Ecosistemas forestales, estratégico aliado ante el cambio climático
My Press

Viernes, 20 de julio de 2018

Ecosistemas forestales, estratégico aliado ante el cambio climático

  El cambio climático y sus efectos adversos en el planeta

Publicado en: Ciudad de México, México, el por

Ecosistemas forestales
Ecosistemas forestales
Ecosistemas forestales

Nuestro planeta enfrenta en 2018, el enorme flagelo del cambio climático, cuyos efectos adversos pueden ser incalculables sobre los ecosistemas forestales, y más importante, poner en riesgo la propia existencia de la vida en el planeta.

Resultado de diversas actividades del ser humano, se ha venido generando una cantidad creciente de diversos tipos de gases acumulándose en la atmósfera, afectando su composición. Tales gases identificados como «Gases de Efecto Invernadero» (GEI), destacando en forma particular el bióxido de carbono. Tal proceso está impactando hacia un aumento en la temperatura gradual del Globo, con desastrosas consecuencias de naturaleza biofísica, social y económica. En el primer caso, destaca la proliferación de especies perjudiciales, de plagas y enfermedades; la extinción de especies y la intensificación de eventos extremos. En la afectación social sobresale el daño a los valores recreativos, culturales y a usos y costumbres de las etnias y poblaciones en los bosques. La afectación económica se manifiesta a través del impacto a los mercados, los precios, costos de producción y en las cadenas productivas.

Actualmente existe amplia evidencia en cuanto a los ecosistemas forestales (bosques, selvas, humedales, vegetación de zonas áridas) los cuales están en condiciones de brindar una aportación invaluable en los esfuerzos de mitigación y adaptación a tan grave problema.

Función de los bosques en la mitigación y adaptación al cambio climático

En su proceso de crecimiento absorben importantes cantidades de bióxido de carbono CO2, siendo uno de los más importantes el GEI. Dicho gas, es convertido, a través de la fotosíntesis de los árboles, en carbono y fijado como constituyente de la madera y parte de la vegetación, es decir, la fijación de carbono. Bajo esta perspectiva, destaca la importancia estratégica de conservar los ecosistemas forestales existentes, y en lo posible, de crear nuevos a través de plantaciones de árboles forestales.

Con el objetivo de conservar estos bienes, y con ello el carbono almacenado en los mismos, se precisa reducir y evitar en la medida de lo posible, aquellas prácticas conducentes al deterioro y destrucción, y promueven la liberación hacia la atmósfera, del carbono contenido en los árboles. Tal es el caso de la deforestación, práctica ampliamente aplicada para cambiar el uso del suelo forestal a la producción agrícola y pecuaria. Por el mismo motivo, se precisa reducir los incendios forestales, al quemarse, los árboles liberan el carbono almacenado. La mejor manera de incentivar la conservación de los bosques, es la promoción del manejo forestal sustentable por parte de sus dueños y poseedores. Estos, cuando obtienen un ingreso constante y seguro a partir de sus recursos forestales, son los primeros en velar por la conservación y el aprovechamiento juicioso de los mismos. Otra motivación que tienen los dueños de los bosques en la conservación de su recurso, se ha logrado a través de programas de pago por servicios ambientales. Por medio de éstos, el Estado aporta a sus propietarios, una determinada remuneración por conservar sus bosques, en tal forma de garantizar su continuación brindando servicios ecosistémicos a la sociedad.

Por su parte, en el proceso de conservar la capacidad de los de las áreas forestales como fuente de almacenamiento de carbono, el gobierno de cada país debe combatir toda actividad de impacto, promoviendo el deterioro o destrucción del recurso. En este sentido destaca de manera especial, el combate a la explotación furtiva del recurso, y en general a la cadena productiva forestal ilegal.

Los recursos forestales coadyuvan a reducir el impacto del cambio climático, al incrementar su capacidad de captación de carbono. Esto se puede alcanzar plantando y conservando nuevos árboles. Hay dos opciones al respecto: uno es la promoción de sistemas agrosilvícolas y silvopastorales en el medio rural. Por medio de estas prácticas, se incentiva la plantación de árboles en áreas de producción agrícola o ganadera, con varios fines: creación de cortinas rompevientos; establecimiento de linderos de parcelas; creando áreas de sombra para el ganado o algunos cultivos en condiciones de sombra durante su desarrollo; también se puede aumentar la disponibilidad de forraje recurriendo al establecimiento de árboles forrajeros, por mencionar algunos.

Otra opción dirigida a aumentar la captación del carbono atmosférico, es a través de plantaciones de árboles forestales con el propósito de desempeñar función de sumideros de carbono. Un número de países industrializados busca cubrir sus cuotas de reducción de emisión de Gases de Efecto Invernadero, promoviendo plantaciones, en países en proceso de desarrollo.

Gobernanza y Políticas Públicas

Mitigación y adaptación al cambio climático basadas en los predios forestales dependerán en gran medida de la calidad de la gobernanza. Se requerirá una clara definición de actividades a desarrollar en colaboración con los diferentes componentes de la sociedad. Será imprescindible, una coordinada integración vertical en los tres niveles de gobierno. A lo anterior se debe sumar una amplia disposición de las instancias de gobierno participantes directamente en tan estratégica tarea. Deberá promoverse educación y cultura ambiental, con amplia información sobre el cambio climático y sus implicaciones. A su vez será importante desarrollar un sistema de información eficiente, actualizada y permanente. Se deberá fortalecer la capacidad institucional en materia ambiental y contar con un marco jurídico apropiado, además de programas de subsidio y de financiamiento.

De manera global, nuestro planeta enfrenta en el presente, el enorme flagelo del cambio climático, cuyos serios efectos adversos han llegado a ser incalculables sobre los ecosistemas forestales, poniendo en peligro el futuro de diversas especies, de entre ellas nuestra propia existencia.

 

 

NOTICIAS DE LA SECCIÓN

Microsoft implementa mejoras en el Face ID

El aprendizaje de la Inteligencia Artificial

Fernando Alonso y el fruto de la alianza de Kodak y blockchain

El candidato más proclive a la tecnología: Ricardo Anaya

¿Te gustó el contenido?