Nostalgia de inmersión al estilo Matrix

Ciudad de México  

¿Qué tan preparado está el ser humano para vivir más??

 

En el cuarto episodio de la tercera temporada de Black Mirror, San Junípero, Yorkie y Kelly como se recordará, acuden a este lugar de ensueño californiano, donde gracias a la tecnología se puede pasar unas vacaciones de por vida, o más bien, ‘más allá de la vida’.

Kelly menciona en uno de sus diálogos acerca de esta ‘nostalgia de inmersión’, ‘lo descabellado, de lo genial, que puede parecer la eternidad’. Recientemente en Forbes se hablaba de J. Craig Venter, quién secuenció el ADN humano y ha continuado desde entonces con su investigación, inspirado en el libro de Charles Darwin, “El viaje del Beagle”.

Con los reflectores puestos encima, Craig está de vuelta con un nuevo proyecto, la empresa Human Longevity que, con una inversión de 300 millones de dólares, busca cómo extender la vida por algunas décadas mientras utiliza la secuenciación del ADN que lo llevó a la cima del mundo científico, más no le otorgó el Premio Nobel.

La ciencia avanza a pasos agigantados, cada segundo, cada minuto, quién puede saber todo lo que los científicos del mundo están por descubrir o que ya descubrieron. Hace un par de días la reconocida actriz Scarlett Johansson, durante la presentación de la cinta que inspirara Matrix, ‘Ghost in the Shell’, comentaba, “Si estamos aterrorizados todos por el futuro, ¿por qué seguimos caminando en esa dirección?”.

¿Será Human Longevity la puerta para un San Junípero de corta estancia?, ¿qué de cierto puede existir en la premisa de Kelly acerca de ‘lo genial de la eternidad’ y el rehusarse a ‘padecerla’. Quizá Venter con esa personalidad abrumadora, indomable y desafiante que lo caracteriza pueda ayudarnos a responder en un ‘futuro cercano’, ¿qué tan preparado está el ser humano para vivir más?

 

ACTUALIZACIÓN(del )

 

¿Te gustó el contenido?

 

 

Recibe las noticias por correo

Entérate de la economía, noticias internacionales y el impacto en los negocios. Aviso de privacidad