¿La pereza puede hacer que el ser humano se extinga?
My Press

Miércoles, 26 de septiembre de 2018

¿La pereza puede hacer que el ser humano se extinga?

  Homo erectus la especie que desapareció por falta de actividad física

Publicado en: Ciudad de México , el por

Investigadores de la Universidad Nacional de Australia (ANU), descubrieron que el Homo erectus (una especie extinta de humanos primitivos) desapareció gracias a un alto grado de supuesta "pereza". Estas antiguas poblaciones humanas ubicadas en la Península Arábiga, utilizaban estrategias que requerían de un menor esfuerzo para la fabricación de herramientas y la recolección de recursos.

La pereza y la incapacidad de la especie para adaptarse a un clima en constante cambio, fueron un gran factor para que la especie desapareciera; el investigador principal de la excavación realizada en la Península, Ceri Shipton, mencionó durante la expedición que esta especie al parecer no se esforzó en supervivir. "No tenían el mismo sentido de fascinación que nosotros".

Shipton explicó que su pereza era evidente debido a la forma en la que fabricaban sus herramientas utilizando cualquier piedra (en su mayoría eran de baja calidad) y en la forma de su recolección.

Durante la excavación, Ceri Shipton, se percató que en el sitio había un afloramiento rocoso donde no había signos de actividad debido a que se encontraba en una pequeña colina a una distancia reconsiderable. En este sentido realizó una comparación con los primeros neandertales y Homo sapiens, ellos escalaban montañas para encontrar piedras de buena calidad para transportarlas a largas distancias.

Los Homo erectus tenían fallas en sus progresos tecnológicos, pero a pesar de que la falta de actividad fue un factor clave para su extinción, el ambiente en donde habitaban se secó y fue la consecuencia de la desaparición de su población. Shipton expresó que debido su posición tan conservadora y la falta de innovación fueron las claves para este suceso.

Se podría decir que el ser humano por naturaleza suele ser sedentario llegando a la pereza y realizando actividades sin un gran esfuerzo para sacar adelante cualquier tarea. La flojera no es culpa completamente de las personas, la ciencia comprobó que es una consecuencia efectuada por el cuerpo para guardar energía.

De acuerdo con un grupo de científicos de la Universidad de Misuri, existen 36 genes para contrarrestar la pereza y promover el movimiento del cuerpo. Sin embargo debemos ser claros, la pereza no solo es culpa de la genética, también existe debido a la falta de iniciativa para realizar actividades físicas; el ser humano es una especie que ha desarrollado diferentes habilidades a lo largo del tiempo para afrontarnos a nuestra propia extinción.

 

 

NOTICIAS DE LA SECCIÓN

Smartphones Hisense T17 y T965: innovación para la gama de entrada

Cobots ayudan en la formación de los profesionales del futuro

Células vegetales podrían decidir cuándo hacer petróleo

Google defiende compartir datos de usuarios

Salud Saludable

¿Te gustó el contenido?