Trabajar todo el día no es sinónimo de rendimiento al máximo, sugieren expertos

Ciudad de México  

Autor:

Pexels

La mayoría de los emprendedores y de los empleados trabaja más de tres horas extra al día

 

Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en Alemania, el promedio de horas trabajadas al año por los empleados es de 1,363. En México, en promedio, cada trabajador destina 2,255 horas anuales, cifra más alta entre las 35 economías que integran el organismo internacional.

La mayoría de los emprendedores y de los empleados trabaja más de tres horas extra al día. Según un estudio realizado por Yahoo! México, 6 de cada 10 mexicanos duermen con el smartphone a un lado de la cama. Asimismo, cerca del 80 por ciento de las personas encuentra imposible no revisar su correo fuera de la jornada laboral.

Para mantener tu vida en armonía debes lograr un equilibrio en las 5 esferas de la vida: emocional, espiritual, físico, mental y financiero. El trabajo se concentra dentro de la quinta esfera, la financiera, ya que es la fuente de nuestros ingresos. Es importante encontrar un balance entre las responsabilidades que se tienen en el trabajo y nuestra felicidad para sentirnos más plenos. Porque recuerda la frase "trabaja para vivir, no vivas para trabajar", el tiempo que le dedicas a tus seres queridos y a ti mismo no se puede comprar con dinero.

Considerando que pasamos la mayor parte del tiempo en el trabajo o en el desplazamiento hacia éste, reflexionemos sobre nuestro estado de ánimo, el cual se encuentra atado a lo vivido en el transcurso del día. Es decir, analiza ¿Por qué llegas estresado a tu casa después de una larga jornada laboral? ¿Qué es lo que te complicó el día? y ¿Qué necesitas para mejorar tanto tu rendimiento como tu felicidad?

Como experta en felicidad organizacional y consultora en organizaciones he notado que hay algunas situaciones que causan incertidumbre a los colaboradores, lo cual frena su búsqueda por encontrarse en un estado de bienestar pleno y a su vez sentirse felices.

Es por eso que a continuación te comparto algunos tips que te ayudarán a lograr un equilibrio entre tu rendimiento y tu felicidad:

Crear un espacio ordenado, sin carga de trabajo y optimista te dará la armonía que necesitas para sentirte pleno y feliz, al final eso se verá reflejado en tu rendimiento. Celebra tus éxitos, no importa si son pequeños o grandes, adáptate a una cultura de reconocimiento propio para generar autovaloración y finalmente no olvides sonreir, contagiemos a más personas que buscan la felicidad.

"La felicidad no es algo preparado, viene de tus propias acciones"

-Dalai Lama

Escrito por: Nancy Martínez - CEO de LIVE 13.5°

 

EmpresasNegociosEmprendedores

¿Te gustó el contenido?

 

 

Recibe las noticias por correo

Entérate de la economía, noticias internacionales y el impacto en los negocios. Aviso de privacidad



 

Publicaciones más recientes