de la población es urgente para superar la crisis sanitaria, sino también por las diferencias en la infraestructura de cada país.

Países de altos ingresos con el 80% de las vacunas precompradas aún se ven en dificultades para distribuir vacunas en todo su territorio. Mientras tanto, países de bajos ingresos sin la posibilidad de comprar vacunas o de asegurar la cadena de frío para un correcto almacenamiento y distribución, comprometerían la inmunización global.

Ante la falta de tecnología, el EPS, conocido como unicel, y otros plásticos resultan la mejor solución para no comprometer la cadena de frío y distribuir en todo el territorio las vacunas. Estos materiales se han utilizado para diseñar productos que garanticen la protección, conservación y vida útil en el manejo adecuado de vacunas, medicamentos y equipo médico.

Según la Asociación Nacional de Industrias de Plástico (ANIPAC), se espera un aumento del 8.2% en el mercado global de empaques para el sector farmacéutico hacia 2025. Tan sólo en México la ANIPAC registró un incremento en la demanda de contenedores de unicel para el transporte pruebas de Covid-19 y vacunas, según un comunicado enviado a NotiPress.

Asimismo, una de las ventajas de utilizar unicel es la capacidad del material para reciclar el 100%, permitiendo su reintegración total en la cadena de valor. En México, el consumo anual de unicel es de 125 mil toneladas, pero el porcentaje de reciclaje es de apenas el 0.1%, de acuerdo a datos de Dart México.

El Plan Nacional de Manejo de Residuos de EPS, iniciativa de Marcos&Marcos, Dart México y Tecnologías Rennueva, tiene por fin promover una cadena de valor sostenible. Los representantes de este plan ofrecieron a sector público y privado recuperar todos los desechos farmacéuticos generados por la cadena de suministro.

Con materiales como unicel, la cadena de frio no podría ser comprometida y así las autoridades podrían enfocarse en otras problemáticas de logística en la distribución. Además, el uso de materiales reciclables permite una distribución sostenible así como equitativa, llevando vacunas a todas partes del territorio nacional.

 

Tecnologíamaterialesvacunas

¿Te gustó el contenido?

 

 

Recibe las noticias por correo

Entérate de la economía, noticias internacionales y el impacto en los negocios. Aviso de privacidad



 

Publicaciones más recientes