Realidad Virtual: academia de manejo
My Press

Sábado, 21 de julio de 2018

Realidad Virtual: academia de manejo

  Aprender a conducir un automóvil, con Realidad Virtual, es una opción posible

Publicado en: Ciudad de México, el por

Cuando escuchamos o leemos sobre Realidad Virtual todavía pensamos que el término es propio de las películas de ciencia ficción y de los videojuegos, lo cual es desacertado. Esta tecnología informática resulta ser un oportuno aliado para bajar los índices de accidentes en carreteras, y según la OMS (Organización Mundial de la Salud), "en el año 2030, los accidentes de tránsito vehicular serán la quinta causa de muerte".

Visto el panorama que sobrevendrá en una década, aproximadamente, los gobiernos de distintos países incorporan, en los programas de educación para jóvenes y ciudadanos con discapacidades, la conducción segura. Cuya práctica de manejo se implementa a partir de un simulador de conducción de realidad virtual, la cual brinda a los estudiantes la experiencia frente a situaciones normales e hipotéticas sobre el control del vehículo, el aprendizaje incluye las normativas vigentes de seguridad vial.

Uno de estos programas es “Teen DRIVE”, del estado de Massachusetts, Estados Unidos. La enseñanza enfatiza la conducción distraída para que los estudiantes valoricen los riesgos posibles al momento de tomar decisiones equivocadas, tales como hablar por celular, enviar un mensaje de texto, conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas, e incluso, las distracciones comunes de una charla con otro pasajero.

Toyota también tiene un programa similar destinado a los adolescentes. En principio creó el programa “Toyota Teen Driver”; más tarde se asoció con Discovery Education, y juntos crearon la experiencia “TeenDrive365: In School”. La educación se asienta en tres elementos: docente, estudiante y simulador; conformando un programa integrador que promueve y propicia una conducción segura para los jóvenes. Una experiencia de gran motivación es el “TeenDrive365 Video Challenge”, un desafío de manejo a superar, y si lo aprueban, podrán ser votados. El voto decide sobre los ganadores quienes recibirán interesantes premios.

En el desafío, el estudiante ingresa al simulador y debe manejar un auto Toyota aparcado en un estacionamiento. El casco o lente empleado es el Oculus Rift, sumergiéndolo en la experiencia de Realidad Virtual con imágenes y sonidos tridimensionales sobre lo que podría ocurrir en cualquier calle de ciudad. Durante la travesía, hasta llegar a destino, surgen distracciones como ruido del tráfico, radio, mensajes de texto, amigos virtuales sentados en los asientos delantero y trasero. El viaje virtual refleja la vida real al volante. Desde su lanzamiento (noviembre de 2013) 10 mil estudiantes han vivido la experiencia de manejo.

Miedo a la conducción de un vehículo es la primera manifestación de muchos adolescentes y adultos, por diferentes razones. Esto es un muro hacia la posibilidad de aprendizaje. El empleo y puesta en marcha de programas educativos para aprender a manejar con la tecnología de la Realidad Virtual es una alternativa posible y permite superarse a sí mismo, desde un simulador.

 

 

NOTICIAS DE LA SECCIÓN

Actualizaciones de la tecnología blockchain

Microsoft implementa mejoras en el Face ID

Ecosistemas forestales, estratégico aliado ante el cambio climático

El aprendizaje de la Inteligencia Artificial

Realidad Virtual Tecnología tránsito

¿Te gustó el contenido?