Escándalo de Volkswagen por Dieselgate aún continúa
My Press

Domingo, 16 de diciembre de 2018

Escándalo de Volkswagen por Dieselgate aún continúa

  Dieselgate aún no cerró su peor capítulo en la industria automotriz de Volkswagen

Publicado en: Ciudad de México, el por

El fabricante automotor Audi, integrante del Grupo Volkswagen, fue el artífice principal en el desarrollo e instalación del ilegítimo programa digital en once millones de vehículos con motor diésel a los fines de superar los test de emisiones mediante engaño. Se recordará que la Agencia de Protección Ambiental (EPA, siglas en inglés), de Estados Unidos, informó el 18 de septiembre de 2015 sobre la violación de Volkswagen (VW) y Audi a la ley de aire limpio, circunstancia desencadenante del Dieselgate.

De inmediato Dieselgate se convirtió en un escándalo de enormes proporciones y generó un efecto dominó entre diversas agencias estatales en todo el mundo, e iniciaron sus respectivas investigaciones. El cimbronazo a la industria automotriz sacudió sus cimientos con repercusiones inmediatas. Volkswagen debió pagar cerca de 30 billones de dólares, y en la actualidad, es muy probable que se incremente el monto en otros miles de millones de dólares.

Varias marcas automotrices, desde junio al 17 de septiembre de 2018 han presentado sus modelos eléctricos: Mercedes, BMW y Audi. Las compañías alemanas deben seguir lidiando con las consecuencias del Dieselgate, y es de público conocimiento el encarcelamiento de varios ejecutivos del Grupo Volkswagen, y las demandas de los inversores en miles de millones. La Unión Europea (UE) investiga no solo a VW sino también a Daimler y BMW por su adn alemán.

En el lanzamiento del modelo eléctrico de Audi en San Francisco, Estados Unidos, el lunes 17 de septiembre de 2018, estuvo ausente Rupert Stadler, CEO de Audi. Unas horas antes del anuncio y exhibición del modelo eléctrico de la marca: E-Tron, la mesa directiva de la compañía reunida en Wolfsburg, Alemania analizaba el futuro de la empresa sin el CEO. Stadler tiene su domicilio vigente en la prisión de Augsburgo Gablingen.

Inversores presentaron el pasado 10 de septiembre una demanda por 10 billones de dólares contra el Grupo Volkswagen

Stadler es el sexto alto ejecutivo del Grupo VW en ser encarcelado por presuntos delitos con el Dieselgate, el Tribunal del Distrito de Munich aún no se ha expedido en el caso por investigaciones en curso. Tras Dieselgate surgieron más de 70 nombres de sospechosos en cometer delito en las compañías VW, Audi y Porsche, por si fuera poco de investigar por parte de los abogados de VW, nace un nuevo problema.

Grupo de inversores han presentado el pasado 10 de septiembre una demanda por 10 billones de dólares en Braunschweig, Alemania, en contra de la empresa y con el objetivo de recibir una compensación de hasta el 37 por ciento del precio de las acciones de VW basado en el informe de EPA. El argumento esgrimido por el conjunto de inversores es que VW no advirtió a los accionistas sobre el impacto económico del escándalo.

Incluyendo esta demanda existen otras en la justicia alemana, se estima que Grupo Volkswagen deberá pagar cerca de 15 billones de dólares más en multas. Dieselgate sigue con sus coletazos de supervivencia, además de VW, Daimler también posee grandes inconvenientes con los motores diésel de Mercedes-Benz, por irregularidades en el programa digital de emisiones de gases, el 14 de septiembre de 2018 anunció el retiro obligatorio de 700 mil vehículos diésel en Europa, 280 mil de ellos en Alemania.

La comisión de la UE ha intensificado las investigaciones ramificadas del escándalo y recaen, además de VW, Audi y Daimler, en BMW y Porsche por colusión en las emisiones de gases en motores diésel. Todas las automotrices involucradas fueron acusadas de conformar un "cártel ilegal", desde principios de los años noventa, sentando las bases del Dieselgate.

Dieselgate, además, tuvo repercusiones a nivel político en Alemania. En los años noventa, Merkel (ministra de medio ambiente en el gobierno de Kohl) se sentaba junto a Wissman (ministro de transporte en el gobierno de Kohl), y en la actualidad Angela Merkel es canciller y Matthias Wissman presidente del poderoso grupo de presión, la Asociación Alemana de la Industria Automotriz (VDA, siglas en alemán).

La asociación entre gobierno alemán y grupo de presión, según expertos de la Comisión Europea, evidenciaron señales de influencia por medio de una carta de Wissman dirigida a Merkel con fecha 8 de mayo de 2013, para referirse a ella escribe "querida Angela" y en la misiva le advierte de las ideas estrictas de la UE sobre las limitaciones de dióxido de carbono; siete días después, Alemania bloqueó la votación contra las medidas restrictivas a los vehículos.

Fabricantes alemanes del Grupo Volkswagen, en el escándalo Dieselgate, están presenciando el declive de los motores diésel mucho antes de lo imaginado, y las recientes presentaciones de vehículos eléctricos parecieran ser más una necesidad financiera, antes que una recomposición de la imagen de marca. Los consumidores chinos y estadounidenses siguen adquiriendo modelos alemanes.

 

 

NOTICIAS DE LA SECCIÓN

Autoservicios apuestan por ventas online y automatización

China investiga a canadiense por daño a la seguridad de Estado

¿Qué puede aprender la CDMX en CES 2019?

Mexicanos buscan disminuir gastos navideños en temporada decembrina

Industria automotriz empresa

¿Te gustó el contenido?