5 lecciones para no fallar en un emprendimiento
My Press

Sábado, 18 de agosto de 2018

5 lecciones para no fallar en un emprendimiento

  Las ideas no son suficientes para sostener un negocio

Publicado en: Ciudad de México, el por

Para emprender un proyecto, transformar una idea en un negocio o comenzar una startup desde cero, se requiere más allá de un buen concepto. Se necesita esfuerzo, dinero, paciencia, algo de suerte y en especial, conocimiento tanto del mercado como de la acción misma de empezar una compañía. A pesar del esfuerzo de organizaciones, gobiernos y firmas por construir esquemas de apoyo y fomentar estas actividades, hay algunas lecciones que, por falta de experiencia, los principiantes del ecosistema no suelen conocer:

Formar un producto/servicio necesario: Existen dos tipos de negocio. Las ideas que mejoran las cosas indispensables son las más adecuadas al generar un emprendimiento, pues facilitan acciones necesarias, hacen el trabajo, responsabilidades y tareas de las personas menos laboriosas, ahorran tiempo o dinero, cambian el comportamiento de la sociedad e incluso pueden revolucionar la industria. Cualquier otra innovación es un concepto "estaría bueno si...", los cuales también pueden vender pero requieren un acercamiento cuidadoso.

Llevar a cabo iniciativas en campos familiares: Las compañías no viven únicamente de una gran idea o concepto. Especialmente en los emprendimientos, el líder tiene un rol fundamental en el éxito o fracaso de la startup. Por esta razón, el conocimiento, experiencia, educación y contexto del primer empresario debe alinearse con el negocio que se construye, necesita ser parte de su persona. La única forma de triunfar es cuando se tiene tanto un proyecto novedoso como a la persona correcta con la capacidad de ejecutarlo.

Cada adversidad, cada fracaso, cada corazón roto, carga con la semilla de un beneficio de igual o mayor magnitud" — Napoleon Hill, Think and Grow Rich

Determinación, el principal activo de la empresa: Emprender es una acción llena de obstáculos, fracasos y trabajo, por lo cual se requiere una gran voluntad por parte del líder. No solo se trata de absorber los costes monetarios de un negocio que probablemente requiera años de esfuerzos para generar rendimientos, es mantenerse firme ante la adversidad, los obstáculos y proseguir con la idea original a pesar de la desesperación. Construir una compañía exitosa requiere sobrevivir a desafíos insuperables con paciencia y valor.

No dejar un empleo estable es una gran ventaja: Si bien algunos emprendedores creen necesario dedicarle cada minuto de su tiempo y concentración a su negocio para triunfar, un trabajo seguro puede aligerar muchas penurias económicas en el largo plazo, especialmente si el proyecto no sale a flote. Además, puede ayudar a tomar decisiones más centradas e inteligentes en el futuro de la startup. Es importante mantener una integridad profesional y establecer como prioridad la compañía en donde se es colaborador.

Se debe tomar en cuenta el costo de ejecución: Hay muchos negocios que al final fracasan por no haber estructurado un buen sistema de organización. Pero una fracción no prosperan por no haber calculado correctamente (o en absoluto) los gastos de subsistencia. El objetivo de una compañía es conseguir una ganancia, de lo contrario se convierte en un hobby. Es indispensable comprender cuántas ventas se necesitan conseguir y conservar para mantener la empresa viva y analizar si es un objetivo posible.

 

 

NOTICIAS DE LA SECCIÓN

Argentina por los playoffs en Mundial de Robótica

Transformación digital pone en peligro a Internet

Entrenamiento quirúrgico con realidad virtual

Software ilegal en startups

Empresas Emprendedores Startups

¿Te gustó el contenido?