Incentivos y regulación, pilares para reforma telecom
My Press

Martes, 19 de febrero de 2019

Incentivos y regulación, pilares para reforma telecom

  Incentivar inversión, instrumentar políticas públicas, mejorar calidad, cobertura y conectividad son retos vigentes

Publicado en: Ciudad de México, el por

Víctor Pavón Villamayor, presidente ejecutivo de Oxford Competition Economics, invitado por el Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana, habló en la XXXII Feria Internacional del Libro de Guadalajara sobre avances y retos de la reforma de telecomunicaciones del Gobierno federal (2012-2018). Incentivos y regulación son pilares en la consecución de las metas pautadas en dicha reforma constitucional, aseguró. Cuando se evalúen los logros del sexenio de Enrique Peña Nieto, según Pavón Villamayor, quizás las reformas serán una de las cuestiones recurrentes: "La reforma de telecomunicaciones es, sin duda, uno de los temas más importantes. Cuando uno hace el balance hoy, por ejemplo con la reforma energética, hay una gran discusión sobre cuáles son los impactos en las tarifas eléctricas; en este tipo de reformas es difícil encontrar resultados a corto plazo". En conjunto, el Ejecutivo, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) serán responsables, declaró el economista.

"Uno de los grandes atributos que ha tenido la reforma de telecomunicaciones (o que se ha discutido, al menos) es que pudo generar resultados con relativa rapidez"; ¿pero hasta qué punto la reforma de telecomunicaciones del gobierno de Peña Nieto logró alcanzar los objetivos que se había planteado? "Si no lo logramos, tendríamos que comenzar a pensar una serie de medidas para el sector de telecomunicaciones, con el único objetivo de mejorar las condiciones de desarrollo económico", declaró el especialista. Destacó que las personas más desfavorecidas de la sociedad son quienes gastan más en servicios de telecomunicaciones cuando tienen acceso a ellos: "El reformar o hacer más competitivo el sector de telecomunicaciones, curiosamente, tiene un impacto sobre aquellas personas que apenas se están incorporando, quienes apenas tienen una terminal para acceder a Internet o comienzan a tener llamadas telefónicas".

No se trata de un tema menor: "En un panorama global, podríamos pensar en cómo las nuevas tecnologías están generando fenómenos de interrupción de los procesos productivos convencionales; y cómo esto se puede transformar en un temor, cómo puede comenzar a desplazarse la gente. La respuesta está en este mismo tipo de tecnologías: al mismo tiempo que pueden significar un reto y una amenaza, también puede ser la misma respuesta". En tal contexto: "La economía digital puede ayudar a la población en general a generar nuevas habilidades que le permitan incorporarse a nuevos segmentos. El gran reto, desde la perspectiva laboral, es cómo hacer esta transición de las personas, del capital humano, con relativa rapidez para que se inserten en las nuevas cadenas productivas. En la medida en que los gobiernos o las sociedades fracasen en ese intento, lo que va a ocurrir será fenómenos crónicos de desempleo, no solamente en México sino a nivel mundial".

Ahora bien, la primera pregunta para medir los resultados de la reforma de telecomunicaciones planteada por el doctorado en economía a través de la Universidad de Oxford fue: en tanto consumidores, ¿han bajado los precios de los servicios de telecomunicaciones? Los datos del IFT expuestos durante su intervención en la FIL 2018 señalan que sí, aunque el patrón de caída de los precios es mucho mayor en telefonía móvil en comparación con la fija. Empero, este comportamiento no necesariamente corresponde a un efecto de la reforma de telecomunicaciones: "Al ver las gráficas [tomando en cuenta largos periodos anteriores y posteriores a la reforma], yo, como economista, no veo un cambio estructural en la serie. ¿Qué significa? Que los precios, con o sin reforma, iban a seguir bajando, por condiciones de mercado, por cambio tecnológico".

Pero, en palabras del consultor en materia de política de competencia y regulación económica: "Aunque hay que reconocer que hay cambios estructurales en la economía, por ejemplo: AT&T vino a dinamizar un poco la competencia en el mercado mexicano y esto eventualmente tiene un impacto en la evolución de los precios". En adición, México es el país con la mayor caída en las tarifas de interconexión, de acuerdo con el IFT; la relevancia consiste en que dicha tarifa "manda señales al mercado, a los operadores, sobre el nivel de inversión que pueden generar". A pesar de lo anterior, contrastó: "Resulta un poco raro que México, con tanto déficit de infraestructura, tenga una de las tarifas de interconexión más bajas (que son ingresos que perciben las empresas para, entre otras cosas, para reinvertir y modernizar sus redes)". La otra gran cuestión al evaluar el éxito de la reforma de telecomunicaciones es la calidad de las conexiones, México tiene un déficit importante y una de las razones es precisamente la infraestructura.

Quizá el indicador más importante sea el de cobertura y conectividad: "México tiene un gran reto, no solamente es el tema convencional que se ha discutido por años [más inversión]: requerimos mejorar la cobertura". Con el propósito de explicar este punto, habló de la red 3G móvil: "... aproximadamente 95 por ciento de los mexicanos se encuentran en zonas de cobertura; 5 por ciento está marginado, no se puede conectar. Pero esto es una dimensión del reto, la otra es asequibilidad; cerca de 49 millones de mexicanos están en zonas de cobertura, pero tienen niveles de ingresos tan bajos que probablemente no consumen servicios de telecomunicaciones; esa es la otra gran dimensión, la gran dimensión olvidada". "El reto no solamente invertir o instrumentar políticas públicas para incentivar la inversión y garantizar que ese cinco por ciento que sigue al margen sea cubierto, sino que esos casi cincuenta millones de mexicanos que hoy pueden tener acceso a redes no tienen recursos para consumir de manera recurrente servicios de telecomunicaciones o no tienen las terminales", puntualizó.

Incentivos y regulación son pilares para el éxito de la reforma telecom, por un lado: "El nuevo gobierno tiene que estructurar un conjunto de incentivos, esencialmente instrumentados desde la SCT, respecto a temas claves como la migración de 2G a 3G (financiar parte de manera pública), generar un fondo social de banda ancha que permita incentivar las conexiones; en fin, un conjunto de medidas que esencialmente son de política pública y que van a caer principalmente en las manos del Ejecutivo"; la otra gran vertiente es la regulación: "... tenemos un órgano constitucional autónomo que tiene que tomar decisiones; [el IFT] tiene que revisar estrategias de cómo regular el sector; como economista, el tema más importante para mí es el tarifario: "Cuando tú regulas las tarifas de un agente económico, compartes la obligación de que esa empresa sea viable; el regulador tiene esta doble personalidad: obliga a las empresas reguladas del sector, decirle 'Tú eres responsable de permanecer en el mercado y proveer los servicios', pero al mismo tiempo yo te regulo con un esquema tarifario que probablemente no te garantice esa viabilidad financiera; y éste es uno de los retos que habría que discutir".

 

 

NOTICIAS DE LA SECCIÓN

SAP ofrece soluciones para los retos de la economía digital, ¿cómo funciona?

Universidad Ibero presenta proyecto para apoyar a las Pymes mexicanas

SAP C/4HANA, solución diseñada para modernizar la economía digital

Piden en Reino Unido a Facebook poner fin a difusión de información falsa

México Telecomunicaciones Tecnología

¿Te gustó el contenido?