El nuevo Cine Mexicano es independiente
My Press

Martes, 24 de abril de 2018

El nuevo Cine Mexicano es independiente

  Desde la Época de Oro, el cine mexicano nunca había sido tan poderoso

Publicado en: Ciudad de México, el por

"¿Qué película quieres ver?" es una pregunta que nos han hecho al menos una vez en la vida. Hasta hace poco la respuesta generalmente estaba en los anuncios, avances y letreros con los que Hollywood invadía la ciudad, pero hoy en día la industria cinematográfica ya no está monopolizada por las grandes productoras.

El cine independiente mexicano ataca el mercado con fuerza y eficacia. Desde las producciones sumamente populares de artistas como Luis Estrada (La Ley de Herodes, 1999), Alejandro González Iñárritu (Amores Perros, 2000) y Manolo Caro (No sé si cortarme las venas o dejármelas largas, 2013) hasta las películas más artísticas de Diego Quezada-Díez (La Jaula de Oro, 2013), Amat Escalante (Heli, 2013) y Michael Rowe (Año Bisiesto, 2010); el cine mexicano escala notoriedad a través de sus ideas, su visión artística y su voluntad.

"Cuando terminó la época de oro del cine mexicano, la industria se estancó" comenta Amérika Moreschi, guionista y productora cinematográfica, "pero en los últimos 20 años se ha revitalizado. Cada vez vemos más películas y cortometrajes, dentro del país, que vienen de artistas y cineastas nacionales poco conocidos, pero increíblemente talentosos", añadió la artista.

Recientemente el cine mexicano demuestra la fortaleza que perdió en la década de los 50, con una fuerte apuesta por la calidad.

El cine independiente nació como una forma de expresión para las diferentes corrientes cinematográficas internacionales. El neorrealismo italiano, la nouvelle vague francesa, el free cinema inglés fueron movimientos artísticos que, en la búsqueda de expresar sus principios, crearon sus filmes lejos del cine comercial de principios del siglo XX.

Desde el inicio del siglo XXI se extendió la disponibilidad de diferentes equipos profesionales y semi-profesionales de audio y video, que permitieron incluso a pequeños grupos de cineastas unirse e incursionar formalmente en el séptimo arte.

Sobre el cine independiente, Amérika Moreschi apuntala que "es la forma más pura de hacer películas, sin las limitaciones que el cine comercial suele imponer a los artistas. Aunque no tienen el mismo presupuesto ni pueden aspirar al mismo nivel de distribución que los productos de Hollywood, suelen tratar temas originales y perspectivas innovadoras. Y por eso logran conectar con la gente: por su frescura y honestidad creativa".

Hoy en día el cine independiente mexicano se reúne, junto con otras propuestas cinematográficas, en el Festival Internacional de Cine de Morelia y el Festival Internacional de Cine de Guadalajara. A escala mundial, el cine independiente se reúne año con año en el Sundance Film Festival en Utah, Estados Unidos.

 

 

NOTICIAS DE LA SECCIÓN

Día de Muertos en CDMX 2017

Liga de e-sports ayuda a causas sociales

Indies mexicanos entran a Kickstarter

La propuesta indie mexicana en el EGS Live

¿Te gustó el contenido?