Las condonaciones del SAT fueron legales y producto de estructuras deficientes

Ciudad de México  

Los impuestos que no se recaudaron entre 2007 y 2018, son producto de un sistema tributario deficiente con reglas dotadas de poca claridad

 

El Sistema de Administración Tributaria (SAT), en un informe entregado a la organización Fundar, dio a conocer que entre 2007 y 2018 se condonaron cerca de 400 mil millones de pesos a 153,530 contribuyentes. Dicha condonación fue dentro del marco legal y es el resultado de una estructura fiscal mal organizada. La abultada cifra, hace urgente combatir la evasión y elusión fiscal y reducir los tratamientos fiscales especiales.

Según el reporte "Alternativas para reducir la evasión y elusión de impuestos de las Empresas emitidoras de facturas o Fantasmas", presentado por el Instituto Belisario Domínguez del Senado de la República (IBD), en México, la evasión y elusión causan pérdidas de entre 2.6 y 6.12% del Producto Interno Bruto(PIB).

Para otorgar tanto cancelaciones como condonaciones fiscales, las cámaras de representantes y el presidente de México, son los únicos autorizados para emitirlas. En cuanto a las cancelaciones, las autoridades fiscales, deciden suspender el cobro de adeudos, por lo costoso del proceso de cobro entre las razones más destacadas. En cuanto a las condonaciones, se hace referencia a perdonan o eximir de ciertos impuestos u adeudos so pretexto de apoyar económicamente a algún sector, empresa o persona en busca de que se regularicen.

Fundar, en la información de su portal, refleja que el SAT condonó impuestos de 2007 a 2013 obligado por el Código Fiscal de la Federación y las leyes de ingresos vigentes para esos años. No obstante, con el historial de México, donde existe una baja recaudación y los favoritismos han sido parte del cotidiano en los diferentes gobiernos, dichas condonaciones generan muchas dudas.

Al examinar las bases de datos disponibles en el portal de Fundar, se identifica que el 24% de los impuestos condonados, se concentran en 10 beneficiarios públicos y privados en igualdad de proporciones.

Dichas excepciones son entendibles en ciertos casos, se tratan de condonaciones de deudas fiscales cuando ocurren desastres naturales o cuando se verifica un impuesto fue cobrado excesivamente. Sin embargo, la falta de claridad en los criterios para dichas condonaciones, se vuelve campo fértil para la corrupción e la impunidad que permite se beneficie a ciertos ciudadanos en decremento del resto que paga impuestos de manera regular.

En estudio del IBD, también se hace mención de que México ocupa el último lugar de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en recaudación de impuestos pues entre 2013 y 2017, mismo periodo de las condonaciones reportadas por el SAT, representó en promedio 13.6% del PIB, mientras los países que integran ese organismo promedian 33.4 %.

Las condonaciones fiscales, son consecuencia de un sistema de impuestos complicado y sin reglas claras que merman el erario público. La solución es una verdadera reforma fiscal que simplifique el pago de impuestos e indique las condiciones específicas bajo las cuales se darán las cancelaciones o condonaciones de impuestos. Esto ayudaría e evitar las largas listas de ciudadanos y empresas eximidos de sus obligaciones fiscales y ayudaría a fortalecer la estructura fiscal del país.

 

MéxicoPolíticaOCDE

¿Te gustó el contenido?

 

 

Recibe las noticias por correo

Entérate de la economía, noticias internacionales y el impacto en los negocios. Aviso de privacidad



 

Publicaciones más recientes

 

Comunicados de empresas

PRNewswire